¿Quiere comprar un vehículo en 2017? Hágalo, pero sin remordimientos

¿Quiere comprar un vehículo en 2017? Hágalo, pero sin remordimientos

¡Año nuevo otra vez! ¡La misma pela! Algunas metas del año que termina no fueron alcanzadas. Otras nuevas surgen, ¡por suerte! Es importante tenerlas: constituyen motivos para levantarse todos los días y dar lo mejor de nosotros.

Entre esos propósitos podría estar casarse, tener hijos, comprar una casa o un vehículo.

Si se trata de esto último, ya sea que vaya a cambiar su automóvil o a adquirir uno por primera vez, debe tener en cuenta que es preciso pensarlo detenidamente, evitando remordimientos posteriores.

Para evitar los malos momentos Miguel Pacheco, de Auto Protection Services Dominicana, sugiere tomar en consideración los siguientes aspectos.

Antes de comprar

No actúe con impulsividad

Planifíquese. Que ninguna “gran oportunidad” lo impulse o la impulse a tomar una decisión de la que más adelante se pueda arrepentir. Medite cada una de las dimensiones importantes en el PROCESO de compra de un vehículo. Sea consciente de cada paso que dé.

Determine qué puede pagar

Conozca su presupuesto. Usualmente la gente compra su vehículo con ahorros y con financiamiento. Si va a pagar cash: ¿cuánto puede gastar?

Si requiere un préstamo vaya preparando su terreno para adquirirlo. Pregúntese: ¿Consulté y tengo en orden mi historial crediticio? ¿Indagué por dónde andan las tasas de interés y plazos de préstamos para vehículos nuevos y usados? ¿Cuánto tengo de inicial (idealmente debemos acumular al menos el 20% del valor del vehículo que quiere comprar)? ¿Cuál es la cuota máxima que puedo pagar? Planifíquese para pagar su préstamo en el plazo más corto posible.

Determine qué quiere

En base a sus posibilidades y necesidades defina qué tipo de automóvil le conviene comprar. Haga algunas preguntas, como: ¿Realmente necesito un vehículo? ¿Para qué tiene que servirme el vehículo que adquiera? ¿Para ir todos los días a la oficina o para hacer viajes frecuentes fuera de la ciudad? ¿Qué es importante para mí? ¿Consumo combustible? ¿Seguridad? ¿Tecnología? ¿Garantía? ¿Comodidad?

Asegúrese de que el vehículo que elija tenga respaldo local de piezas y servicios, y valore y comprenda los beneficios de la garantía de la unidad: qué le cubre, que no, y por cuánto tiempo.

Compruebe que su automóvil esté libre de problemas que puedan no solo echar a perder su inversión sino comprometer su seguridad, tales como vehículos de “salvamento” (aquellos que sufrieron inundaciones, choques severos, incendios, etc.), vehículos sin bolsas de aire, con el guía cambiado (de derecha a izquierda), con equipos de gas LP o natural de mala calidad, etc.

Si el vehículo que está considerando no reúne estos criterios de fiabilidad y respaldo, no lo compre. Incluso considere comprar uno de menor “categoría” que sí lo haga.

En este proceso, asesórese. Busque la opinión de personas con conocimiento que le ayuden a tomar una decisión acertada.

Prepárese para lo que viene

Comprar un carro le resolverá varios problemas. Pero no todo será maravillas: también asumirá gastos fijos colaterales, dígase gastos de combustibles, mantenimiento, seguro, impuestos y cualquier otro “palo” que su carro pudiera darle inesperadamente. Esto también debe estar presupuestado. Considere adquirir un plan de extensión de garantía para proteger su vehículo de posibles reparaciones costosas una vez vencida la garantía de fábrica.

No se desanime

Si luego de haber meditado las implicaciones de adquirir un vehículo o cambiar el que tiene descubre que por su situación económica no es un buen momento, no se desanime. Vendrán momentos mejores para hacerlo. Siga ahorrando y acondicionando su vida para cuando la inversión sea posible.

Durante la compra

Compare opciones

No cometa el error de comprar lo primero que vea. “Investiga su valor, visita dealers, mira los anuncios clasificados y portales de Internet, así podrás comparar y elegir la oferta que más te conviene”, aconseja el Banco Caribe en su “Guía para mi primer carro”.

Elige dealers confiables y con sólida trayectoria empresarial. Exige un trato profesional, sin prisas ni presiones extraordinarias. Lo principal es establecer honestidad y credibilidad entre tú y tu vendedor. Exige manejar el vehículo antes de comprarlo, y si es usado asegúrate de llevar a cabo una inspección técnica independiente con un taller de tu confianza.

Ya compré, ¿y ahora?

  • Proteja su inversión: NUNCA falle en los mantenimientos recomendados por el fabricante.
  • Al igual que con el dealer, elija talleres con ciudado.
  • Guarde todos los records (facturas, conduces, etc.) de mantenimientos y reparaciones.
  • Mantén al día todos tus pagos de seguro e impuestos de circulación. Guarda copias en tu casa u oficina de dichos documentos.

Artículos relacionados

¿Vale la pena aprovechar las ferias de préstamos?

Con frecuencia, los bancos realizan ferias de préstamos con tasas de interés relativamente atractivas para la compra de vehículos, viviendas,

Indicadores inusuales del comportamiento de los mercados

En Mercados Globales, Luis Veras nos hace un ameno recuento de indicadores más curiosos y “poco usuales” del comportamiento futuro

¿Qué significa tener control de nuestras finanzas?

En esta entrega de Paso a Paso, Peso a Peso con Accendo, Juan Camilo González nos comparte desde Bogotá cuatro

Volver Arriba