Posts From Emil Mella

Volver a la página principal
Emil Mella

Emil Mella

Las tres habilidades financieras que todo universitario debe desarrollar – Desde Cero

Lo que viene puede ser complicado, y una buena educación financiera es lo único que te prepara para todas esas decisiones complejas que la vida te traerá.

Bueno, ya les contamos lo beneficioso que puede ser empezar a practicar el ahorro y el gasto desde una temprana edad, el criarse con una alcancía en mano y una cuenta de banco en mente.

Leer más

Explicando la inflación, más o menos – Desde Cero

Como la mayoría en mi generación, yo me crié sin haber visto un chele. No es que no vi dinero, sino que, literalmente, nunca vi un chele. Ya las monedas menores que el peso habían perdido su valor para cuando fui niño en los ya casi lejanos principios del Siglo.

Leer más

Simplificando los impuestos – Desde Cero

Sobre los impuestos, sé nada, y les aseguro que no soy el único – mucho menos en mi generación-.

Bueno, casi nada. Tal vez todo el mundo comprende una idea básica: un cierto pueblo genera dinero por sus labores individuales, el Gobierno recauda cierta parte de esos fondos, se usan para cumplir ciertas funciones requeridas por el gobierno, y, si vives en países como el nuestro, se le suma otro paso, en el cual unos ciertos funcionarios se lo embolsillan, y el cierto pueblo queda enfadado con esta cierta vagabundería.

Leer más

La mesada como herramienta educativa

Desde el día 7 de julio Argentarium desarrolla una encuesta sobre las mesadas o proporción de dinero de bolsillo que los padres les asignan a sus hijos. Lo hacemos con la intención de entender mejor el comportamiento de nuestros lectores al asumir -o no- esta práctica.

Leer más

“Pero eso no se paga mami, ¡fue en la tarjeta!” – Desde Cero

Entre los temas de finanzas personales, hay pocos más importantes que el de la enseñanza financiera en la niñez. Al hablar de esto, siempre me viene a la mente la misma historia familiar: Cuando mis hermanos mayores tenían aproximadamente diez y nueve años, les habían regalado, de Navidad, cincuenta dólares, para gastar durante un viaje familiar a Miami.

Leer más
Volver Arriba