Viento en popa, 2018

Viento en popa, 2018

A todas luces, el presente año marcará la real recuperación de la economía dominicana, luego de un 2017 que, creciendo tan “solo” 4.6%, no dejó de decepcionar a muchos analistas.

Tanto optimismo surge a raíz de las cifras de desempeño macroeconómico que, aunque preliminares, dio a conocer el Banco Central esta semana en torno al primer trimestre del 2018.

¿Hasta cuándo se podrá mantener tanta belleza sin ajustar tasas de interés aquí? Esa, sin duda alguna, es la pregunta. Clic para tuitear

El producto interno bruto creció a un ritmo de 6.4%, superior al 5.5% del primer trimestre de 2017. Lo que es más, el mismo gobernador avanzó su opinión de que, siendo conservador, al llegar diciembre del 2018 se espera un crecimiento acumulado de, “por lo menos”, 7.0% del PIB.

El dinamismo no solamente fue importante en términos de magnitud, sino también generalizado. Sectores tan maduros como las zonas francas crecieron 10.9%, la construcción 9.3% e incluso el comercio tuvo un vigoroso  aumento de 8.2%.

De hecho, todos los subsectores económicos tuvieron un desempeño positivo.

Tanta belleza no surge solamente de las estadísticas de cuentas nacionales que presentó el Banco Central ayer. Las del crédito privado tienden a darle la razón.

En la primera gráfica vemos que en abril de 2018 se cumple el mes 64 del gran “boom” crediticio y que todavía hoy se mantiene, marcando un dinamismo real 9.7% en préstamos al sector privado.

Compárese con los dos ciclos anteriores (los de 2005-2009 y 2009-2013) y se apreciará que el actual los supera en longevidad por año y medio y, cabe decir, con estas tasas de interés, sin perspectiva a llegar a su fin en lo inmediato.

Al igual que en las cuentas bancentralianas, el crédito en RD$ crece de manera generalizada, con algunos sectores que lo hacen de forma impresionante: manufactura al 26%, la construcción 24%, el comercio 18% y hasta la agricultura 17%, aunque por primera vez los créditos a personas (consumo, hipotecario y tarjetas) crecen por debajo del promedio.

Riesgos ante tanto optimismo

El petróleo se disparó 37% en el último año. La inflación, y la devaluación del RD$, aunque baja, tiene tendencia alcista. Los tipos de interés a nivel internacional están subiendo. En este contexto, ¿hasta cuándo se podrá mantener tanta belleza sin ajustar tasas de interés aquí? Esa, sin duda alguna, es la pregunta.

Alejandro Fernández W.

Alejandro Fernández W.

Analista financiero, con más de 20 años de experiencia trabajando con el sector bancario dominicano.



Artículos relacionados

Buen trabajo, don Enrique (y equipo)

“Vamos a continuar implementando políticas públicas que permitan a nuestros pequeños y medianos emprendedores un mejor acceso al crédito y

El Premio Argentarium 2016

“No es fácil cambiar la dinámica de un sector que no habló de humanización. Sueño con que los titulares se

Cooperativas: les llegó la hora

Una fuerza poco conocida en el sector financiero dominicano es el papel que juegan las cooperativas de ahorro y crédito

Volver Arriba