1er Ranking: Altos costos operativos y concentración resaltan en el sistema financiero (2006)

1er Ranking: Altos costos operativos y concentración resaltan en el sistema financiero (2006)

Luego de la crisis bancaria de 2003 las instituciones financieras logran niveles históricos de provisiones o reservas crediticias, que exceden el 113% de sus carteras vencidas. Igualmente, se resaltan índices de liquidez de más del 43% con respecto a sus depósitos. La conversión del exceso de liquidez a cartera de crédito es el gran reto.

El tamaño no necesariamente va de la mano con la eficiencia. Según los resultados del Primer Ranking Sectorial Financiero Betametrix-CLAVE, el ratio de eficiencia, medido como la proporción de gastos operativos con respecto a los ingresos operativos, es más favorable entre las asociaciones y bancos de ahorro y crédito de tamaño mediano que en las entidades bancarias.

Entre las 20 instituciones financieras más eficientes sólo dos bancos múltiples resaltan, el Santa Cruz (53%) y el Reservas (61%), mientras que la lista la encabeza la Asociación Central de Ahorros y Préstamos con un ratio de 28 por ciento. El principal banco del sistema, el Banreservas (#18 en eficiencia), destinó a gastos operativos 5,110 millones de pesos en 2005, mientrás el sector gastó 24,073 millones de pesos.

El promedio para todas las entidades del sector es de 70%, lo que significa que por cada 100 pesos ingresados se gastan 70 en gastos generales y administativos. Se estima que en el ámbito internacional el ratio estándar de eficiencia está entre 45% y 55%, viéndose la banca en RD afectada por altos costos regulatorios (encaje legal, aportes a la SIB y al Fondo de Contingencia) y la factura energética, entre otros.

La alta concentración es otra de las características más resaltante en el mercado financiero domi- nicano, según los resultados del ranking. De acuerdo con “Las entidades más grandes”, los bancos de Reservas y Popular cuentan con el 47% de los activos del sis- tema, y se destacan también en el “Top 20” de las entidades de menor morosidad, mayor liquidez y más rentabilidad. El universo del sistema está constituido por las 100 entidades financieras del país, cuyos estados han sido publicados en la prensa.

Este nivel de concentración de los activos en sólo dos entidades refleja una tendencia si se compara con el año 2000, cuando los activos de ambos bancos sumaban el 34.4% del total del sector.

El Banco de Reservas ocupa el primer lugar, en función del tamaño, seguido del Banco Popular. En esta categoría del “Top 20” se encuentran 10 bancos comerciales, 7 asociaciones de ahorro y préstamo y 3 bancos de ahorro y crédito.

“El Top 20” de BetaMetrix y  CLAVE es un ranking de las 43 principales entidades financieras dominicanas que representan el 99.0% del total de de activos del sistema, donde se jerarquizan su tamaño, capitalización, morosidad de cartera, niveles de liquidez, eficiencia, rentabilidad y crecimiento comercial.

Un resumen del marco metodológico de este ranking, al igual que ciertas consideraciones para su adecuada interpretación, son publicados en esta misma edición, mientras que el detalle está disponible en las páginas web de BetaMetrix y Clave Digital.

Solvencia fortalecida

Con respecto al nivel de solvencia, la lista está encabezada por las asociaciones de ahorro y préstamo (AA&P), ocupa el primer lugar la Cibao con un nivel de 102.5%. De los bancos comerciales, en esta clasificación sólo se incluyó dentro de las primeras 20 entidades con mayor capitalización al emergente banco múltiple Santa Cruz.

El subsector de las asociaciones de ahorro y préstamo refleja tan alto nivel de solvencia debido, entre otros aspectos, a una concentración de sus activos en préstamos hipotecarios y certificados de participación del BC, que le favorece significativamente al momento de hacer las ponderaciones necesarias para calcular el índice de solvencia. Igualmente, en la medida que son entidades mutualistas que no pagan dividendos, tienden a retener la totalidad de los beneficios acumulados de períodos anteriores. Está claro el potencial, todavía no explotado, que le brinda estos altos niveles de capitalización al sistema mutualista.

De acuerdo con la Superintendencia de Bancos, a diciembre 2005 el índice de solvencia del sistema es de 12.5%, por encima del requerimiento legal (10%), y en el caso del subsector de la banca múltiple, estimamos que su solvencia en promedio se acerca al 14%, 40% por encima de lo requerida por las normativas prudenciales y por encima de los estándares internacionales.

Carteras de crédito en orden 

En cuanto a la calidad de la cartera de crédito, esta clasificación la encabezan los denominados bancos emergentes (Santa Cruz, Vimenca y Caribe) lo que se puede atribuir, además de una adecuada gestión, a lo joven de sus carteras, cuyos volúmenes de préstamos siguen siendo relativamente bajos y de reciente otorgamiento. El promedio de morosidad (cartera con más de 30 días vencida) del sistema es de 6.3%, por debajo del 7.5% que alcanzó a raíz de la crisis bancaria del 2003. El alto aprovisionamiento de cartera es otra de las bondades que caracterizan al sistema financiero. Nuevamente se destacan los bancos emergentes que llegan a tener hasta un 656%. Para todo el sistema, el promedio es de 113%, que comparado con el 50% de la cartera vencida reservada en el 2003, igualmente indica la efectividad de las exigencias regulatorias y la gestión bancaria de los últimos años.

Gran liquidez 

El sistema financiero dominicano tiene un excedente de liquidez muy grande. Según el Ranking de Betametrix y CLAVE a finales de diciembre del 2005 la liquidez del sistema era de RD$140,235 millones en efectivo y equivalentes de efectivo (certificados del BC, principalmente). Con respecto a los depósitos, el índice promedio de liquidez es de 43%, muy por encima del 20% exigido para fines de encaje legal. Entre las primeras 20 entidades con mayor liquidez se encuentran 10 bancos comerciales. Esto revela que uno de los retos que tienen estas instituciones financieras es convertir esta liquidez en operaciones crediticias con un mayor nivel de rentabilidad.

Si bien todas las entidades financieras incluidas en el “Top 20” registraron tasas de retornos sobre el patrimonio positivas, durante el 2005 muchas instituciones del sector registraron caídas en sus ingresos netos. Con respecto al 2004, los ingresos netos del 2005 de todo el sector bajaron 9%, por lo que solo 15 entidades del Top 20 registraron incrementos.


METODOLOGÍA

¿Cómo realizamos el ranking?

Objetivo. El propósito del Ranking Sectorial Financiero BetaMe- trix-CLAVE es proveer de manera periódica y uniforme un análisis sobre las principales variables e indicadores de gestión del sector financiero dominicano. El ranking no pretende calificar de modo alguno a las entidades financieras que cubrimos, pues esto requeriría de una mayor profundidad analítica, además de tomar en cuenta una serie de factores cualitativos que constituirían un ejercicio de “rating” (o calificación) diferente a un “ranking.”

Metodología. Para establecer el Ranking Sectorial Financiero BetaMetrix-CLAVE nos hemos basado en los principales indicadores de gestión aplicables al análisis y seguimiento de instituciones de intermediación financiera, que son comparables a los utilizadas por las principales firmas calificadoras y analistas financieros de intermediarios financieros, al igual que las inspec- ciones de gabinete realizadas por organismos supervisores. Utilizamos como fuente de información las publicaciones en la prensa de los estados financieros auditados de las entidades de intermediación financiera al 31 de diciembre 2005, al igual que ciertas informaciones publicadas en la página web de la Superintendencia de Bancos (SIB).

Limitaciones. La comparabilidad de algunos indicadores se verá afectada por la naturaleza y la historia de cada entidad de intermediación financiera. En ese sentido, no es lo mismo comparar un banco múltiple con una asociación de ahorro y préstamo o financiera. Un ejercicio complementario, igualmente importante, sería comparar la gestión de una entidad con sus pares o competencia más cercana o con otras entidades de su propio sector.

Aunque cubrimos de manera precisa las principales variables financieras (tamaño, capital, activos, crecimiento, rentabilidad, eficiencia y liquidez), y tres variables significativas de cada renglón, éstas deben ser ponderadas a la luz de otras perspectivas (macroeconómicas, institucionales y de mercado) para su adecuada contextualizacion.

No pretendemos abarcar la totalidad del universo del sector financiero dominicano, pues para fines de presentación y representatividad se hizo necesario limitar la muestra utilizada, por lo que se excluye un número importante de entidades pequeñas cuya mediana es RD$32 millones en activos totales pero que en su conjunto no representan el 0.9% del total de los activos del sector financiero. Posteriormente, y para fines de hacer un análisis universal, consideraremos publicar un ranking particular a este subsector, en su mayoría financieras en proceso de transformación a corporaciones de crédito.


Muestra utilizada

El ranking cubre 99.0% del total de los activos del sector financiero dominicano, compuesto por 43 entidades (12 bancos múltiples, 15 asociaciones de ahorros y préstamos, 11 bancos de ahorro y crédito y 5 financieras) con más de RD$50 millones en capital.


 Rentabilidad

La rentabilidad promedio del sistema, según el retorno sobre su patrimonio, es de 16.6%. Segun el Ranking betametrix-Clave, la entidad financiera más rentable es la Financiera Promerica (70.1%) seguida por el banco Ademi (40.5%). No sorprende que entre las entidades más rentables esten las enfocadas a la banca de consumo y de microcrédito. El Citibank es el banco más rentable (32.6%). Siete bancos comerciales lograron posicionarse en el top 20, lo que implica que se encuentran entre las 20 entidades más rentables del sistema. Las AA&P, por su alto nivel de capitalización, no se destacan en la rentabilidad patrimonial. Pero el caso de la AA&P Cibao llama la atención. Con un índice de solvencia de 102.5% logra una rentabilidad de 16.2%, dada su alta eficiencia.


 Crecimiento

En cuanto a la cartera bruta, los bancos más pequeños fueron los que más crecieron por la sencilla razón de que sus pequeños tamaños les dieron un mayor espacio para crecer. En ese sentido, el banco Caribe encabeza la lista con un incremento en su cartera de 531%. Con respecto a los los depósitos, Adopem mantuvo el primer lugar con 408%, dado su proceso de transformación a entidad regulada.

En este top 20 sólo 6 bancos logran permanecer entre las entidades financieras que mayores tasas de crecimiento registraron y de los más grandes sólo dos: el Scotiabank y el banreservas, cuyas carteras se incrementaron en 50% y 23%, respectivamente. La tasa de crecimiento del sistema fue de sólo 9%. Con respecto a los activos este crecimiento es de 17 por ciento a nivel sectorial.

Alejandro Fernández W.

Alejandro Fernández W.

Analista financiero, con 20 años de experiencia trabajando con el sector bancario dominicano.



Artículos relacionados

Todavía no, profesor

“No hablemos de que estos son días oscuros” declaró Winston Churchill en uno de sus más famosos discursos. “Hablemos mejor

A paso de vencedores

Aunque recientemente se ha puesto de moda hablar de cómo estaba la banca dominicana en mayo de 2003, para algunos

Calificadoras: "Mientras más grande, mejor"

“Hay que tomar riesgos”, decía Leo Buscaglia, “porque el mayor peligro en la vida es no arriesgar nada”. Si se

Volver Arriba