Gracias por el servicio

Gracias por el servicio

De mis últimos tres estados de cuenta corriente: “Cargos por servicio generado”, “Cargo por depósito cheque devuelto” (se me olvidó endosar un cheque), “Cargo por uso tarjeta” y el más misterioso de todos, “Cargos EFT”. En total he acumulado RD$1,120 en cargos por servicios bancarios en este trimestre. Si analizo la cifra, mis bolsillos le pagarán a mi banco favorito más de RD$5 mil durante el 2007. ¡Y eso que en este caso soy yo quien le presta dinero (a cero costo)! Pregunta: ¿Se justifican estos cargos por servicio?

No son cheles

La tabla de arriba es el resultado de un estudio que realizamos en torno a los principales costos por servicios que cargan algunos bancos a sus clientes. Simulamos un perfil de cliente típico, de un usuario que maneja su tarjeta de crédito, de debito y cuenta corriente con un sólo banco.

Se aprecia que el costo anual promedio ronda por los RD5 mil, bastante por debajo de mi obviamente mal administrada cuenta corriente. Para nuestra sorpresa, existe cierta diferenciación de precio: el proveedor más costoso cobraría RD$6.5 mil, más que el doble de lo cobrado por el más barato.

Si asumimos que existen un millón de usuarios con este perfil, al aplicar la cifra promedio tendríamos un total por este renglón de ingreso en el orden de RD$5 mil millones. De hecho, esta cifra no dista de los RD$6.1 mil millones reportados como “Comisiones por servicio(netos)” a diciembre de 2006 por la banca múltiple. No obstante, la cifra publicada incluye otras comisiones no relacionadas exclusivamente al negocio personal, como el de las cartas de crédito y las comisiones por préstamos corporativos.

Para dimensionar la importancia de estos montos, basta con indicar que, a diciembre 2006, estas comisiones operativas representaron 2.6 veces lo generado por el negocio cambiario de los bancos, 60% de su gasto en lo personal y 100% de sus utilidades netas.

De hecho, el ritmo de crecimiento de las comisiones por servicios es mucho mayor al del margen financiero bruto, el otro ingreso bancario importante.

Proyectamos que en el 2007 las comisiones crecerán aproximadamente 25%, mientras que el margen (tan afectado por la reducción de las tasas del Banco Central), solamente un 15%.

Y ahora es que falta 

Comerce Bancorp, de Nueva Jersey, es una de las estrellas de la banca mediana de los Estados Unidos. Las comisiones por servicios que cobran representaron, a diciembre 2006, el 50% de su margen financiero neto. Para el Citigroup, la relación excede el 60%.

¿Y en República Dominicana? Para el mismo periodo, el ratio es de 30%. ¿Qué significa esto? En primer lugar que los márgenes dominicanos son mucho mayores que en el extranjero. Lo que si es igualmente seguro es que las comisiones, tanto en términos relativos como absolutos. aumentarán aún más.
Preparen sus bolsillos.

Una predicción segura 

Para generar un peso adicional de ingreso por concepto de un préstamo de RD$10 en capital.

Si bien es cierto que la banca dominicana está muy bien capitalizada, mientras se mantenga con bases patrimoniales cerradas y siga enfrentando ciertas restricciones prudenciales difícilmente podrá colocar toda liquidez sobre la que está sentada. Por eso tanto afán con los prestamos hipotecarios, que requieren menos capital. Mayor será el afán por cobrarnos cuando, sonrientes, se despidan con “Gracias por preferirnos.”

Alejandro Fernández W.

Alejandro Fernández W.

Analista financiero, con más de 20 años de experiencia trabajando con el sector bancario dominicano.



Audiencias
Clientes bancarios

Artículos relacionados

El pánico cambiario y la regla "HVA"

Las autoridades monetarias deberían desarrollar el “Índice Pánico Cambiario”. Contaría la cantidad de veces que los titulares periodísticos destacan alzas

El precio del dinero

A los deudores dominicanos Si bien es cierto (y lamentable) que nos enteramos sobre importantes modificaciones a la normas bancarias

Operación Duarte

Bendito el hombre que nada espera, pues nunca será decepcionado. Para el poeta inglés, esa era la novena bienaventuranza. Para

Volver Arriba