El abc del presupuesto familiar (1/2)

El abc del presupuesto familiar (1/2)

Guía para un presupuesto familiar:

¿Cuánto debemos ahorrar como familia? ¿Hasta dónde me puedo endeudar? ¿Qué tanto puedo gastar en diversión y entretenimiento? ¿Cómo puedo hacer para que mis ingresos me rindan?¿De qué estará hecho mi presupuesto familiar mensual?

Quien se haga las preguntas anteriores, sobre todo si se hace en pareja o familia, está en el camino correcto para fortalecer y estabilizar sus finanzas.

Tengo la firme convicción de que, más allá del ingreso de cada quien, el cómo determinamos la distribución de cada peso ganado es uno de los principales factores para elevar el nivel de riqueza y seguridad financiera familiar.

Dividiremos estas recomendaciones en dos partes: Técnicas para la formulación y cuantificación del presupuesto familiar en sí. En una segunda entrega compartiremos algunas ideas de cómo lograr lo más difícil: Ejecutar el plan.

Primer paso del presupuesto familiar: ¿En qué gastamos?

Para muchos, el dinero rinde hasta donde alcance. Luego recurrimos a las tarjetas, cuando ya el ingreso se acabó. Y de ese círculo vicioso de gasto descontrolado, desenfocado, y basado parcialmente en deudas, surgen los enlíados y posteriormente los leprosos bancarios.

La persona o familia que se proponga tomar control de sus finanzas, debe primero hacer un ejercicio honesto, y con cierto nivel de detalle de la distribución de sus ingresos en 3 o 4 canastas.

Primero, ¿Cuánto se gasta en necesidades recurrentes del hogar? La palabra aquí es “necesidad”. Por ejemplo, necesitamos ir al supermercado, mas no es necesario comer en un restaurante.

Al llevar el registro de los gastos (por ejemplo, tomando apuntes por un tiempo, y revisando el movimiento de las cuentas de ahorros o tarjetas de crédito), también se verá que un muy alto porcentaje de nuestras salidas son recurrentes. Se repiten, de forma tan previsible y circular que sorprenderá a muchos.

¿Cuánto gastamos en necesidades que no son recurrentes? Por ejemplo, la matrícula escolar, el seguro del vehículo o el doble sueldo del trabajador doméstico.

Segundo paso del presupuesto familiar: ¿Cuánto gastamos en gastos “discrecionales”?

No todo en la vida es lo necesario. Todos aspiramos al ocio, a la diversión y los regalos. Al gasto “discrecional” que hacemos, no porque tenemos o debemos hacerlo, sino porque los queremos. Y aquí entra la honestidad: Necesitamos un teléfono, por ejemplo. Pero un teléfono inteligente del 2015, ¿es realmente una necesidad? ¿O será un lujo?

En la primera gráfica se observará cuánto destinan las familias dominicanas en estos gastos como por ciento del ingreso del hogar y por nivel de ingreso.

Tercer paso: ¿ Cuánto ahorramos para el presupuesto familiar mensual? 

Más allá del gasto, las familias también acumulan ciertos activos por vía del ahorro o el endeudamiento.

En cuanto a la deuda, sorprende la cantidad de hogares que no saben el monto y las condiciones de sus préstamos o el por qué recurrieron a ellos. Toca hacer ese “inventario”, como un paso para su eliminación como luego veremos.

Para muchos, el ahorro es lo que queda de remanente luego de pagar lo necesario, los lujos y las deudas acumuladas cuando se gastó más allá de lo ingresado.

Sin embargo, el buen presupuesto familiar pondrá el ahorro de primero. Un propósito clave puede ser para alimentar un fondo para emergencias e “imprevistos” (¿Realmente son imprevistos?) al cual podríamos recurrir en caso de perder los ingresos temporalmente, por 3 o 6 meses.

El ahorro podrá ser de corto plazo (como el que se hace para un gasto importante y previsible), con un destino específico (el inicial de tu apartament0 o vehículo) y de más largo plazo para fines de la educación de tus hijos o vejez.

Finalmente, no hay una distribución de presupuesto familiar única. Dependerá del autor consultado y, sobre todo, de la realidad de cada quien, que bien no tiene porque quedarse igual a través del tiempo.

Ahora bien, la proporción más importante es… ¡La tuya! ¿Sabes cuál es? ¿Cómo se compara con las presentadas aquí?


“No me digas lo que tú valoras. Muéstrame tu presupuesto y yo te diré lo que tú valoras.”

Joseph (“Joe”) Biden, vicepresidente de los EE.UU.


 

Alejandro Fernández W.

Alejandro Fernández W.

Analista financiero, con más de 20 años de experiencia trabajando con el sector bancario dominicano.



Audiencias
Clientes bancarios

Artículos relacionados

El teatro cambiario

“Para que este ecosistema sea accesible al conjunto de los dominicanos, ampliaremos la educación e inclusión financiera, con miras a

Aunque te lleven al río

A él, por seguir disparando. Mientras el gobierno intenta resolver su aparente esquizofrenia frente a cómo enfrentar la crisis económica

A ti, pequeño empresario: ¿En qué momento buscar el impulso? (3/3)

¿Cuándo es el buen momento para endeudarse? ¿Y cuando llega ese momento cómo sabes si vas a prestarle o no

Volver Arriba