Aprovecha nuestro primer Taller de Finanzas Personales de 2017. Más información en tfp.argentarium.com

Alcancías: ¿por qué un cerdito y no un hipopótamo?

Los cerdos, por sus hábitos alimenticios y de higiene reprochables, tienen mala reputación. Al menos en castellano, los nombres con que nos referimos popularmente a estos mamíferos son siempre ajustables como sinónimos de sucio: cerdo, puerco, marrano, cochinito, choncho…

Es como si con ellos se hubiese inventado lo asqueroso, lo inmundo y lo repulsivo.

Leer más

Un hombre de números

El aumento del tipo de cambio del plátano es un tema sensible en estos días, pero el plátano, que ni siquiera se llama plátano en realidad, no es considerado un indicador serio de la inflación. Eso dice, con ironía y con inocencia, Osiris, un tío del campo que no recibió nociones de finanzas, pero es, en esencia, un hombre de números.

Leer más

Cuando ellas ganan más: el machismo tradicional en relaciones económicas no tradicionales

La cultura machista sigue definiendo parte de la psiquis de los dominicanos y las dominicanas, demostrando que falta mucho para completar la tarea de hacer una sociedad más equitativa. Esto ocurre en múltiples aspectos de nuestras vidas, incluyendo el financiero.

Se manifiesta, por ejemplo, por la forma en que socialmente se percibe el hecho de que en una pareja haya una diferencia salarial o de ingresos muy significativa a favor de la mujer.

Leer más
Volver Arriba