Regulación y Supervisión

Volver a la página principal

La cuenta del trabajador (1/2)

Alejandra ingresó a trabajar en la oficina pública con mucho entusiasmo y deseos de contribuir con una nueva gestión de gobierno. Lo que nunca pensó es que, sin consultarla ni negociarlo, su nuevo empleador le obligaría a abrir una cuenta de nómina en el banco estatal, con el cual nunca había hecho negocios en el pasado.

Leer más

¿El ocaso de las asociaciones AyP? (3/3)

Por lo explicado en las primeras dos partes de esta serie, espero haberte transmitido alguna idea sobre la “des-mutualización” de las asociaciones de ahorros y préstamos. (AA&P). Es fácil satanizarla, como si fuera una privatización. Lo que no podemos olvidar es que ya las AA&Ps son privadas.

Leer más

¿El ocaso de las asociaciones AyP? (2/3)

Cerca de 1,000,000 de dominicanos de tres generaciones distintas, a nivel nacional, están vinculados con las asociaciones de ahorros y préstamos (AAyP), sea por una de sus alcancías, una libreta de ahorro, un préstamo hipotecario o una tarjeta de crédito.

Muchos se han enterado por la prensa, sin mayor explicación, que es posible que en los próximos meses las AA&P dejen de ser “mutualistas”, y que serían “transformadas en bancos comerciales”.

Leer más

¿El ocaso de las asociaciones AyP? (1/3)

Fascina el debate sobre la posible transformación de las asociaciones de ahorros y préstamos (cariñosamente, las AA&P). Las opiniones, tanto por una de las autoridades, algunos legisladores y diferentes analistas han enriquecido el inicio de un proceso que debió haber ocurrido años atrás pero que, por razones que desconozco, quedó en el limbo por una década.

Leer más

El aniversario 50 del IDECOOP

En quince días, la ley que fundó el Instituto de Desarrollo y Crédito Cooperativo de la República Dominicana (cariñosamente, el IDECOOP) cumplirá sus primeros 50 años. Al igual que ese instituto, y por el bien del sector cooperativo, es obligatoria la actualización del marco legal que busca su fomento, regulación y supervisión.

Leer más

Error de buena fe

Con la llegada al poder del presidente Danilo Medina, hace ya casi un año, surgieron grandes expectativas en torno al desarrollo y el relanzamiento de las microempresas en la República Dominicana.

Un elemento clave de este resurgir está vinculado a nuevas fuentes de crédito a las que podrían acceder estos pequeños proyectos económicos.

Leer más

La letra escarlata y el derecho al olvido

Más que caerse, lo importante es levantarse. En el país, cientos de miles de personas, así como pequeñas, medianas y grandes empresas, se han caído en algún momento. El tropiezo para muchos se reflejará en la incapacidad de pagar sus obligaciones, y en una mora, cuyo estigma se mantendrá en sus burós de crédito, cual la “Letra Escarlata” de la adúltera.

Leer más

La disciplina del mercado

Un sistema financiero sano no es sólo uno de altos índices de solvencia, baja morosidad y buen cumplimiento del encaje legal. Para ser verdaderamente sano y solvente, debe también ser sostenible, lo que implica ir más allá de las entidades financieras, para pensar también en el usuario o cliente bancario “de a pie”.

Leer más

Mis leprosos bancarios

No tengo manera de echar para adelante, por culpa de una mala decisión del pasado muy lejano, aun hoy en día los daños colaterales son realmente muy dolorosos.”

“Enojado. Me sentí atascado en un círculo del cual no podía salir.”; “Como una mierda.”; “Muy, muy mal.”; “Estancado.”; “Una mala ciudadana.”; “Humillada por un pasado que al parecer me seguirá la vida entera.”; “Muy mal por sentir que los problemas financieros imposibilitan la oportunidad de salir del hoyo…”; “Siento que no soy nadie.”; “Atrapada y sin salida.”; “Decepcionado.”; “Atada de las manos pues no me dan opciones, simplemente te descartan.”; “Ridiculizado.”; “Limitada.”; “Muy incómoda.”; “Es una situación muy difícil.”; “Desprotegida.”; “Me sentí denigrada, como una delincuente sin serlo.”; “Desconsiderada.”; “Me sentí impotente y como un delincuente que acaba de salir de cárcel.”; “Frustrado e impotente.”; “Como un vulgar ladrón.”; “Discriminado.”; “Siento que me han cerrado las puertas para progresar y arreglar mi situación… Que aquí dañan la reputación de la gente por centavos.”

“Soy médico.

Leer más

Sueños bancarios

Sueño con que la tasa de interés de mi préstamo hipotecario, de consumo o de tarjeta de crédito fluctúe conforme a una regla, sencilla, transparente y automática. Sueño con que no tendré que llamar a mi banco o a mi asociación de ahorros y préstamos, para que me revisen la tasa de interés, sobre todo cuando están a la baja en el mercado financiero.

Leer más
Volver Arriba