Esos offshores

Esos offshores

El Poder Ejecutivo acaba de someter a la consideración de los legisladores un ambicioso y visionario proyecto de ley para establecer zonas financieras internacionales (ZFI).

De ser aprobada la iniciativa, próximamente tendremos una banca transfronteriza “made in Dominican Republic.”

Si los términos confunden, sustituya ZFI o transfronteriza por lo que en el país se conoce como banca “offshore” y que para muchos traerá amargos recuerdos de la crisis bancaria de 2003. Aliviará saber que desde entonces la banca offshore ha cambiado para bien, y el proyecto ZFI es una muestra del nuevo enfoque. Aunque según la propuesta de legislación, las entidades financieras de capital dominicano no podrán participar, por ejemplo, en el proyecto ZFI de Guayacanes, los dos grupos financieros locales más importantes, Popular y BHD, desde hace décadas mantuvieron en Cayman y mantienen en Panamá un exitoso negocio bancario.

Además de los criollos, los cinco bancos extranjeros presentes en RD (Citibank, Scotiabank, Republic, Altas Cumbres y Promérica) todos tienen importantes nexos con centros offshore, como Panamá, Cayman, Bermuda y Granada.

Volvamos a 2002.

Aunque inquiete a algunos, dimensionar la importancia de la presencia dominicana en los centros transfronterizos de 2002 nos ayuda a entender el mercado que sobrevivió. Antes de la crisis, además de los dos bancos locales ya citados, los fallidos Bancrédito, Intercontinental y Mercantil también mantuvieron importantes operaciones en esas plazas. Algunos, como el “Mercantil DR Internacional Corporation” ni siquiera tenían licencia bancaria de Panamá, aunque se promocionaban como tal. De los US$1,200 millones en depósitos del público que estimamos fueron captados por las offshore, cerca del 70% de este monto correspondió a las entidades fracasadas.

En su momento, esos depósitos representaron el 15% del total de captaciones del país. Cinco años más tarde, las captaciones disminuyeron a US$420 millones (un 65% menos) y apenas representan el 4% del total de depósitos dominicanos.

Un offshore modelo 1984.

De los bancos trasnfronterizos que sobrevivieron, el Popular Bank se distingue no solamente por sus resultados financieros (ver tabla) sino porque fue la primera entidad de esa naturaleza de capital dominicano, fundada hace 23 años.

Con US$411 millones en activos, el banco dominicopanameño sería el sexto banco privado más grande del país.
Llama la atención, eso sí, que aun cumpliendo con los estándares internacionales de liquidez, capitalización, etcétera, su contraparte local, el Popular, mantiene índices mejores que el panameño.

Igualmente curioso es el hecho de que, cuando algunos observadores comentan que los vehículos offshore son utilizados para importantes negocios crediticios fuera de las normas locales, el banco criollo logró aumentar su cartera 30% en 2006, cuando la versión panameña mantuvo su nivel de operaciones igual a 2005.

Futuro transfronterizo

Con la entrada en vigencia de la contabilidad y supervisión consolidada, y los reglamentos de transfronterizos y vinculados, las prácticas que en el pasado se verificaron en los bancos fallidos, difícilmente repetirán.

En un futuro no muy distante, preveo que los grupos locales optarán por integrar sus operaciones locales con las offshore.
Lo paradójico es que, cuando lo hagan, lo probable es que el proyecto ZFI de Guayacanes se haga realidad. Irónico, ¿verdad?


 LA CIFRA

4.68% la tasa de interés 

Cuando los bancos dominicanos pagan 2.52% por sus certificados financieros en US$, la banca internacional de Panamá paga en promedio 216 puntos básicos (o 46%) más, en la misma moneda. Eso fue a abril de 2007, la brecha es mayor a junio. ¿Quién entiende?

 386 millones de US$.

Fueron las captaciones que acumularon los vehículos offshore en Panamá y Cayman del difunto Bancrédito, antes de su caída. Bancrédito controló el 31% del negocio offshore. Esto no incluye las captaciones en papeles comerciales de las empresas relacionadas.

 28 Principios

De los 30 de supervisión efectiva según Basilea, son los que cumple Panamá, según un informe del Fondo Monetario Internacional. Paradójicamente, Bancrédito (Panamá) lucía solvente, líquido y hasta rentable conforme las cifras publicadas por la Superintendencia de Panamá. ¡En junio de 2003!


“Las Zonas Financieras Internacionales no forman parte del sistema monetario y bancario nacional, y se regirán por las disposiciones de la presente ley y sus reglamentos”

Proyecto de ley de las zonas financieras internacionales, Artículo 3.

Alejandro Fernández W.

Alejandro Fernández W.

Analista financiero, con más de 20 años de experiencia trabajando con el sector bancario dominicano.


Volver Arriba