FATCA y los chelitos que EEUU anda buscando (1 de 2)

FATCA y los chelitos que EEUU anda buscando (1 de 2)

La legislación norteamericana de Cumplimiento Fiscal de Cuentas Extranjeras (Foreign Account Tax Compliance Act, en inglés) o FATCA, que modifica el Capítulo 4 del Código Fiscal de los Estados Unidos de América (EEUU), fue promulgada por el Congreso de ese país el 18 de marzo de 2010, como parte del Hiring Incentives to Restore Employement (HIRE) Act para estimular empleos dentro de EEUU. Entró en vigencia el 1ro de Julio de 2014 bajo un esquema gradual de aplicación.

FATCA tiene como objetivo detectar contribuyentes de EEUU que no estén reportando sus ingresos en cuentas que mantienen fuera de EEUU. En este sentido, las autoridades norteamericanas han establecido el apoyo de las entidades financieras extranjeras (FFI) y autoridades de cada jurisdicción mediante la firma del Acuerdo Inter-Gubernamental (IGA), ya sea con el Modelo 1 para el intercambio de información recíproca a través de la autoridad fiscal local, o con el Modelo 2 de remisión directa al Internal Revenue Services (IRS), que es la agencia de recaudación fiscal de EEUU.

La República Dominicana firmó el acuerdo IGA Modelo 1 en fecha 15 de septiembre de 2016, que implica el intercambio automático de información financiera de ciudadanos y residentes de EEUU o aquellos con residencia fiscal en EEUU, remitiendo el respectivo reporte a través del Ministerio de Hacienda.

Para estar en cumplimiento con la ley FATCA, las instituciones financieras de nuestro país comenzaron desde el 2014 a adoptar políticas y procesos, así como ajustar los requerimientos de información sobre las inversiones y las cuentas pertenecientes a contribuyentes estadounidenses. Esta labor proactiva se inicia en esencia debido a las exigencias de los bancos corresponsales en EEUU que requerían que las FFI tuvieran registradas ante el IRS y obtuvieran su número de registro global (GIIN, por sus siglas en inglés).

Con este número GIIN, los bancos corresponsales se aseguraban de que las FFI estaban adecuándose a FATCA y les permitía excluir a dichas entidades de la retención del 30% por cada transferencia realizada. Esta retención a su vez impactaría a los clientes de los FFI que recibirían sus fondos con ese porcentaje retenido. Claramente, este punto clave era la forma en que el IRS se aseguraba que las FFI adoptarían la legislación FATCA dentro de sus políticas, puesto que de lo contrario las entidades quedarían excluidas por los mismos clientes que buscaban no ser impactados por esta retención.

Si usted desea saber si su entidad bancaria se encuentra registrada y cuenta con un número GIIN, puede ingresar al portal FATCA del Departamento del Tesoro de los EEUU (el IRS es una agencia de este departamento). Aquí puede buscar la entidad por jurisdicción y por su nombre.

¿Por qué surge?

La ley FATCA responde a una estrategia de lucha contra la evasión fiscal. Tiene como finalidad llevar a cabo una fiscalización y recaudación más eficiente de los ciudadanos o residentes norteamericanos, dentro o fuera de su territorio, por medio de la identificación y declaración justa de los recursos económicos localizados fuera del país. Esto así porque EEUU tiene un régimen mundial para fiscalizar la renta de sus ciudadanos.

La regulación surge justo después de la crisis económica del 2008-2009, por el planteamiento que hace el Gobierno de EEUU de la posibilidad de que personas o entidades norteamericanas que manejen dinero a través de empresas o instrumentos financieros ubicados en el extranjero, escapen del IRS por no estar visibles para el fisco de los EEUU.

¿A quiénes afecta?

FATCA tiene una definición amplia de lo que se considera una Persona Estadounidense (US Person), considerándola como: (i) un ciudadano norteamericano; (ii) un residente con green card; (iii) una persona nacida en EEUU o sus territorios; (iv) una persona con dirección de una residencia dentro de EEUU o una dirección de correspondencia en EEUU; (v) una persona con instrucciones permanente para transferir fondos a una cuenta en EEUU o instrucciones recibida regularmente desde una dirección en EEUU; (vi) una persona con dirección “in care” o retención de correo que sea la única dirección registrada en el expediente con la entidad; o (vii) una persona con poder legal o poder de firma otorgado a una persona con dirección en EEUU.

La persona (física o jurídica) con estos criterios debe declarar si es o no un US Person, conforme la documentación exigida por el IRS (formularios W8 y formulario W9). Aquellos nacionales de otros países deben probar con la verificación y obtención de la información que sea solicitada, que no poseen nacionalidad o residencia de EEUU, y que no son objeto de FATCA según los criterios (iv) al (vii) anteriormente listados.

Existe la presunción de que muchos contribuyentes estadounidenses no están declarando todo lo que ganan, por lo que las entidades deberán obtener información sobre esos US Persons y reportarlos al IRS.

Existe la presunción de que muchos contribuyentes estadounidenses no están declarando todo lo que ganan, por lo que las entidades que cuenten con inversiones estadounidenses, sea personas físicas o jurídicas, deberán obtener información sobre esos US Persons y reportarlos al IRS. Las inversiones estadounidenses, según lo define FATCA, incluyen cuenta corriente, cuenta de ahorros, certificados de inversión o depósito, inversiones en fondos abiertos, dividendos de títulos valores, rentas, entre otros.

Al IRS no le interesa el universo de contribuyentes estadounidenses que están en el extranjero, más bien FATCA se enfoca en cuentas con balances al final del año de US$50 mil o más para persona física y de US$250 mil o más para persona jurídica. Si la persona jurídica tiene tan siquiera un accionista con interés de 10% o más que sea un US Person, la sociedad completa se determina un US Person. Asimismo, todas las cuentas de un US Person se denominan Cuenta EEUU (US Account) y son objeto de reporte ante el IRS si cumplen con el límite del perfil monetario antes indicado.

¿Qué pasa si soy US Person y me niego a dar mi información?

Aquella persona o sociedad que incumpla el requerimiento al negarse a entrega la información será considerada como recalcitrante. La FFI podrá considerar no abrirle la cuenta a este recalcitrante ya que expone a la entidad a un riesgo de incumplimiento con FATCA. Si la persona se compromete a entregar la información, lo debe hacer en un plazo mínimo de 1 año antes de ser considerado recalcitrante y de ser reportado al IRS como tal.

¿Qué información reportará anualmente la FFI de cada Cuenta EEUU al IRS? Se reportarán los: a) datos y número de identificación fiscal de cada titular de una cuenta de persona física; b) los datos y número de identificación fiscal de cada dueño norteamericano con interés sustancial de aquellas cuentas a nombre de entidades extranjeras cuyos dueños sean US Person; c) número y balance de la cuenta; d) el monto bruto de dividendos e intereses pagados o acreditados a la cuenta; e) otros ingresos pagados o acreditados a la cuenta; y f) beneficios brutos de la venta de propiedad pagados o acreditados a la cuenta si la FFI actuó como custodio, bróker o agente del cuentahabiente.

Las entidades financieras en el país tienen una sección en sus páginas web donde les comunican a los clientes sobre la existencia de la ley FATCA y las obligaciones que la misma impone para las FFI y los clientes. Asimismo, pueden encontrar una versión oficial de la traducción al español realizada por la Superintendencia de Bancos al formulario W8-BEN (para persona física no US Person), con la intención de que el cliente de la entidad bancaria pueda comprender el contenido de dicho documento al momento de completarlo en su versión en idioma inglés.

En todo caso se recomienda que usted consulte previamente con su asesor financiero en EEUU o con su abogado para comprender mejor su estatus ante FATCA, debido a que el IRS le prohíbe a las FFI realizar actividad alguna para dirigir, recomendar o asistir al cuentahabiente en estrategias para evadir la identificación de sus cuentas como Cuenta EEUU (US Account). Esta prohibición queda avalada en el acuerdo IGA suscrito entre el país y EEUU.


NOTA: Esta es la primera de dos entregas sobre el FATCA. En la segunda publicación la autora aborda los desafíos legales que plantea esta ley, las iniquidades en el flujo de la información y efecto Trump esperado.

Claudia Álvarez Troncoso

Claudia Álvarez Troncoso

La autora es especialista certificada en Gestion de Riesgo (ECGR); Certified Anti-Money Laundering Specialist de ACAMS (CAMS); Certified Associate AML de FIBA/FIU.


Artículos relacionados

FATCA: desafíos, inequidades y efecto Trump

FATCA y los chelitos que EEUU anda buscando (2 de 2) La legislación norteamericana de Cumplimiento Fiscal de Cuentas Extranjeras

Mossack Fonseca: Transparencia y riesgo de reputación para abogados

Mossack Fonseca tomó decisiones muy arriesgadas, considerando lo lo las ganancias que obtendría e ignorando principios éticos y la regulación.

Memo al Presidente: Cobro del 50% del ITBIS a materias primas, maquinarias y bienes de capital

A: Danilo Medina, presidente de la Republica Dominicana De: Héctor Guiliani Cury Asunto: Cobro 50% de ITBIS a materias primas,

Volver Arriba