El sube y baja del ahorrante

El sube y baja del ahorrante

“Piensa en ahorrar igual que en producir”, decía Ben Franklin. Pero, la pregunta es: ¿dónde escondemos el colchoncito? 
Muchos lectores me escriben en torno a qué hacer con sus ahorros, en momentos en que los bancos pagan, en promedio, un 5.5% por las captaciones en RD$ y no más de una tasa de interés de 1.2% por depósitos a plazo fijo en US$.

¿Qué hacer con mis ahorros?

Primero, una admisión con toda humildad: aconsejar sobre el ahorro es más difícil que escribir sobre el manejo de las deudas, pues, paradójicamente, la pregunta es más compleja y las opciones de inversión dependen, sobre todas las cosas, del entendimiento global de la situación financiera del ahorrante.

Dado el contexto financiero internacional, que todavía se mantiene hasta más preocupante e incierto que el doméstico, las opciones de ahorro son más limitadas que antes.

En Finanzas 101 nos dicen (¿decían?) que el ahorro a largo plazo debe ser invertido en el mercado de valores (acciones o instrumentos de renta variable). Ausente dicho mercado en el país, años atrás un consejo ortodoxo era invertir una porción de sus activos financieros en acciones de compañías o algún fondo mutuo que aglutinaba muchas pequeñas inversiones de este tipo.

Hasta que la situación global no se defina un poco mejor, por lo menos este escribidor le sugiere lo siguiente: ¡no invente! Si bien es cierto que todos los mercados son cíclicos, y que en el largo plazo las acciones tienden a rendir mejor que las inversiones en renta fija (certificados de depósitos [CD] o bonos corporativos), todavía quedan demasiadas nubes en los mercados internacionales como para tomar ese camino.

Entonces, ¿cómo rindo mis ahorros?

Frente a estas limitantes, mi recomendación es que usted, como siempre, mantenga una cartera de ahorro diversificada, salvo que sus ahorritos (como en mi caso) sean tan pequeños que más cueste la diversificación que el rendimiento que recibimos.

Piense en mantener por lo menos un 30% de sus ahorros en moneda dura, por ejemplo en US$. La banca local actualmente paga hasta un 2.0% de tasa de interés. De hecho es bastante atractivo, cuando usted considera que en los Estados Unidos les rinden 1.0% por un “CD” a doce meses.

También acérquese al puesto de bolsa de su banco favorito, pues allá le podrán presentar la opción de invertir sus ahorros en bonos corporativos, que no son más que pagarés a largo plazo de reconocidas empresas dominicanas, que podrían rendirle entre un 5% y un 6% de tasas de interés.

¿Qué hacer con el 70% del ahorro que es recomendable mantener en RD$?

Aunque las tasas de interés ahora están extremadamente bajas (de hecho, cerca de su mínimo histórico) mi olfato de Cirano de Bergerac me dice que más temprano que tarde volverán a subir. Digamos que hacia finales de 2015.

¿Qué implica esto? Que no vaya a amarrar su plazo fijo a doce meses para que le paguen un 6.0% para ganarse 0.50% de interés más que lo que pagan a 30 días (5.5%). Como con las monedas, toca diversificar los plazos. No se amarre o congele sus ahorros por demasiado tiempo que las condiciones tenderán a subir en los próximos meses.

Una opción, para mí perfectamente válida, sobre todo para aquellos a quienes les urge un retorno mínimo y estable, es colocar una parte de su dinero en el Banco Central a más largo plazo. Los bancentralianos (e incluso los títulos del Ministerio de Hacienda) le pagarían un 9 – 10% de tasa de interés por sus ahorros, siempre y cuando lo deje a más de tres años. Una tasa de interés de un 9% me parece muy bajita, pero por lo menos es casi el doble de lo que paga la banca a corto plazo por sus ahorros. Considere, pues, invertir un 20% de lo que tiene en RD$ a ese plazo.

Quizás mi último consejo para sus ahorros peque de obvio, pero es el más importante de todos: ¿sabe usted qué tasa de interés le están pagando ahora mismo por sus ahorros? Averigüe. Si está muy por debajo de las tasas que le he indicado aquí, ejerza su derecho al pataleo y esté pendiente durante los próximos meses que las tasas de interés, como nuestras propias vidas, así como bajan, ¡suben! No se desespere, todo llega.

NOTA: Este artículo fue publicado originalmente en 2009. Lo reproducimos con todos los datos actualizados a julio de 2015.

¿Quieres información sobre otras opciones para invertir tus ahorros? Descarge la Guía del Pequeño Inversionista (GPI) 2014.

Conoce y comapara las cuentas de ahorro que te ofrece el mercado financiero dominicano en Rexi Finanzas.

Alejandro Fernández W.

Alejandro Fernández W.

Analista financiero, con más de 20 años de experiencia trabajando con el sector bancario dominicano.



Audiencias
Depositantes

Artículos relacionados

Siete características de alguien sin deudas

¿Cómo viven las personas sin deudas? ¿Eres uno de ellos? En este episodio te compartimos siete características que ojalá lleguen

De cómo comprar tu primera vivienda

“Hay tres tipos de personas: quienes tienen, quienes no tienen y quienes aún no han pagado lo que tienen”. Earl

Recuperando tu crédito

Escucha este breve Consejo Financiero de hoy el que te orientamos del proceso que puedes seguir para recuperar tu historial

Volver Arriba