¿Nos estamos dolarizando?

¿Nos estamos dolarizando?

Es la pesadilla de cualquier gobernador del Banco Central. Una estampida de tenedores de su moneda criolla que, temerosos, salen a refugiarse en una más “dura”.

No somos ajenos a ese tipo de “corrida” en la República Dominicana. La ocasión más reciente fue en el 2003-2004, cuando la crisis bancaria.

El fenómeno, aunque ahora distante en nuestra historia (ya hace más de 12 años) es, sin embargo, algo cíclico. Solo toca recordar lo que le ocurrió al pobre Duarte cuando las crisis de 1984 y 1991.

¿Cómo se evidencia la corrida? De distintas formas, la más obvia de ellas es con una súbita devaluación de la moneda, con niveles que superan el 50%, como ocurrió en los períodos antes citados.

¿Ahorramos más en US$?

Si el mercado perdiera confianza en la moneda criolla, tendería a tomar dos caminos. Primero, cambiaría sus ahorros en pesos, por ejemplo, a una moneda extranjera (como el dólar o el Euro).

Por igual, y de forma inversa, quien tiene préstamos en moneda extranjera preferiría llevarlos a la criolla, con la expectativa de que sus deudas valdrían menos en términos reales, aún acarreando una mayor tasa de interés.

Curiosas, cautas o temerosas, no han sido pocas las personas que en los últimos meses me ha preguntado que si “la gente” está dolarizando sus ahorros.

Inicio con la hipótesis de que no tendría sentido “dolarizar” ahorros en la coyuntura actual (más sobre el por qué luego), pero igual no deja de ser interesante hacer el análisis basándonos en las estadísticas del sector privado.

En la primera gráfica vemos que, de cada $100 ahorrado por el sector privado dominicano (personas, hogares y empresas), el 27% está denominado en moneda extranjera, principalmente en dólares estadounidenses.

Esa cifra, tomada del Banco Central, a marzo de 2017 mantiene la tendencia de los últimos años que, coincidencialmente, ha sido de igual magnitud (27%).

De hecho, el pico en la dolarización del ahorro fue a inicios de 2014, y entonces apenas llegó a un 29% de dolarización. En el 2008 llegó a bajar a un 22%.

¿Le huimos a la deuda en moneda extranjera?

Ante la expectativa de una devaluación, no tendría sentido endeudarse en moneda extranjera, como tardíamente aprendimos banqueros (como era yo) y empresarios en el 2003-2004.

En la misma gráfica se verá que, en la actualidad, estamos ante un pico histórico en cuanto a preferencia empresarial por deuda en moneda dura.

Un 22% de los préstamos está dolarizado, superior al promedio histórico (17%) y significativamente por encima del 16% registrado tan cerca como en el 2014.

¿Conclusión? En términos generales, ni por el activo ni por el pasivo hay señales que apunten a una tendencia a la dolarización en el mercado dominicano.

Ni en lo macro, ni en lo micro

Quisimos hacer nuestro análisis con un mayor detalle, para evaluar si los distintos agentes dentro del sector privado mantenían la misma tendencia que a nivel general. En efecto, es así.

Por ejemplo, el sector comercio subió sus préstamos en dólares del 23% antes a 31% a marzo 2017.

En igual periodo, el sector hotelero (por mucho el que más dolariza sus deudas) aumentó del 91% a 93% del total.

¿La construcción? Cuando antes tenía 38% de sus préstamos dolarizados, ahora tiene 42%. ¿La industria manufacturera, incluyendo zonas francas? De 38% a 41% dolarizado.

Si algunas de esos agentes empresariales visualizaran una corrida “a la grande”, difícilmente estarían aumentando sus saldos adeudados en dólares como lo están haciendo.

En cambio, comparando las cuentas de ahorros y certificados financieros del sector privado entre 2016 y 2017, verá (en la misma segunda gráfica) que se mantienen iguales.

Ahora bien, ¿por qué? Sencillo. Todavía se apuesta a que la “Regla HVA” mantendrá la devaluación controlada. Siendo así, ¿para qué dolarizar?

Alejandro Fernández W.

Alejandro Fernández W.

Analista financiero, con más de 20 años de experiencia trabajando con el sector bancario dominicano.



Audiencias
Clientes bancarios

Artículos relacionados

¿Cómo estuvo la economía dominicana en 2015?

No te pierdas este #DelBolsillo en el que nuestro analista Alejandro Fernández W. comenta acerca de los datos preliminares presentados

Inclusión financiera de La Nacional

¿Estás fuera del sistema y quieres volver a tener “inclusión financiera”? Justamente de eso nos hablan nuestros invitados de la

Resultados bancarios de medio tiempo

“Como resultado de un histórico proceso, que incluyó la aprobación de una Ley, el capital pagado de nuestro banco se

Volver Arriba