IMPORTANTE: Conoce las medidas tomadas por las entidades bancarias por COVID-19

Los cinco jinetes

Los cinco jinetes

El 2006 fue el año de la banca de consumo. ¿Quién lo duda? Las dos transacciones más importantes de fusión y adquisición en el sector financiero fueron las de BHD-Republic Bank y Citibank-Scotiabank, ambas del negocio personal. Las ferias están en su pico desde que se introdujeron, y ahora una AA&P dice estar siempre de feria.

Si el crédito bancario creció, como lo hizo vertiginosamente durante el año, se debe a las iniciativas enfocadas no al gran cliente corporativo de antes, sino al adquiriente de un vehículo, una vivienda o unas vacaciones en China. Hasta

“la tasa se tiró por la ventana”, alcanzando el interés hipotecario su punto más bajo en la historia de los últimos 25 años.

¿Quiénes son los líderes?

Si en términos generales en la banca existen dos gigantes (los de siempre, Reservas y Popular) afortunadamente el mercado de la banca de consumo está algo menos concentrado, y lo componen cinco jinetes. El mensaje no es apocalíptico, más bien competitivo: a los primeros dos se agregan Scotiabank, BHD y León, y son pocos los caballos, en este hipódromo bancario, que se acercan a esta cuadra. (Aunque en el circuito también están las AA&P, que no incluimos pues falta su información a junio 2006, fecha de este análisis).

Como muestra la gráfica, la participación de mercado en los activos de consumo guarda relación con el total de las operaciones bancarias. Es decir, el liderazgo en la banca de consumo está asociado al “market share” general que mantenga una entidad.

Una excepción notable.

Los amigos del Norte, y nos referimos a los del Canadá, tienen una participación de mercado del 8% en nuestro análisis (que excluye, nuevamente, al Banco del Progreso). Sin embargo, del total de los activos prestados a personas, el Scotiabank tiene una participación del 21%, comparado al 23% del Reservas y mayor que el BHD (aunque la brecha se estrechó con la adquisición de las carteras de consumo del Republic).

Lo que llama la atención.

Treinta por ciento del total de la cartera de la banca múltiple está vinculada a personas físicas.
Para finales de 2007 no sorprendería que alcance el 50%. En algunos casos, como el Scotiabank, esta relación ya alcanza el 72% de la cartera bruta. Los bancos emergentes, como Caribe (54%) y Vimenca (39%) también se han abocado claramente a buscar su espacio o nicho en este segmento del negocio bancario.

Obviamente, el perfil de riesgo de la banca ha variado con relación al de años anteriores, y en ese mismo sentido (y magnitud) es importante que los banqueros, y la supervisión, dediquen mayores recursos para analizar y, como dicen, “mitigar” una amenaza futura.

Para las próximas ventas.

Aunque se aprecia una mayor competitividad en el mercado hipotecario, dado el interés de la banca de penetrarlo, todavía falta mayor dinamismo en otros, como las tarjetas de crédito.
Con las ventas de Citibank y Republic, el negocio de consumo se concentra cada vez más.

Los “Top 5” controlan 94% de las tarjetas, 95% de los préstamos al consumo y 98% de los préstamos a la vivienda. Y en cada caso, son las mismas cinco entidades de la banca múltiple.

En los EEUU, cuando un banco controla más del 10% del mercado, se le limita adquirir otras entidades, por aquello del juego de monopolio. Aquí no sabemos cuál será el límite y reconocemos que falta mucho por consolidar.

Como en el hipódromo, no todos los que salen llegan. Pero cinco jinetes ya son pocos.


“Habrá un proceso de fusión con las asociaciones grandes que tienen buenos beneficios y que pueden asumir los costos que tienen hoy en día.”

Rafael Camilo, Superintendente de bancos

Alejandro Fernández W.

Alejandro Fernández W.

Analista financiero, con más de 25 años de experiencia trabajando con el sector bancario dominicano.



Volver Arriba