Tus finanzas y el 2019

Tus finanzas y el 2019

Al pensar en el futuro, y en cómo prepararnos para él, toca distinguir entre lo que está en nuestras manos para gestionar y lo que simplemente serán hechos, realidades fuera de nuestro control.

Frente a lo segundo hay poco qué hacer. En el primer reto es donde debemos enfocar nuestra energía. Entonces, ¿cómo prepararnos para 2019?

Promedie los pronósticos de la mayoría de los economistas dominicanos para el devenir económico del 2019, y pienso que encontrará un cierto consenso.

Que la economía seguirá creciendo, pero a menor ritmo que este año. Que la inflación y la devaluación se mantendrán controladas, en línea con lo que ya hemos visto en los últimos años.

Que no tendremos muchas sorpresas en el frente tributario (“el Pacto Fiscal será asunto del próximo gobierno”), en la estabilidad bancaria ni en la continuidad de quienes están al mando de las riendas de nuestra política económica.

Toca recordar la parábola de las vacas flacas y las vacas gordas. Los ciclos todavía existen y hay que prepararse para un 2020 que quizás no será tan predecible como esperamos que sea 2019. Clic para tuitear

Entre las novedades tendremos la puesta en marcha de Punta Catalina, que aunque no tapará el hoyo eléctrico, sin duda alguna aportará a una mejor calidad del fluido eléctrico y a la estabilidad de la tarifa eléctrica.

China también está en el horizonte, y aunque cualquier proyecto de la envergadura que le gustan a nuestros nuevos socios asiáticas tomará años en materializarse, no dejará de ocupar un espacio importante en la opinión pública, de forma positiva pensaría yo.

Se escuchan algunos temores en el ámbito internacional, específicamente en cuanto al espectro de una eventual recesión en el coloso del Norte, pero por lo menos hasta el momento los pronósticos económicos son favorables.

Si al yanqui le va bien, al dominicano, el de aquí y el de allá, también. Lo vemos, y lo seguiremos viendo, en las remesas, los turistas y las órdenes que reciben nuestras zonas francas desde el Norte.

2019 será un año pre-electoral, por lo que es de esperar que el Gobierno y autoridades salientes (aunque quién sabe, ¿verdad?) se esmerarán en concluir muchas de sus grandes iniciativas, por lo que se procurará aumentar su nivel de inversión o gasto de capital.

Si efectivamente el próximo resulta ser su último año completo de gestión, la meta será repasar su plan de gobierno e intentar materializar la mayor cantidad de proyectos mientras tiempo quede.

¿Tomará el Gobierno decisiones difíciles en el año que viene? Por ejemplo, en lo concerniente a las reformas del sistema de seguridad social, del código laboral o los famosos “pactos”.

No apostaría a ello, pero para nada. Si no lo ha hecho en seis años, ¿por qué hacerlo cuando está en la puerta de su salida y con una popularidad disminuida?

La gran incógnita, pienso, está en el precio del oro negro. En los últimos meses, el petróleo se elevó por encima de los US$76 el barril para poco tiempo después desplomarse a US$49. Será un gran alivio para todos los dominicanos, y para las finanzas públicas, si logra mantenerse por debajo de los US$60 el barril, como está pautado en el presupuesto estatal.

Pasos que puede tomar

Aunque el 2019 será la continuidad de un ciclo que se inició en el 2013, de cierta expansión y dinamismo (el crédito bancario a los hogares y las empresas tiene más de 70 meses creciendo sin parar). Toca recordar la parábola de las vacas flacas y las vacas gordas.

Los ciclos todavía existen y hay que prepararse para un 2020 que quizás no será tan aburrido o predecible como muchos esperamos que serán los próximos trece meses, sobre todo a partir de ese agosto.

Para el que pensaba viajar o adquirir algún activo “dolarizado” (como un vehículo), siempre es buena idea ir acumulando su clavito en moneda extranjera, para evitar cualquier sorpresa desagradable. La devaluación no se detendrá. El peso no se apreciará. Siendo así, sigue siendo prudente diversificar la moneda de sus ahorros hasta cierto grado.

Las tasas de interés aumentarán. Vendrá de fuera la presión para ello. Quizás no tanto si el petróleo se estabiliza, pero subirán. Al momento de presupuestar su 2019, hágalo proyectando aumentos de hasta 200 puntos básicos en sus préstamos de tasa variable.

Si tiene un préstamo importante a tasa variable, ¿por qué no negociar con su entidad para que le fije la tasa a largo plazo? Regálese esa tranquilidad. Clic para tuitear

Por cierto, si tiene un préstamo importante a tasa variable, ¿por qué no negociar con su entidad para que le fije la tasa a largo plazo? Regálese esa tranquilidad, eliminando una variable que definitivamente no estará en sus manos a futuro.

Ya cerrando el año, hemos visto aumentos interesantes en las tasas de interés, sobre todo para las inversiones en depósitos bancarios que están en su punto más alto de los últimos dos años. Son tasas atractivas, que bien podría aprovechar ahora para extender su plazo si le tocara renovar su inversión en estos días.

Ojo: a pesar de la devaluación que espero del RD$ en 2019 (alrededor del 5.0%, aunque siempre he pecado de pesimista), mantener inversiones en la moneda local sigue representando una atractiva alternativa de inversión, siempre y cuando usted maximice sus rendimientos.

Si aún no lo ha hecho, el año próximo puede ser un buen momento para explorar nuestro mercado de valores, a través de las administradoras de fondos de inversión como de los puestos de bolsa.

Será en el mercado bursátil donde mayor innovación veremos en los próximos años, por lo que es una buena idea irse mojando los pies en ese espacio para así lograr aprovechar futuras oportunidades.

Vuelvo al tiempo de las vacas. Si 2020 tiene potencial de repetir el “desguañangue” del 2012, es de sabios aprovechar 2019 para ir disminuyendo sus niveles de deuda, aumentar su liquidez y maximizar la rentabilidad de sus fondos.

Finalmente, una nota de cautela: El mercado inmobiliario. No termino de entender lo que allí ocurre. Piense bien antes de invertir. ¡Y guarde pan para mayo!

Alejandro Fernández W.

Alejandro Fernández W.

Analista financiero, con más de 20 años de experiencia trabajando con el sector bancario dominicano.


Artículos relacionados

Mipymes y pensiones

Conversamos con Julio Bustamante, exsuperintendente de Pensiones de Chile, sobre la la inclusión de las mipymes en el sistema previsional.

ABA reunirá a autoridades y expertos para debatir temas económicos del momento 

El director general de la DGII, Guarocuya Félix; el vicepresidente de FINJUS, Servio Tulio Castaños Guzmán; la directora General de

Propón tu emprendimiento al Banreservas

Si tienes una idea para un emprendimiento de negocio, escucha cómo el Banreservas puede apoyarte financieramente con su programa Pre-Aceleración

Volver Arriba