Apuntes y reflexiones

Volver a la página principal

La banca y el escribidor

No escapa a nadie. Estamos en Navidad. El fin de año se siente en las mañanas más frescas y en sus tempranos anocheceres. A mis lectores de siempre, a los que espero no haber fallado con nuestras producciones semanales, les pido una licencia.

Leer más

La mujer del César y la Superintendencia

Me dijeron una vez que los amigos no están para decirse las cosas buenas, sino aquellas en las que pueden mejorar. He cubierto la gestión del Superintendente de Bancos, Rafael Camilo, desde los inicios de esta columna y, al pasar balance de lo escrito, no queda duda sobre cuál es la opinión que mantengo, hasta ahora, sobre ella.

Leer más

Matrimonios fallidos

Las uniones son difíciles. La trágica estadística de que el 50% de los matrimonios terminan en divorcio se verifica de manera universal, incluso en nuestro propio país. Curioso es observar que lo que sucede en el mundo sentimental se repite en el corporativo y bancario.

Leer más

Educando a papá

Al noveno año

Estábamos los tres en el carro. Eduardo me preguntó que si el viaje de agosto iba. Ignacio estaba absorto observando el tapón de la Kennedy. Le comenté que no estaba seguro, pues había estado pensando en comprar un apartamento y tenía que ahorrar.

Leer más

Piratas del Caribe

Al gobernante de turno no le quedó otra opción. El presupuesto no daba abasto, los impuestos no podían aumentarse más, y las necesidades caudillistas y de permanencia en el poder, apremiaban. Los financistas de siempre llegaron a su tope y no le prestaban más.

Leer más

Nadie es profeta en su tierra

Sammy Sosa, Juan Luis Guerra, Oscar de la Renta, Michael Camilo, Pedro Mir, Juan Marichal, así podríamos seguir con una larga lista de dominicanos, de los ámbitos creativo y deportivo, que demuestran la calidad mundial del fruto de nuestras dos terceras partes de isla.

Leer más

Yo tengo un sueño

A mi otro sueño

Mejor es prestar y perder que nunca haber prestado”, dijo una vez un banquero. En República Dominicana, sobre todo en los últimos años, el dicho probablemente vendría de un banquero personal, de los que otorgan préstamos para el consumo y la vivienda, más que de un financista corporativo que trabaja con la industria.

Leer más

Una nota personal 0

He tenido la oportunidad de servirle a mi país desde el sector público en dos ocasiones, ambos por períodos relativamente breves, pero absurdamente intensos y difíciles dado el contexto económico y político en el que ocurrieron, y la responsabilidad que asumí, tomando en cuenta mi falta de experiencia en la cosa pública, mi desinterés por la actividad político-partidista y mi juventud relativa.

Leer más

Grandes expectativas

A pesar de lo que aparentaría ser un débil marco fiscal (y cuasi-fiscal) el peso dominicano cerró al 33.49 por US$1.0, para una devaluación del 1.0% frente al corte de 2005

Los próximos 18 meses del porvenir de la economía dominicana y, por ende, de su sector financiero, prometen grandes cambios.

Leer más

La esperanza de hoy 0

Hace quince años tuve el privilegio de trabajar unos meses en la redacción de El Caribe, de Germán Ornes, quien además se había hecho banquero a través de su longeva labor en el Consejo del Banco de Reservas.

Don Germán publicó mi primera columna.

Leer más
Volver Arriba