3er Ranking: Más concentración y mayores utilidades

3er Ranking: Más concentración y mayores utilidades

Se destaca además el dramático aumento en las carteras de crédito y en la intermediación financiera de la banca.

John D. Rockefeller no dudó en afirmar que la competencia era el mayor pecado. Como todo monopolista, mientras mejor dominaba un mercado, mayores y más estables eran sus utilidades. Por lo menos así era el negocio petrolero. ¿Será lo mismo en la banca?

Los resultados del Ranking Sectorial Financiero BetaMetrix- CLAVE, que producimos por tercer año consecutivo, apuntan en esa dirección. La concentración bancaria, medida por la participación de mercado de sus primeros tres integrantes (Reservas, Popular y BHD), aumentó nuevamente: de 56% en el 2005 a 59% en el 2006 hasta alcanzar el 61% al cierre de 2007, según los estados financieros del sector.

Aparentemente este proceso de consolidación, conjuntamente con la recuperación definitiva del Banco del Progreso (que publica sus estados financieros auditados por primera vez desde el 2004), sustenta el mayor crecimiento jamás registrado en las utilidades de la banca dominicana.

Unas cifras históricas

Ni siquiera en el pico de la última burbuja bancaria, allá en diciembre de 2001, logró todo el sector financiero dominicano registrar las utilidades netas obtenidas en el 2007. Si entonces se registraron US$280 millones (excluidas, obviamente, las pérdidas ocultas de algunos bancos), en el último cierre fiscal se obtuvo US$300 millones o RD$10 mil millones, que es un crecimiento de 49% en sólo doce meses.

El retorno para los accionistas de todo el sector fue de 17.6% y sobre los activos alcanzó el 2.0%. Ambos logros resultan récords al compararse con los obtenidos en las primeras dos entregas de este ejercicio: 16.6% y 1.8% en 2005 y 14.4% y 1.8% en 2006.

¿Qué explica el impresionante desempeño de la banca dominicana? Un elemento importante, sin duda, ha sido un tímido avance en su eficiencia operacional. Aunque la cifra resulte todavía alta bajo estándares internacionales, en el 2007 la banca gastó 73 centavos de cada peso que generó en ingresos, dos centavos menos que en el 2006.

Por su tamaño, el Banco de Reservas es la entidad de mayor ponderación en nuestra muestra y sigue rompiendo el paradigma de su naturaleza estatal. Por tercera vez, el coloso público se mantiene como el banco múltiple más eficiente (en términos relativos) de todo el sistema, con un índice de eficiencia de 67 centavos por cada RD$ producido.

Otro factor clave ha sido la mejora en la calidad de los activos financieros, y por ende el menor requerimiento de provisiones para posibles pérdidas. En el 2005, 6.3% del total de la cartera de crédito del sistema presentaba una situación morosa. Luego de disminuir a 4.9% en el 2006, la positiva tendencia se mantiene en el 2007 al alcanzar 4.1% del total.

Ahora bien, la rentabilidad del sistema no se explica solamente porque haya sido más eficiente y prudente en los negocios que hace. Lo cierto es que está haciendo muchos más negocios que antes, a un ritmo sin precedentes en la historia reciente.

Tras salir de la crisis bancaria, la banca apenas hizo crecer su cartera de préstamos 10% en el 2005. Por segundo año consecutivo, el crecimiento supera el 20%: 22% en el 2006 y 27% en el 2007.

En ese sentido, la banca logró en el 2007 asumir más de lleno su rol como intermediario entre los ahorros del público y los usuarios del crédito bancario. Cuando antes (en el 2005) solamente lograba canalizar el 54% de los depósitos en forma de préstamos, en su último año aumentó este índice al 68%, y volvió a los niveles que la caracterizaron años atrás.

No obstante, la liquidez del sector financiero, y específicamente del subsector mutualista, mantiene niveles que todavía podrían caracterizarse como excesivos. Por cada RD$100 en depósitos, el sistema mantiene 47% en la forma de efectivo o inversiones líquidas (en el Banco Central o en el extranjero). La banca múltiple, única en captar depósitos en moneda extranjera, mantiene el 55% de esos US$2,760 millones en forma totalmente líquida.

Movilidad social y colosal

El equipo de los “primeros 20” es uno exclusivo y excluyente. La Asociación La Previsora de A&P, de Santiago, es el único nuevo integrante en las filas de los líderes, luego de sustituir a Altas Cumbres, adquirido por el también extranjero Scotiabank.

Solamente el Banco del Progreso, luego de su reestructuración y reenfoque organizacional, perdió dos escalones en la tabla de los “Más grandes”. El meteórico Banco Caribe, que en el 2005 no estaba entre los primeros 20, ascendió 4 escalones en 2007 para colocarse en el sitial número 15.

Los dos colosos bancarios, el público y el privado, retoman una vieja batalla, cada vez más apretada, por el liderazgo sectorial. En el 2005, la participación de mercado del Banco de Reservas era mayor por 2.2% que la del Popular. Esa diferencia se mantuvo en 2006, pero en el 2007, y gracias a un impresionante crecimiento en su cartera de créditos (37%), el banco privado ya está solamente a 0.2% (o RD$1,200 “milloncitos”) de desplazar al Banreservas de la cima del “ranking”.

El dinamismo comercial del líder Popular Dominicano fue seguido bien de cerca por sus pares de la banca múltiple privada. No obstante sus ya respetables tamaños, los bancos BHD, Scotiabank y León, cuya participación de mercado (22%) se acerca al líder, crecieron 41%, 31% y 29%, respectivamente. Los múltiples más pequeños siguieron igual ritmo.

Mutuales rezagadas 

En el 2005, de las primeras 20 entidades de mayor tamaño por activo, 7 eran asociaciones de A&P y representaban el 13.4% del mercado. Dos años después, las representadas aumentaron a 8, pero su participación de mercado cayó ligeramente a 12.1%.

La efectividad de la banca múltiple en atacar el nicho hipotecario, anteriormente exclusivo del sistema A&P, ha jugado un rol importante en este sector. De las 20 entidades de mayor crecimiento comercial, solamente dos son asociaciones de cierta magnitud (La Nacional y La Vega Real), mientras que los dos colosos mutuales (Popular y Cibao) están ausentes de la lista.

¿Que le espera al sistema mutualista de 2008? Mayor competencia, a juzgar por el renovado interés que la banca múltiple ahora muestra por el otro producto mutual, la cuenta de ahorros. No obstante, las AA&Ps son líderes indiscutibles entre las entidades más solventes y de mayor liquidez (13 de 20, en ambos casos), por lo que cuentan con mayores bases de crecimiento que sus contrapartes por acciones.

Un año de pocos cambios

Vistos los resultados del Tercer Ranking Sectorial Financiero, no se puede dejar de destacar lo poco que ha cambiado el desempeño, positivo, y con tendencia a mejorar, del sector desde 2005.

Más solvencia. Más líquidez. Mayor rentabilidad. Mejor cartera de créditos. Mismos actores e iguales participaciones de mercado. La misma ineficiencia.

Así es como 2007 podrá ser recordado, sobre todo, como el año de mayor crecimiento en la rentabilidad absoluta y la actividad comercial de la banca (dirigida, eso sí, al financiamiento de la vivienda y el consumo).

Pocos dudarán de que, al complementar estos resultados con la mejora cualitativa en la gestión bancaria y la supervisión oficial, la banca dominicana de 2007 está mejor que en el 2006 y el 2005. ¿Habrá tenido razón Mister Rockefeller, con aquello de la competencia y el pecado?


METODOLOGÍA

Consistencia metodológica, año tras año.

Objetivos. El propósito del Ranking Sectorial Financiero BetaMetrix-CLAVE es proveer, de manera periódica y uniforme, un análisis sobre las principales variables e indicadores de gestión del sector financiero dominicano. El ranking no pretende calificar de modo alguno a las entidades financieras que cubrimos, pues esto requeriría de una mayor profundidad analítica, además de tomar en cuenta una serie de factores cualitativos que constituirían un ejercicio de “rating” (o calificación) diferente a un simple “ranking”.

Metodología. Para establecer el Ranking Sectorial Financiero BetaMetrix-CLAVE nos hemos basado en los principales indicadores de gestión aplicables al análisis y seguimiento de instituciones de intermediación financiera, que son comparables a los utilizados por las principales firmas calificadoras y de analistas de entidades bancarias, al igual que la inspección de gabinete de organismos supervisores. Utilizamos como fuente las publicaciones en la prensa de los estados financieros auditados al 31 de diciembre de 2007.

Limitaciones. La comparabilidad de algunos indicadores es afectada por la naturaleza y por la historia de cada entidad. En ese sentido, no es lo mismo comparar un banco múltiple con una asociación de A&P. Un ejercicio igualmente importante sería comparar la gestión de una entidad con sus pares, o competencia más cercana, o consigo misma en el tiempo. Las variables que analizamos deben ser ponderadas a la luz de otras perspectivas (macroeconómicas e institucionales) para su adecuada contextualización.


 LOS MÁS DESTACADOS 

Banca múltiple

En el sector múltiple, el Banco BHD es la única entidad que logra estar presente en 7 de los 8 renglones analizados en el ejercicio de este año. El Banco Popular Dominicano repite por segundo año con 6 menciones, también obtenidas por primera vez en el 2007 por los bancos Scotiabank, Santa Cruz y Vimenca. En 5 renglones están el Banco León y el extranjero Citibank.

Asociaciones A&P

Las asociaciones La Nacional, La Vega Real, Dominicana y, sorpresivamente, la Maguana, conquistaron una presencia en 6 de los 8 indicadores evaluados. Les siguieron las mutalistas para la vivienda Cibao y Mocana con 5 menciones cada una. Seis otras asociaciones (Popular, Duarte, La Previsora, Peravia, Norteña y Noroestana) se llevan 4 “estrellas”.

Ahorro y crédito

El Banco ADOPEM, o de la Mujer, nuevamente se destaca entre todas las entidades del sector financiero. Junto al BHD, fue el único otro participante en situarse en 7 de los 8 renglones, al superar las 6 curules obtenidas en el 2007. Por su lado, Motor Crédito es el único en acercarse, con presencia en 5 tablas, lo que repite sus logros de 2006.

Alejandro Fernández W.

Alejandro Fernández W.

Analista financiero, con 20 años de experiencia trabajando con el sector bancario dominicano.



Artículos relacionados

Déjà vu económico

De todos los yoguismos por los que se hizo célebre, el Yankee favorito de mi padre quizás es mejor recordado

Sí, blindada, pero…

A HVA, por la lección. “¿Alguien recuerda cuando los tiempos no eran duros y el dinero escaso?” escribió Ralph Waldo

Carta a un amigo banquero

Querido Steven: Celebré tu reciente presentación en INTEC, donde, conversando acerca del gobierno corporativo en la banca, sacaste un tiempo

Volver Arriba