Energía solar: ¿una idea romántica o una realidad?

Energía solar: ¿una idea romántica o una realidad?

Un astro luminoso y candente nos favorece gentilmente. Entre otras formas, lo hace convirtiendo a República Dominicana en uno de los países con mayor capacidad de generar energía solar por metro cuadrado.

La radiación solar es de entre 5 y 6 kWh/m2 (kilovatios hora por metro cuadrado), valores con los que el país se sitúa entre 80% y 92% de los valores máximos, de acuerdo con datos del estudio Estrategia para un Sistema de Energía Sustentable, del World Watch Institute (2011).

De este modo, “el potencial inferido es cercano a 50,000 MW, comparable con el potencial del suroeste de Estados Unidos y superior a otras áreas bien posicionadas, como la costa del Mar Mediterráneo”, se explica en el informe Perspectivas de Energías Renovables, publicado en noviembre pasado por la Comisión Nacional de Energía y la Agencia Internacional de Energía Renovable (IRENA).

La baja participación de la energía solar en la matriz se asocia al alto costo que tradicionalmente ha tenido esta modalidad de generación. Pero esto está cambiando. Click Para Twittear

Pero el potencial que supone esta riqueza natural contrasta con el pobre aprovechamiento que se ha hecho de ella.

El déficit se refleja en la participación que tiene en la matriz energética dominicana actualmente: un 0.85%, cita Carlos Grullón, presidente de RAAS Solar, una empresa que lleva 15 años en el mercado de las soluciones energéticas solares en RD y Haití.

Su baja participación en el mercado de energía se asocia al alto costo que tradicionalmente ha tenido esta modalidad de generación.

A nivel global los datos tampoco son muy reconfortantes. La energía solar representa apenas el 1.3% de la generación; y buena parte de la capacidad instalada pertenece a grandes economías, como Alemania, Japón, China, Estados Unidos, Italia, Reino Unido, Francia y España.

La buena noticia es que aunque sigue con una pequeña participación en la matriz global la energía solar ha crecido a un ritmo elevado en los últimos años: 27% en 2014, 27% en 2015, 32% en 2016, según datos de IRENA, aportando más del 20% del crecimiento de la energía global.

Esta tendencia mundial se ha reflejado en el país, pues la generación de energía solar aumentó en un 188% en 2016, de acuerdo con la misma fuente.

En otras latitudes de América Latina, países como Chile, Honduras y México han hecho esfuerzos relevantes y mantienen proyecciones ambiciosas.

¿Qué ha motivado estos cambios? Grullón explica que los avances tecnológicos han logrado reducir el costo de producción del kilovatio-hora solar, que empezó a competir con los precios de generación de fuentes tradicionales.

“El precio de la energía solar bajó considerablemente. Estamos hablando de que a principios del 2000 un kilovatio de energía solar costaba de 5,500 a 7,000 dólares y hoy en día cuesta desde 1,000 a 1,600 dólares”, expresa.

Aunque es un proceso lento, esto está permitiendo que la energía solar, tildada de ser una idea romántica de quienes tienen un elevado compromiso ambiental, pase a ser, además, una buena decisión financiera.

En RD la radiación solar es de entre 5 y 6 kilovatios hora por metro cuadrado, valores con los que el país se sitúa entre 80% y 92% de los valores máximos. Click Para Twittear

Por eso ya no es una rareza ver, en el centro de Santo Domingo, edificios de industrias, comercios y hasta residencias cuyo techo está cubierto de paneles solares.

Grullón expresa que la banca es uno de los sectores que más demanda estas instalaciones y ha empezado a financiarlas, con garantía de los propios paneles.

“Esto, hace unos años, no era posible. Como lo vemos, representa una prueba de la viabilidad financiera de producir energía solar en nuestras empresas y residencias”, observa.

Del lado del Estado han incidido en estos avances la política pública de incentivos fiscales y los proyectos rurales desarrollados a través de la Unidad de Electrificación Rural. Pero la tarea pendiente es inmensa. Grullón piensa que establecer sistemas de energía solar para las escuelas y edificaciones públicas, por ejemplo, sería una buena iniciativa para respaldar con la acción la voluntad expresada en la Estrategia Nacional de Desarrollo (Ley 01-12) de aumentar la generación de energía limpia.

El objetivo 3.2.1 de la legislación es “Asegurar un suministro confiable de electricidad, a precios competitivos y en condiciones de sostenibilidad financiera y ambiental”.

Esto se logrará implementando, entre otras acciones, la de “impulsar la diversificación del parque de generación eléctrica, con énfasis en la explotación de fuentes renovables y de menor impacto ambiental, como solar y eólica”.

Las barreras pierden robustez

Además del alto costo de la generación de energía solar otras barreras importantes han estado frenando su desarrollo: la dificultad de almacenamiento y la imposibilidad de producir energía por las noches y en los días de lluvia.

Aunque persisten como desafíos, actualmente ambas dificultades están siendo paliadas. Una modalidad es el uso de tecnología de inyección de energía solar al Sistema Eléctrico Nacional Interconectado (SENI).

¿Cómo funciona? “Se utiliza un contador bidireccional, puedes inyectar la energía que usas al Sistema y, en caso de que estés generando poco, puedes consumir energía de él. Si consumes menos de lo que inyectas, se te genera un crédito para el próximo mes”, explica Grullón.

También se están registrando avances en la creación de baterías de almacenamiento más modernas que, a futuro, ayudarán a reducir las deficiencias de la energía solar.

“Ahora mismo se trabaja en pequeñas láminas delgadas que se podrán poner en ventanas. En el futuro más edificios usarán energía solar gracias a eso. Además se sigue trabajando en la parte del almacenamiento. También se ha venido mejorando”, comenta Grullón.

A su entender, con los avances tecnológicos de los últimos años, los principales retos que persisten en el país para aumentar su producción de energía solar están más asociados a un precario nivel de consciencia sobre las ventajas que tiene esta opción.

Es, en general, optimista. Está convencido de que la energía solar, en el contexto económico y ambiental actual, es más que una opción: una necesidad y un deber.


Artículos relacionados

Sabiduría popular: 30 refranes que debemos aplicar para mejorar nuestras finanzas (1/2) 

En los libros sobre finanzas y consumo inteligente abundan ideas que la sabiduría popular ha difundido durante ¿siglos? Quién sabe.

¡Felices 50, cajero automático!

El primer cajero automático nació hace medio siglo en Londres, iniciando una revolución en los servicios financieros desde entonces. Actos

Enfermedades de alto costo, fieras al acecho de nuestro bienestar

República Dominicana tiene muchos problemas económicos pero tal vez el más doloroso, literalmente, es el de la salud. Doloroso y caro.

Volver Arriba