IMPORTANTE: Conoce las medidas tomadas por las entidades bancarias por COVID-19

Valió la pena

A ella, por abrirme los ojos

De todos los personajes del último libro de Junot Díaz, sin duda que el más humano e inspirador es Hypatía Belicia, la madre de Oscar Wao. Abatida y derrotada por un oscuro y trágico evento, oyó una voz que la motivó a levantarse diciéndole: “Sueño, sueño, sueño, ¿cómo tú te llamas?”

Leer más

El ahorro privado, estatizado

Los fondos de pensiones del pueblo dominicano ya están en las manos del gobierno. Lo estarán cada vez más en los próximos años. Hasta la fecha, las entidades públicas receptoras del ahorro del trabajador son más que aptas y solventes para recibirlo.

Leer más

Exuberancia inmobiliaria

Últimamente he recordado mucho la anécdota de cómo Joseph Kennedy, el padre del clan, logró salvar toda su fortuna a pesar del «Martes Negro» de 1929, cuando Wall Street le abrió las puertas al decenio de la Gran Depresión.

Esa pieza clásica del folkore financiero cuenta cómo «Joe» Kennedy, que ya había acumulado su primer millón antes de los 30 años en diferentes proyectos empresariales y financieros, decidió retirar la totalidad de sus inversiones en valores cuando cayó en cuenta que el limpiabotas de su esquina le estaba dando consejos (o «tips») sobre en cuáles sectores valía la pena invertir («petróleo y ferrocarriles»).

Leer más

Cuando endeudarse sale barato

Don Paco García es un hombre realizado. La empresa que preside, Industrias Nacionales, ha logrado la mayor calificación de riesgo de cualquier compañía no financiera en la República Dominicana. De hecho, su “rating” de largo plazo (AA-) resulta bastante mejor que el de la de la mayoría de los bancos dominicanos del país (salvo una sola excepción).

Leer más

Si lo construyes, ellos vendrán

La República Dominicana disfruta de un mercado de valores de lujo. Solamente hace falta un detalle (los mismos valores) pero poco a poco hasta esta condición viene superándose. A un gran costo, pero con un entusiasmo y persistencia aun mayor de los agentes del mercado, parecería que se repite la película de Kevin Costner, y que la apuesta a construir un mercado sin nada (o con muy poco) que transar eventualmente pagará.

Leer más
Volver Arriba