IMPORTANTE: Conoce las medidas tomadas por las entidades bancarias por COVID-19

Cuando endeudarse sale barato

Cuando endeudarse sale barato

Don Paco García es un hombre realizado. La empresa que preside, Industrias Nacionales, ha logrado la mayor calificación de riesgo de cualquier compañía no financiera en la República Dominicana. De hecho, su “rating” de largo plazo (AA-) resulta bastante mejor que el de la de la mayoría de los bancos dominicanos del país (salvo una sola excepción). ¿Qué pasa cuando el que se financia tiene menos riesgo que el financista?

Un nuevo mundo

El Superintendente de Valores es otro hombre realizado. Bajo su gestión, el mercado de valores dominicano ha alcanzado la cifra histórica de casi RD$20 mil millones en instrumentos autorizados y, según sus propias declaraciones, hemos de esperar unos RD$6 mil millones en los próximos meses.

Como muestra la gráfica de al lado, uno de los elementos catalizadores detrás de esta revolución en el mercado financiero dominicano ha sido la drástica reducción en las tasas de interés que rigen en la banca y que indirectamente determinan el costo de la deuda pública de los emisores.

La tasa de interés pasiva promedio (cariñosamente la “TIPP”) de la banca múltiple se ha convertido en el equivalente tropicalizado de la tasa “Libor” londinense o la “Prime” neoyorquina. Conforme se mueva ese tipo de interés, que refleja el costo de fondeo a plazo de los bancos, se determinará el costo del 80% de los instrumentos de deuda transados en la actualidad.

De un pico de 22.7%, en mayo de 2004 (bonita fecha esa), la TIPP alcanzó su punto más bajo hace unos meses cuando llegó al 6.2%. Desde que el Banco Central comenzó a medir este indicador, nunca se había alcanzado ese importante logro.

Para que se ponga en perspectiva el TIPP actual, recordemos que la tasa equivalente, que refleja el costo de los depósitos en los Estados Unidos es de 5.3%, apenas un 0.9% superior. La tasa Prime, utilizada como base para los préstamos preferenciales en los Estados Unidos, de hecho es mayor que el costo de fondos de la banca criolla, pues ésta es de 7.25%.

Toca aclarar, eso sí, que las tasas de referencia anteriormente citadas están vinculadas a instrumentos financieros denominados en dólares de los Estados Unidos. Sí, en ¡US$!

Es decir, para que se entienda bien, un certificado de depósitos en la República Dominicana, emitido por un banco local, en nuestro querido RD$ (Peso) ofrece, en promedio, un rendimiento superior a su equivalente de los Estados Unidos de solamente 90 puntos básicos.

¿Qué implica esto?

Dejemos a un lado que la coyuntura que describimos anteriormente no tiene la más mínima lógica financiera, salvo que seamos Alicia en el País de las Maravillas (cosas más extrañas suceden en nuestro país).

También obviemos, por el momento, que los rendimientos que un mortal ahorrista obtiene de un banco son inferiores a la inflación reportada por el Banco Central. Sí, aquella del 8.8% que se acumuló durante todo el 2007. El hecho es que, hoy en día, un depósito a plazo (¡ni hablemos de las cuenticas de ahorros!), no mantiene el valor real del dinero.

A pesar de todo lo anterior, hay noticias positivas… ¡para los deudores! Por ejemplo, para la empresa de Don Paco. Aunque todavía no es público, estimamos que con esa calificación de riesgo, los señores de INCA podrán colocar parte de sus RD$1,000 millones, a 7 años, a una tasa de TIPP más un margen de 1.50%. El otro emisor AA- lo hizo a 2.75%, pero a diez años y es una deuda subordinada, un poco más riesgosa que un bono corporativo.

Es decir, los fondos de pensiones, el principal inversionista del mercado local, podrán obtener un generoso retorno de 7.7% (aunque esto se revisará periódicamente) mientras ayudan a construir una nueva planta laminadora de varillas.

¿El costo? Aun si pagan TIPP más 2.50%, será menor que la inflación y parecido a la tasa preferencial yanqui, pero en RD$ (pesos). Una verdadera joya financiera. Y en su aniversario número 60. ¡Felicidades!


 LA SUBORDINADA 

Unos instrumentos muy populares en el mercado son las deudas subordinadas. A la fecha, 4 entidades financieras han emitido públicamente este tipo de valor, que totaliza RD$5,500 millones. Mucho dinero. Y vendrá más.

La «belleza» de esta deuda es que la regulación bancaria, aquí y en el resto del mundo, la considera como si fuera patrimonio, parecido a las acciones comunes, con la diferencia de que son instrumentos de deuda, cuyo rendimiento es una tasa fija (no un dividendo) y a un plazo predefinido . ¿Cómo que la deuda puede ser capital? La idea es que esta deuda, en el hipotético caso de una liquidación, solo se pagaría después de haber cumplido con los demás acreedores (como los depositantes), a los que está “subordinada”, pero antes de compensar a los accionistas. Así es que llevan algo más de riesgo que un depósito, pero no tanto como las acciones comunes.


 » Para hablar de crecimiento económico no sólo nos podemos limitar a tener un mercado bancario.»

Persia Álvarez , Superintendente Pensiones

 

Alejandro Fernández W.

Alejandro Fernández W.

Analista financiero, con más de 25 años de experiencia trabajando con el sector bancario dominicano.



Volver Arriba