Memo al Presidente: Cobro del 50% del ITBIS a materias primas, maquinarias y bienes de capital

Memo al Presidente: Cobro del 50% del ITBIS a materias primas, maquinarias y bienes de capital

A: Danilo Medina, presidente de la Republica Dominicana

De: Héctor Guiliani Cury

Asunto: Cobro 50% de ITBIS a materias primas, maquinarias industriales y bienes de capital

Señor Presidente, el cobro del 50% del Impuesto a las Transferencias de Bienes Industriales y Servicios (ITBIS) no reduce la competitividad como alega el sector industrial, y cualquier efecto negativo que el pago que dicho impuesto pudiera tener es de una magnitud tan insignificante que no perjudicará al sector o a empresas que importan sus insumos.

En primer lugar, el ITBIS es un impuesto al consumo y la mecánica de su diseño es tal que permite a las empresas manufactureras y a cualquier empresa compensar el impuesto que pagan en la compra de insumos y servicios con el impuesto que cobran al vender los bienes y servicios que producen. Es decir, el pago de ese impuesto, en su totalidad o parcialmente, en Aduanas es neutral en lo que se refiere a su incidencia en los costos de producción y su uso en alrededor de 140 países se basa en que evita el impacto que sobre los costos de producción y la competitividad tienen impuestos en cascadas como los aranceles.

Desde su introducción en 1983, la Dirección General de Aduanas cobraba el 100% del ITBIS previo al retiro de la mercancía de los puertos. No es hasta el año 2007 con la Ley 392-07 que se introduce la práctica de posponer el pago del ITBIS a los bienes de capital, materias primas y maquinarias industriales detallados en la Ley 557-05. Esta última establecía un arancel cero a una serie de productos listados en la Ley. La Republica Dominicana es probablemente el único país que otorga ese tipo de facilidad en lo referente al pago del ITBIS. En países del área como Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras para mencionar solo unos pocos, el Impuesto al Valor Agregado se paga en Aduanas en su totalidad sin que haya afectado la competitividad de las empresas de esos países. Parece que los funcionarios de ese entonces y nuestros congresistas no se molestaron en consultar al señor Google sobre la práctica del cobro del ITBIS en Aduanas en otros países del área.

El pago de ese impuesto en Aduanas, en su totalidad o parcialmente, es neutral en lo que se refiere a su incidencia en los costos de producción. …Es cierto que el representa un costo para las empresas, ya sea financiero o de oportunidad; pero muy insignificante para impactar la competitividad del sector.

Segundo, es cierto que el pago del ITBIS antes de la venta del producto representa un costo para las empresas, ya sea financiero o de oportunidad. Un peso hoy no es lo mismo que un peso en tres meses, en vista de que el dinero que saca el industrial de su caja para pagar el ITBIS en Aduanas podría ponerse en el banco a producir intereses o en caso de un préstamo tendría que pagar intereses sobre el mismo a la institución financiera que extiende el préstamo. Ahora bien, el valor del dinero en el tiempo para este caso específico es de una magnitud tan insignificante que es cuestionable que impacte la competitividad del sector.

Por ejemplo, una empresa que importe 5 millones de pesos en insumos pagaría en la Dirección General de Aduanas 450 mil pesos por concepto del pago del 50% del ITBIS. Si el industrial vende la mercancía 90-120 días después de la importación de insumos, evidentemente, que tendría un costo financiero para la empresa que se financia con un banco comercial, digamos a una tasa de 10%. El gasto adicional por intereses sería de 15,189 pesos por un periodo de 4 meses*. En el caso del préstamo la empresa puede deducir el monto pagado en intereses por concepto del préstamo bancario de su renta imponible, recuperando así la totalidad del monto financiado para pagar el ITBIS, mientras que en el caso de usar su propio dinero el industrial incurre en un costo de oportunidad ya que el monto pagado podría ser destinado a otros usos. En el primer caso, su efecto sobre los costos unitarios de producción sería prácticamente nulo y, en el segundo, de una magnitud tal que no afecta su competitividad relativa a la de otras empresas de países del área o del mundo que compiten con las nuestras y que sí pagan este impuesto en Aduanas.

Por tanto, señor Presidente,  ningún dominicano perderá su empleo por pérdida de competitividad de la industria local con la introducción del “adelanto” del 50% del ITBIS en Aduanas.

__________

* Regla de subcapitalización (thin-capitalization rule), puede limitar la deducibilidad de el gasto de intereses de la renta imponible.

Nota: El título de esta columna se inspira en el del libro Memo to the President, escrito por Charles L. Schultze, del Brookings Institution y expresidente del Council of Economic Advisers del presidente de Estados Unidos.


Artículos relacionados

FATCA: desafíos, inequidades y efecto Trump

FATCA y los chelitos que EEUU anda buscando (2 de 2) La legislación norteamericana de Cumplimiento Fiscal de Cuentas Extranjeras

Subsidios por maternidad y lactancia: ¿en qué consisten y cómo se solicitan?

Dentro de los beneficios del Seguro Familiar Salud, las afiliadas cotizantes tienen derecho a dos prestaciones económicas: el subsidio por

¿Qué cubre el Seguro de Riesgos Laborales?

De acuerdo a las disposiciones de los artículos 185 y siguientes de la Ley 87-01 que crea el Sistema Dominicano

Volver Arriba