Clientes en mora y recuperación

Volver a la página principal

La cuenta del trabajador (2/2)

Revisión preliminar para la actualización del Código de Trabajo

Artículo 196, aceptado por el sector empresarial

Al Ministro de la Presidencia

A la Ministra de Trabajo

Al Presidente de la Junta Monetaria

Al Superintendente de Bancos

A los representantes del CNUS y CASC

Al Presidente del CONEP y COPARDOM

En el país se debe establecer el derecho a que el trabajador pueda escoger libre y expresamente la cuenta bancaria en la cual recibirá su pago de nómina y demás beneficios.

Leer más

La cuenta del trabajador (1/2)

Alejandra ingresó a trabajar en la oficina pública con mucho entusiasmo y deseos de contribuir con una nueva gestión de gobierno. Lo que nunca pensó es que, sin consultarla ni negociarlo, su nuevo empleador le obligaría a abrir una cuenta de nómina en el banco estatal, con el cual nunca había hecho negocios en el pasado.

Leer más

La letra escarlata y el derecho al olvido

Más que caerse, lo importante es levantarse. En el país, cientos de miles de personas, así como pequeñas, medianas y grandes empresas, se han caído en algún momento. El tropiezo para muchos se reflejará en la incapacidad de pagar sus obligaciones, y en una mora, cuyo estigma se mantendrá en sus burós de crédito, cual la “Letra Escarlata” de la adúltera.

Leer más

Turbo cobros y el infierno del leproso

Buenas Alejandro:

Te escribo por una llamada que te hizo un oyente de Argentarium Radio el viernes pasado, sobre el trato que las llamadas agencias de cobros subcontratadas de las instituciones financieras dan a los usuarios que por x, y o z razón somos morosos.

Leer más

Enliados

¿Ahogado en las deudas? No te desanimes. Toma el control de tus deudas y sal adelante con estos consejos.

Recibí a mi nuevo amigo, cabizbajo, sobrecogido y desanimado, en mi estudio. El señor, un destacado profesional de la medicina dominicana, vino a consultarme la difícil situación financiera que estaba enfrentando.

Leer más

Mis leprosos bancarios

No tengo manera de echar para adelante, por culpa de una mala decisión del pasado muy lejano, aun hoy en día los daños colaterales son realmente muy dolorosos.”

“Enojado. Me sentí atascado en un círculo del cual no podía salir.”; “Como una mierda.”; “Muy, muy mal.”; “Estancado.”; “Una mala ciudadana.”; “Humillada por un pasado que al parecer me seguirá la vida entera.”; “Muy mal por sentir que los problemas financieros imposibilitan la oportunidad de salir del hoyo…”; “Siento que no soy nadie.”; “Atrapada y sin salida.”; “Decepcionado.”; “Atada de las manos pues no me dan opciones, simplemente te descartan.”; “Ridiculizado.”; “Limitada.”; “Muy incómoda.”; “Es una situación muy difícil.”; “Desprotegida.”; “Me sentí denigrada, como una delincuente sin serlo.”; “Desconsiderada.”; “Me sentí impotente y como un delincuente que acaba de salir de cárcel.”; “Frustrado e impotente.”; “Como un vulgar ladrón.”; “Discriminado.”; “Siento que me han cerrado las puertas para progresar y arreglar mi situación… Que aquí dañan la reputación de la gente por centavos.”

“Soy médico.

Leer más

La carta de ella

Me animo a escribirle sobre este tema, ya que hay otra cara de la moneda que, a pesar de ser algo tan hablado y defendido, aún está muy lejos de manejarse con justicia y de forma integral: la violencia económica, parte de la violencia intrafamiliar. 

Leer más

La resurrección (crediticia)

Todos cometemos errores. Por voluntad, incapacidad, ignorancia o “una de esas cosas de la vida”, fallamos. Al final, reconocida la caída, lo importante es aprender de ella y superarse más sabio y consciente.

Como en la vida, así en las finanzas.

Leer más

El paraguas

A la memoria de AGE.

De que la tormenta viene, viene. Por algo estamos en temporada ciclónica (y crisis global). La pregunta es si será una “jarinita”, un chubasco o un huracán. Mientras tanto, podría ser buena idea ir buscando un paraguas.

Leer más
Volver Arriba