2017: un buen año para las AFP

2017: un buen año para las AFP

En 2018 la industria de las administradoras de fondos de pensiones (AFPs) cumplirá sus primeros veinte años, luego de iniciarse allá en un lejano 1998, cuando todavía no existía el marco legal con el cual logró desarrollarse de forma impresionante. Al cierre de 2017 el patrimonio de las AFP sumó RD$13.3 mil millones, una no deleznable cifra para un sector que solo recientemente superó su adolescencia. Vale destacar que el capital de las AFP representa casi el 10% del patrimonio de la banca comercial que, con el aniversario del Scotiabank en el 2020, cumplirá su primer centenario en el país.

Como vemos en la primera gráfica, aunque operan un total de siete administradoras en el país, cuatro colosos (Popular, Scotia Crecer, Siembra y Reservas) aglutinan más del 98% del mercado, tanto según el patrimonio bajo administración como según la cantidad de cotizantes.

La AFP Romana, que está presente desde los inicios del sistema, se mantiene enfocada exclusivamente en su nicho corporativo y ha logrado hacerlo de forma sostenible y con rendimientos para sus cotizantes bastante competitivos y parecidos a los de los colosos.

Desde el 2016, dos nuevos jugadores se han integrado al sistema, la AFP Atlántico y la AFP JMMB BDI. Son notables sus esfuerzos por dinamizar e inyectar algún nivel de competencia e innovación en el mercado y, aunque crecientes, sus participaciones son todavía modestas.

Dinámica competitiva de 2017

El año pasado, de los cuatro colosos, el más afectado por el escenario competitivo en el mercado fue Scotia Crecer. Aunque la canadiense sigue siendo el indiscutible co-líder del mercado, perdió 0.5% del patrimonio administrado y 1.3% de los cotizantes, según cifras oficiales de la Superintendencia de Pensiones al cierre de 2017.

AFP Popular, el líder del sector, mantuvo su “market share” en cuanto a cotizantes, pero perdió alrededor del 0.1% del patrimonio de los futuros pensionados que administra.

¿Quiénes fueron los ganadores del 2017? Aunque con pérdidas operativas financieras importantes (alrededor de RD$28 millones o 72% de su patrimonio promedio el año pasado), AFP Atlántico obtuvo la confianza adicional del 0.7% de los participantes del sistema y un correspondiente aumento de 0.3% en cuanto a fondos bajo administración.

Las administradoras del Reservas y Siembra (del BHD León) también marcaron bien el año pasado, aumentaron marginalmente (que es mucho decir, en una industria tan concentrada como esta) sus participaciones, tanto en cuanto a patrimonio y cotizantes captados en 2017.

Retornos y retornos

El retorno promedio obtenido producto de invertir los fondos de los cotizantes el año pasado fue de 10.8% según la SIPEN. En términos reales, dada una inflación de 4.2%, estamos frente a una rentabilidad real 6.6%. La cifra luce atractiva. Aunque resultado de una cartera de inversión muy poco diversificada, no deja de ser de bajo riesgo, en términos relativos.

La proyección de los retornos para los pensionados, eso sí, es incierta, y con una marcada tendencia a la baja. Clic para tuitear

La dispersión de los rendimientos obtenidos entre una administradora y otra fue mínima. Dado el promedio de 10.8%, algunas obtuvieron 12.4% (Atlántico) y 11.5% (Siembra) y en la escala inferior estuvieron Scotia Crecer (10.5%) y la JMMB BDI (9.3%).

De haber dejado estos recursos en la banca, los trabajadores habrían obtenido un retorno, según las estadísticas del BC, de 8.1% que fue la tasa preferencial que primó en 2017 o el 6.0% que fue la tasa de interés pasiva promedio o TIPP de ese año.

A quienes les fue maravillosamente bien en 2017 fue a las administradoras en sí. Sus utilidades netas sumaron RD$4.6 mil millones, 61% o RD$1.7 mil millones por encima de sus resultados del año anterior. Clic para tuitear

La proyección de estos retornos para los pensionados, eso sí, es incierta y con una marcada tendencia a la baja. Sobre todo, porque tanto Banco Central como el Ministerio de Hacienda (donde más del 70% de los fondos de pensiones están colocados) han sido sumamente efectivos en reducir el costo de sus emisiones en los últimos años.

A quienes les fue aun más maravillosamente bien en 2017 fue a las administradoras en sí. Sus utilidades netas sumaron RD$4.6 mil millones, 61% o RD$1.7 mil millones por encima de sus resultados del año anterior.

Respecto a la rentabilidad para los accionistas (o el ROE), esta aumentó a 39.5% para todo el sector en 2017, también superior al 30.8% del año anterior. Vale destacar el 60.9% obtenido por la AFP Scotia Crecer y el 44.3% de la AFP Reservas.

Hay cualquier cantidad de temas abiertos en la industria de las AFP que todavía no terminan de enfrentarse. La falta de diversificación de sus carteras de inversión, la fórmula de cálculo de la compensación a las administradoras, el bajísimo nivel de cotización y evasión son solo algunos aspectos.

Son retos harto conocidos por todo el mundo, tanto del lado oficial como del sindical, empresarial y financiero. Yo, por lo menos, no termino de entender tanta inercia y falta de acción, irresponsable y cobarde por demás, en un campo tan medular para el futuro de todos los dominicanos.

Alejandro Fernández W.

Alejandro Fernández W.

Analista financiero, con más de 20 años de experiencia trabajando con el sector bancario dominicano.


Etiquetas:
AFPs

Audiencias
Envejecientes

Artículos relacionados

La cifra 

65% de las mujeres aportan al presupuesto del hogar, según la Encuesta de Cultura Financiera del Banco Central. ¿Los hombres? 84%

Lo que trae Expo Vega Real 2017

Escucha lo que podrás conocer y disfrutar en la Expo Vega Real 2017 que se celebrará del 3 al 6

Anatomía de un banco: su balance general

No hace tanto tiempo, los bancos se limitaban a publicar, de manera trimestral, solamente uno de sus estados, el balance

Volver Arriba