¿Cómo seleccionar el mejor banco?

¿Cómo seleccionar el mejor banco?

Concuerdo con José Manuel López Valdés, presidente de la Asociación de Bancos Comerciales (ABA), en que el sector financiero, y la banca múltiple en particular, están disfrutando de
uno de sus mejores momentos en la historia financiera dominicana. Iría más lejos, pues los avances no son sola- mente en términos de sus altos niveles de provisiones, solvencia y liquidez. El enfoque y calidad de la gestión bancaria, incluyendo el marco regulador y supervisor que la gobierna, va alcanzando estándares de calidad mundial.

Los retos para el sector son conocidos por todos y, como hemos comentado, se resaltan aspectos de eficiencia, rentabilidad y una mayor dinámica de crecimiento y penetración crediticia. Pero estas tareas pendientes no afectan negativamente, o en lo inmediato, la seguridad de los depositantes.

Calma después de la tormenta

Mientras se supera la crisis del 2003, es importante aprender sus lecciones para evitar, o posponer lo más posible, el “lujo de que otro banco quiebre.”

Aunque las autoridades y los banqueros serán los protagonistas en el mantenimiento de la estabilidad bancaria, los depositantes también deberán jugar un rol preventivo, discriminando entre los bancos buenos… y los malos. Argentarium busca edificar al público depositante con elementos de juicio para hacer una mejor elección en el futuro. En el pasado, incluso antes del 2000, vimos muchas de estas alertas tempranas. Por algún motivo, “oculto” o no, las ignoramos. Ojalá no volvamos a equivocarnos. Así sea en el 2013.

Captura de pantalla 2014-06-18 a la(s) 23.19.52

Alejandro Fernández W.

Alejandro Fernández W.

Analista financiero, con más de 20 años de experiencia trabajando con el sector bancario dominicano.



Audiencias
Clientes bancarios

Artículos relacionados

La tarjeta ideal

Como retándome, el banquero me pregunta: “¿Estarías dispuesto a diseñar para nosotros la tarjeta de crédito ideal?”. Tocó reírme. “¿Es

De cómo gobernar un banco

El pasado 27 de diciembre la Junta Monetaria nos dejó dos regalos de Navidad: uno definitivo y otro todavía para

Reflexiones de un escribidor

“Escribir por necesidad. Leer por placer. Callar por respeto. Hablar para entenderse. Pensar para no seguir siendo el mismo.” Pablo

Volver Arriba