¿Corralito con los fondos de pensiones?

¿Corralito con los fondos de pensiones?

El buen crédito no se impone. Ni se regala, y tampoco se legisla, ni se decreta. El buen crédito se gana, con historial, planificación, ejecución, resultados, cumplimiento y transparencia. Aun con las mejores intenciones del mundo, para obtener buen crédito, no importa de quién, hay que ganárselo.

Precisamente el principal problema del anteproyecto de ley que algún genio recomendó que el presidente Medina presentara al Poder Legislativo es que pretende asignarle al sucesor del desastroso “BNVFP” el privilegio de acceder al ahorro de los trabajadores dominicanos de manera forzosa e ilegal.

Según el referido anteproyecto, el Banco Nacional Dominicano de Desarrollo de las Exportaciones (“BANDEX”), que será el heredero de 10 años de desvergonzada gestión del casi extinto y moribundo BNVFP, tendría la patente de secuestrar, sin mérito o crédito alguno, RD$24,163,868,465 o el 10% de los fondos de pensiones de los trabajadores y otros tantos de las reservas de las aseguradoras.

Debe reconocerse que este amago de “corralito” de los fondos no es nuevo, pues se había pretendido y contemplado en la primera ley de 2004, que “transformó” al antes prestigioso BNV, aunque por su redacción no logró materializarse.

Eso si, y como podrán entender a continuación: ¡A Dios gracias que así fue!

El crédito público y las AFP’s 

La arenga de algunos legisladores y el actual administrador general del BNV, motivando la aprobación del anteproyecto BANDEX es patéticamente lamentable.

Sugerir que las administradoras de los fondos de pensiones (AFPs) quieren “continuar con el monopolio” de los fondos de trabajadores o que ellas creen que esos ahorros son “un botín que les corresponde, y que el Estado no puede actuar en consecuencia” es un ridículo.

No exagero.

Quisiera pensar que bastará con la primera gráfica, donde cualquier neófito verá que casi RD$8 de cada RD$10 de los fondos de pensiones están colocados… ¿Adivine dónde? ¡En diferentes instancias del propio Estado, como el Banco Central, el Ministerio de Hacienda, el Banco de Reservas y el mismísimo (aunque en mucho menor escala) BNVFP!

Si a “botín” o “monopolio” vamos, ¿Botín de quién? ¿O es que no es obvio que ya el Estado actuó “en consecuencia”?

Ahora bien, las AFPs y 20,000 inversionistas privados compran títulos del Banco Central o del Ministerio de Hacienda, porque esas entidades se han ganado la confianza y el crédito del mercado, tanto local como internacionalmente.

El BNVFP (y el BANDEX) disfrutan de las mismísimas “garantías subsidiarias e ilimitadas del Estado” en las que se apoyan el Banco Central, el Banco de Reservas o el Ministerio de Hacienda.

A pesar de contar con ese respaldo legal, y hasta la misma “letra” de las calificadoras de riesgo, el BNVFP no goza del mismo crédito de Hacienda, ni de los bancos estatales Reservas o Central.

¿Por qué? Basta con ver los estados financieros auditados del BNVFP a diciembre 2013 para darse cuenta. Para comenzar, es la única entidad financiera importante del país con una opinión calificada adversamente por sus propios auditores.

Es la única entidad que ha acumulado pérdidas crediticias por RD$634 millones que, de contabilizarse como manda la ley, harían desaparecer las utilidades netas acumuladas de los últimos 5 años.

Para visualizar esas pérdidas crediticias, observe la segunda gráfica: A diciembre 2013, el 20.8% de los préstamos del BNVFP estaban vencidos, la mora más alta registrada por cualquier de las entidades financieras dominicanas.

¿Otro ejemplo? En 2012, el BNVFP se permitió contabilizar unas magras utilidades de RD$16 millones creando, irregularmente en lo contable y financiero, ingresos por RD$334 millones de un proyecto que sólo existía en papeles.

No fue la primera vez que se utilizó contabilidad creativa para cerrar en “azul”. Ya se había hecho en el 2009 (por RD$100 millones), aunque posteriormente se revirtió cantinflescamente.

No se reversó, sin embargo, el “palo” o “tumbe” por RD$216,000,000 que unos extranjeros nos dieron en el 2005, ofreciéndonos, como los espejitos con que Colón engañó a los taínos, un crédito de US$25,000,000… ¡Dizque de Australia!

¿Borrón y cuenta nueva?

El nefasto pasado del BNVFP de los últimos 10 años, dirán algunos, no tiene porqué repetirse en el promisorio futuro que todos deseamos para el BANDEX.

Quizás sea así. O quizás no.

No hay nada dentro del anteproyecto para indicarnos que el botín político en el que se convirtió el BNVFP de 2004-2014 no se mantendrá en los años por venir.

Comenzando con que la mugre de la última década se está barriendo bajo la alfombra de un proceso de “saneamiento”, sin consecuencia para nadie o nada. Siguiendo con que el nuevo directorio de 7 del BANDEX, será dominado por 5 ministros “ex officio”y un administrador designado al dedillo por el Ejecutivo, sin establecerse siquiera una terna o un perfil técnico mínimo para asegurar que no se repitan los errores del pasado.

Entonces, ¿Qué hacer?

La banca de desarrollo no es necesariamente mala. Ni la banca pública. Ni que se respalde ese tipo de banca con los fondos de pensiones. Pero sí lo es hacerlo como se hizo “banca “en el BNVFP, o como se pretende forzar con el BANDEX.

Existe ya en el Estado una institución con la credibilidad, las relaciones internacionales, el acceso al crédito local y foráneo y el capital humano y tecnológico para ejecutar el mandato del BANDEX.

Banreservas bien puede absorber lo que queda del BNVFP, y crear una nueva sub-administración general de Banca de Fomento y Desarrollo de Exportaciones.

Puede apoyarse también, con unas revisadas y actualizadas normas prudenciales, en toda la banca privada, para beneficio de exportadores e industriales. Y las pensiones de nuestros trabajadores.


“Eso yo lo saqué, y lo pusieron. Eso no va. Eso lo puso el Gobierno, y eso está mal.”

Rafael Camilo, superintendente de Bancos de la República Dominicana (refiriéndose a la inversión forzosa del 10% de los fondos de pensiones en el propuesto BANDEX)

Alejandro Fernández W.

Alejandro Fernández W.

Analista financiero, con más de 20 años de experiencia trabajando con el sector bancario dominicano.



Artículos relacionados

¿Qué hacer?

Platón fue quien dijo: “La Ciudad es lo que es porque los ciudadanos son lo que son”. Por ello motivaba

Mi relación con ella (III)

El poeta no se equivocó: “Es tan corto el amor y tan largo el olvido.” De que te amé, te

Un coloso bancario

Dice la siempre bien informada “Coctelera” del periódico Hoy, que el administrador general del Banco de Reservas, Daniel Toribio, está

Volver Arriba