La reputación en la fragua

by Víctor Bautista | Abr 2, 2020 5:21 pm

Con el impacto del coronavirus a nivel global -que coloca a las naciones en una suerte de estado de guerra- tendremos una real regresión en indicadores de desarrollo económico y social, especialmente en las economías con fundamentos más vulnerables y menos diversificadas.

Agudización del déficit fiscal, caída de las recaudaciones, aumento de la deuda, desempleo, son factores que en República Dominicana no podremos eludir como secuela de una crisis sanitaria importada, un factor externo de difícil control, que cambiará la trayectoria del crecimiento hacia el declive.

Al margen de esa realidad -que es objeto de abordaje de economistas- quiero tocar un tema colateral con vista al futuro del país y que estará muy vigente en el período posterior a la crisis, asumiendo, por supuesto, que la pandemia será controlada.

Se trata de la reputación-país, un indicador que, seguramente, será materia de análisis y estudios internacionales de entidades especializadas en la materia, como Reputation Institute, y que claramente pudieran generar un ranking de eficiencia en la gestión de la crisis.

No hay dudas de que el tipo de manejo de esta inédita contingencia dejará en los países un sello que condicionará la confianza de los visitantes extranjeros. Clic para tuitear

No hay dudas de que el tipo de manejo de esta inédita contingencia dejará en los países un sello que condicionará la confianza de los visitantes extranjeros, principalmente en si el turismo es un eje fundamental en la economía no solo como motor del consumo, sino también como imán de capitales en forma de inversión externa.

Creo que se podrán proyectar como países seguros aquellos que hayan aplicado métodos de pruebas masivas, diagnóstico rápido, aislamientos; los que registren menores tasas de mortalidad y sirvan estadísticas fiables, que muestren la limpieza de un proceso dirigido con idoneidad y credibilidad.

En cambio, una mala reputación-país derivaría de la gestión inadecuada de la respuesta a la pandemia, que deje sombras, dudas, vacíos y preguntas no respondidas. Podría traducirse en pérdida de oportunidades de mercado, que significa contar con menos recursos para afrontar la tarea de la recuperación.

Para las marcas o las empresas la crisis es también desafiante porque su participación en la búsqueda de soluciones para el colectivo, los aportes desprendidos, la protección de sus colaboradores, en términos de salud y de la economía personal, y la ética en la fijación de la estructura de precios, marcarán su perfil y definirán su licencia social.

Tanto para los países como para las marcas, la comunicación estratégica será determinante para fijar percepción compartiendo y haciendo entender las buenas prácticas asumidas. Los hechos no comunicados no existen.

Source URL: https://www.argentarium.com/debate/52883-la-reputacion-en-la-fragua/


Anotaciones selectas sobre las pandemias y la economía 

by José R. Sánchez-Fung | Mar 20, 2020 4:06 pm

La historia documenta múltiples embates de brotes virales con impactos sustanciales alrededor del mundo. Entre las pandemias más graves están la Gran Plaga (peste) de Londres de 1665, la gripe (influenza) española de 1918, y la gripe A (H1N1) que surgió en los EEUU en 2009. Actualmente, un coronavirus (COVID-19) detectado en Wuhan, China, a finales de 2019 está causando estragos sobre los sistemas de salud y las economías tanto en países avanzados como en lo que están vías de desarrollo.

¿Qué sabemos sobre las pandemias y su impacto sobre el desenvolvimiento económico? Nico Voigtländer (Universidad de California, LA) y Hans-Joachim Voth (Universidad de Zúrich) desarrollan un modelo analítico con elementos Malthusianos para investigar el impacto de la Gran Plaga sobre el desarrollo económico en Europa. El resultado de sus análisis indica que las muertes producidas por la pandemia redujeron la cantidad de trabajadores disponibles y propiciaron el aumento de los salarios.

Los autores también reportan que, concomitantemente, la migración promovida por la naciente industrialización condujo a peores condiciones de vida y mayor número de muertes en las ciudades –dado el hacinamiento prevaleciente en esos tiempos. La interacción de ambos factores –las muertes causadas directamente por la pandemia y las derivadas de la migración hacia las ciudades- junto a elementos políticos contribuyeron al incremento del producto per cápita indispensable para el despegue del proceso de crecimiento y desarrollo económico. Por lo tanto, el efecto de la Gran Plaga es un factor importante para entender por qué la Revolución Industrial sucedió en Inglaterra y no en otros países con aparentemente mejores condiciones iniciales para lograr el salto -notablemente China

Enfocando la atención sobre lo sucedido en el siglo pasado, la gripe de 1918 fue una de las pandemias más devastadoras en términos de la proporción de la población infectada y los millones de muertes resultantes. La literatura económica aporta múltiples contribuciones sobre el impacto económico de esa pandemia. Douglas Almond  (Universidad de Columbia) estudia el caso de los EEUU utilizando datos estadísticos recopilados en los censos de la población. El análisis empírico trata de entender las secuelas de la gripe sobre personas expuestas a la enfermedad cuando estaban en el útero de sus madres. Los resultados de la investigación señalan que ese grupo de personas subsecuentemente alcanzó menores ingresos y estatus socioeconómico, y recibió mayores subsidios. 

El efecto de la Gran Plaga es un factor importante para entender por qué la Revolución Industrial sucedió en Inglaterra y no en otros países con aparentemente mejores condiciones iniciales para dar el salto. Clic para tuitear

Stefan Pichler (ETH-KOF, Zúrich) y otros también estudian el impacto de la gripe de 1918 pero con especial atención en la economía de Suecia. Los autores no identifican un impacto estadísticamente significativo del número de muertes sobre el ingreso.  El resultado es opuesto a lo esperado por los modelos económicos y a la evidencia reportada por otros estudios.

¿Cuál será el impacto del COVID-19 sobre la economía de la República Dominicana? Definitivamente, en el corto plazo la economía sufrirá efectos adversos sobre la oferta y la demanda. Por el lado de la demanda mucho dependerá de la economía internacional –por ejemplo, vía el efecto sobre el sector turismo. Y por el lado de la oferta la situación probablemente impactará con mayor fuerza sobre las empresas más frágiles (micro, pequeñas, y medianas) y los trabajadores independientes en el sector informal. 

El choque adverso sobre la economía de la República Dominicana llega en un contexto desfavorable: el Banco Central opera con tasa de interés real (esperada) cercana a cero, mientras que los funcionarios encargados de las finanzas públicas enfrentan un espacio fiscal limitado conjuntamente con preocupaciones respecto a la sostenibilidad de sus cuentas. En esa coyuntura, las autoridades deben calibrar minuciosamente los estímulos que aplicarán como reacción al COVID-19 con la finalidad de salvaguardar la estabilidad macroeconómica.

Source URL: https://www.argentarium.com/debate/52482-anotaciones-selectas-sobre-las-pandemias-y-la-economia/


Consideraciones sobre la sostenibilidad de la política fiscal y el ‘espacio fiscal’ 

by José R. Sánchez-Fung | Feb 26, 2020 1:42 pm

Una política fiscal sostenible implica mantener las finanzas gubernamentales en orden; básicamente, los gastos planificados en el presupuesto de la nación deben ser costeados por los ingresos. Pero en la realidad los gobiernos frecuentemente registran déficits –gastos mayores que los ingresos fiscales- que deben ser financiados emitiendo deuda pública; por ejemplo, bonos del gobierno vendidos en los mercados internacionales. El problema primordial con los déficits fiscales no es su existencia per se sino la posibilidad de financiarlos en un período prudente sin que la credibilidad del gobierno sufra por la deuda pública acumulada (ver la gráfica). Como referencia, países avanzados, incluyendo Japón, mantienen niveles de deuda pública relativamente altos.

Las discusiones sobre la economía de la República Dominicana frecuentemente incluyen argumentos sobre la sostenibilidad de la política fiscal. Las conclusiones de los debates tienden a contribuir pocas ideas prácticas sobre qué hacer respecto al resultado deficitario de las finanzas públicas. Una razón, entre otras, es que la raíz de los déficits puede encontrase en la implementación de programas que el pueblo aprecia, pero resultan difíciles de financiar con el volumen de ingresos existentes. No obstante, hay otros factores que generan preocupación cuando las operaciones fiscales producen déficits, incluso asumiendo que la política fiscal es sostenible en el tiempo.

Incluso asumiendo que la deuda es sostenible, hay razones adicionales para preservar un espacio fiscal prudente, especialmente en el caso de economías en vías de desarrollo, como la dominicana. Clic para tuitear

Por lo tanto, el debate puede enriquecerse contemplando otros factores para respaldar finanzas públicas sólidas. Los economistas Christina D. Romer y David H. Romer (Universidad de California) analizan el impacto de la posición financiera del gobierno sobre la recuperación de una economía luego de sufrir una crisis. El espacio fiscal –definido como la capacidad de utilizar la política fiscal para lidiar con choques adversos- es una de las variables analizadas por Romer y Romer. La investigación reporta que en una muestra de economías de la OCDE aquellas con menores relaciones deuda sobre producto interno bruto reaccionaron ante problemas financieros usando la política fiscal más agresivamente. Y el comportamiento está relacionado con recuperaciones más rápidas, lo cual es evidencia de la importancia del espacio fiscal.

Existen razones adicionales para preservar un espacio fiscal prudente, especialmente en el caso de economías en vías de desarrollo como la República Dominicana. Indudablemente, la existencia de espacio fiscal contribuye a la credibilidad de los hacedores de política con el público. Por ejemplo, la evolución hacia un sistema en el cual variables de importancia para la política macroeconómica (como el tipo de cambio) resultan de las fuerzas de mercado requiere una política fiscal organizada y capaz de respaldar la reacción necesaria ante un choque adverso.

Comprobar la sostenibilidad de la política fiscal es complejo, al igual que las implicaciones de otros conceptos teóricos en economía. Independientemente de esa problemática, la salud de las finanzas públicas puede afectar la capacidad del gobierno de reaccionar ante choques afectando la economía. El debate sobre la política fiscal en la República Dominicana debe considerar los múltiples factores en juego en adición a la sostenibilidad, incluyendo el espacio fiscal.

Fuente: elaborada por el autor usando datos del FMI.

 


Foto: José Sánchez-Fung.

Source URL: https://www.argentarium.com/debate/51904-consideraciones-sobre-la-sostenibilidad-de-la-politica-fiscal-y-el-espacio-fiscal/


Tendencias demográficas y macroeconomía 

by José R. Sánchez-Fung | Feb 4, 2020 10:58 am

Diversos factores pueden complicar el diseño y la implementación de las políticas económica y social. Un ejemplo importante ocupando la atención de los economistas es la trayectoria de las estructuras demográficas alrededor del mundo. Indudablemente, la evolución de la población juega un rol importante en el progreso económico. Pero la historia del pensamiento económico recuenta que intelectuales influyentes, como el inglés Thomas Robert Malthus, plantearon argumentos pesimistas respecto a la dinámica entre las variables. 

La postura de Malthus refleja la complejidad de la asociación entre elementos demográficos y económicos. Por esa razón hoy día existe una vasta literatura académica aportando modelos teóricos y estimaciones empíricas que examinan la relación minuciosamente. Los resultados de los análisis pueden depender de múltiples factores, incluyendo el nivel de desarrollo económico de una economía. El problema actual y para el futuro involucra el cambio en la estructura de la población -especialmente el aumento de la proporción en edad avanzada; en ese sentido, Japón y Europa son casos emblemáticos. 

Los resultados concernientes a la relación entre las tendencias demográficas y variables macroeconómicas son relevantes para economías desarrolladas y en vías de desarrollo, incluyendo la República Dominicana. Clic para tuitear

Los canales precisos conectando el cambio en la estructura demográfica de una sociedad con la macroeconomía incluyen, entre otros, las decisiones de las personas respecto a su oferta de trabajo y ahorro. Como ilustración de variables que invitan al estudio de la relación, la gráfica muestra la tasa de interés ‘efectiva’ de los fondos federales en los Estados Unidos. La trayectoria de la variable es decreciente durante las casi cuatro décadas transcurridas desde principios de los 1980; la situación es similar en otras economías avanzadas. 

Yunus Aksoy (Universidad de Londres) y coautores analizan el impacto de cambios en las estructuras demográficas sobre variables macroeconómicas. Los investigadores estudian un grupo de países de la OCDE usando técnicas econométricas y datos para el período comprendido entre 1970 y 2014. El estudio revela que los cambios en las estructuras demográficas, implicando envejecimiento y baja fertilidad, tendrán un efecto negativo sobre el crecimiento del producto agregado, la tasa de interés real y la innovación. 

Paralelamente, es importante notar que Lawrence Summers (Universidad de Harvard) trabaja activamente sobre la hipótesis de ‘estancamiento secular’. Esa línea de investigación considera otros factores importantes además de las transiciones demográficas -por ejemplo, las propensiones al ahorro y la inversión en países avanzados- que pueden estar contribuyendo a tendencias como la exhibida en la gráfica. Los resultados de la agenda de investigación de Summers apuntan hacia la importancia de reconsiderar el rol de la política fiscal.

Los resultados concernientes a la relación entre las tendencias demográficas y variables macroeconómicas -aunque sujetos a extensiones, revisiones, y debates- son relevantes para economías desarrolladas y en vías de desarrollo, incluyendo la República Dominicana. El problema afecta, entre otros, la viabilidad de los objetivos de los fondos de pensiones, la efectividad de la política monetaria, y las perspectivas de largo plazo para proyectos de inversión. La magnitud y ramificaciones del problema implican que continuará en un lugar importante dentro de las agendas de los hacedores de política económica.

Fuente: elaborada por el autor usando datos del Banco de la Reserva Federal de San Luis.


Foto: José Sánchez-Fung

Source URL: https://www.argentarium.com/debate/51416-tendencias-demograficas-y-macroeconomia/


¿Cómo protegen los comercios la información de nuestras tarjetas de pago?

by Héctor Díaz | Ene 17, 2020 12:05 pm

En los últimos años, la permanente conectividad a internet se ha convertido en la forma principal en la que exponemos nuestra información. Constantemente compartimos información personal en redes sociales, información financiera en portales de comercio electrónico y, en general, dejamos una huella en cada sitio que visitamos.

Esta realidad nos coloca en una nueva superficie de riesgo en la cual debemos afrontar los intentos de robo de esa identidad digital. Hay infinidad de técnicas usadas por los delincuentes para vulnerar nuestra seguridad y sacar provecho monetario con nuestros datos. Es por ello que la privacidad adquiere un valor cada vez mayor para la población. En respuesta a esta situación, sociedades como la europea se han abocado a implementar regulaciones generales de protección de datos (GDPR por sus siglas en inglés) y, en nuestro continente, países como Brasil han puesto en marcha leyes de protección de datos, con el fin de crear un marco a nivel país para establecer controles rigurosos y un régimen de consecuencias para quienes almacenan información y, a la vez, fomentar mejores controles de seguridad para la misma.

Por su parte, las compañías emisoras de tarjetas de pago habían estado impulsando, por separado, múltiples programas en pro de establecer guías hacia las mejores prácticas en materia de seguridad de la información de los tarjetahabientes. Sin embargo, hay que destacar que no fue hasta finales del año 2004 cuando Mastercard, American Express, Discover y JCB decidieron en conjunto la creación de un estándar de seguridad para incrementar los controles alrededor de la información de los clientes y, con ello, contribuir a la reducción de fraudes y garantizar la continuidad de estos medios de pago tan extendidos hoy en día.

¿Cuáles controles de seguridad de datos aplican el comercio y la industria de tarjetas de pago actualmente? Héctor Díaz se refiere al tema en este artículo. Clic para tuitear

Estos esfuerzos quedaron plasmados en un estándar conocido como Payment Card Industry Data Security Standard (PCI DSS), el cual consta de 4 niveles, dependiendo del flujo transaccional de la entidad. Este criterio debe ser cumplido por prácticamente todo el sector comercial y financiero dominicano, y desde su inserción ha traído excelentes beneficios en lo que tiene que ver con las iniciativas para salvaguardar la información de los usuarios.

¿Cómo nos beneficia?

Sin ánimos de entrar en todos los tecnicismos de los que consta este estándar, su aplicación en el sector comercial y bancario local ha traído consigo beneficios que quizás no son tangibles para el usuario promedio pero que, sin lugar a duda, han venido a generar una constante cultura de la seguridad en lo referente a los datos de nuestros productos de de pago digital. Algunos de los beneficios principales que podemos mencionar son:

Genera confianza

El hecho de saber que prácticamente la totalidad del mercado ha estado abocada a la aplicación de mejores prácticas homogéneas en el manejo de nuestra información de tarjetas, en adición a los avances tecnológicos con los plásticos propiamente, constituye un aliciente para el usuario. Sobre todo en un entorno social donde no se incentiva el uso generalizado del dinero en efectivo por motivos de seguridad o por lo práctico que resultan estos medios de pago para transacciones de todo tamaño.

Reduce el riesgo

El conjunto de pasos a implementar a la hora de alcanzar este estándar obligatorio para quienes emiten o reciben transacciones va desde lo que es un estricto control a nivel tecnológico de todos los procesos relativos a las tarjetas, hasta la inspección de aquellos procesos que involucran factores humanos, como el embalaje, entrega, etc. Esto reduce a su mínima expresión el error humano o cualquier tipo de desviación que pueda ocurrir durante todo el proceso de inicio a fin en lo que tiene que ver con la emisión de las tarjetas.

Fomenta una cultura de la seguridad de nuestros datos

La norma en su requerimiento 12.6 prescribe que los comerciantes e instituciones financieras implementen un programa integral de concientización de seguridad, que aborda múltiples aspectos, a fin de enseñar sobre la importancia de la seguridad de los datos de los titulares de tarjetas. Dicho entrenamiento debe llevarse a cabo al momento de contratar a empleados que estarán manejando información de tarjetas y será reforzado al menos una vez cada año. Además, los empleados deben estar sujetos a retomar este material didáctico si su supervisor identifica debilidades en el manejo de información de tarjetas en el marco de sus labores diarias y cada uno de ellos debe, al menos anualmente, proporcionar alguna forma de reconocimiento por escrito de que ha leído y entendido las políticas establecidas en ese sentido.

Presenta un régimen de consecuencias

El no cumplimiento de este estándar puede significar penas de entre 5,000 a 100,000 dólares mensuales (a discreción de la marca de medio de pago). Las mismas no se discuten abiertamente o se diseminan en los medios, pero aparte del costo monetario que representan, pueden significar un incremento en los costos por transacción para el comercio que comete la infracción o inclusive la terminación de su relación con entidades bancarias o procesadoras de pago.

De igual forma, incluso estando en cumplimiento con la normativa, esto no hace infalible al comercio de enfrentar alguna brecha de seguridad, para lo cual también existen consecuencias diversas que van desde montos de penalidad por cada registro comprometido, hasta intangibles como afectar la reputación del comercio y con ello una reducción en su clientela.

En esta entrega hemos querido resumir brevemente algunos de los puntos importantes sobre lo que la aplicación de este estándar representa en pro de la seguridad y confianza del usuario en el llamado dinero plástico. PCI DSS ha evolucionado bastante desde su incepción. Con ello la seguridad ha tomado un papel fundamental que nos ha permitido ir adoptando las tecnologías de tarjetas y sus amplios beneficios.

Source URL: https://www.argentarium.com/debate/51159-como-protegen-los-comercios-la-informacion-de-nuestras-tarjetas-de-pago/


La macroeconomía internacional en 2020

by José R. Sánchez-Fung | Dic 12, 2019 11:41 am

¿Qué podemos vislumbrar en el horizonte respecto al comportamiento de la macroeconomía global? Los pronósticos del FMI indican que el crecimiento del producto real mundial alcanzará 3.4% en 2020. La cifra supera lo esperado para el cierre de 2019 en casi medio punto porcentual, pero continuará por debajo de la tendencia, como muestra la gráfica. La pugna comercial entre China y los Estados Unidos puntea en la lista de factores importantes para el desenvolvimiento económico en el mediano plazo. 

Sin embargo, la economía de los Estados Unidos aparenta consolidar su desenvolvimiento. Un indicador que respalda esa observación es el número de puestos de trabajo creados en noviembre –los cuales superaron las expectativas de los analistas. Esas estadísticas complementan la comunicación sobre la postura de la política monetaria en 2019 contenida en las declaraciones de funcionarios como James Bullard, del Banco de la Reserva Federal de San Luis

En ese contexto, profesionales encuestados por el Banco de la Reserva Federal de Filadelfia pronostican que el producto real de los Estados Unidos crecerá cerca de 2% en 2020. Paralelamente, la inflación convergerá a la meta de 2% y el desempleo permanecerá debajo de 4%. Información adicional recopilada por la encuesta indica una ligera disminución en la probabilidad de observar un trimestre negativo durante 2020.

Las tensiones sociales que en 2019 conmovieron países como Bolivia, Chile y el Líbano pueden continuar siendo un factor importante. Por esa razón muchos observadores anticipan mermas en las economías emergentes y en desarrollo. Clic para tuitear

La economía de los Estados Unidos robustece su desenvolvimiento mientras que la zona euro continúa languideciendo. Por lo tanto, la política monetaria del Banco Central Europeo probablemente extenderá su período de inclinación expansiva. Adicionalmente, la situación del Reino Unido es un factor a monitorear en los próximos meses máxime su posible (¿inminente?) salida de la Unión Europea. Un editorial reciente de la revista The Economist expresa pesimismo sobre el tema, mientras que en el Financial Times Gavyn Davis discute problemas latentes para la libra esterlina. 

La situación de Japón es similar al pasado reciente: el crecimiento del producto real esperado en 2020 no alcanza 1%. Por esa razón el objetivo de las autoridades es, primordialmente, estimular la economía para aliviar las tendencias deflacionarias y la presión derivada del factor demográfico –con una población en proceso de envejecimiento. También con enfoque sobre Asia, el Banco Central de Finlandia (BOFIT) estima que la economía de China crecerá alrededor de 5% en 2020; otras organizaciones producen números un poco más elevados. La cifra es, en parte, consecuencia de políticas para controlar la expansión del crédito y corregir los desbalances macroeconómicos, pero también resulta del conflicto comercial entre China y los Estados Unidos.

Las tensiones sociales que en 2019 conmovieron países como Bolivia, Chile y el Líbano pueden continuar siendo un factor importante –individualmente o motivando otras similares. Y por esa razón muchos observadores anticipan mermas en el desenvolvimiento de las economías emergentes y en desarrollo; el crecimiento esperado en 2020 para el grupo está por debajo de 5%. La pujanza de la tendencia será determinada por el factor político junto con los fundamentos de cada economía, y por los múltiples escenarios discutidos anteriormente para el contexto global. 

Crecimiento del producto real mundial, junto a desviaciones de la tendencia, y proyecciones (2020-2024) para varios grupos de países durante, % anual

 

Elaborada por el autor utilizando datos del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Pronósticos (media) para los Estados Unidos por parte de analistas independientes 

Encuesta conducida por el Banco de la Reserva Federal de Filadelfia 

Elaborada por el autor usando datos del Banco de la Reserva Federal de Filadelfia publicados el 15 de noviembre de 2019.

 

 

Source URL: https://www.argentarium.com/debate/50776-la-macroeconomia-internacional-en-2020/


La importancia de la competencia en los mercados

by José R. Sánchez-Fung | Nov 29, 2019 11:14 am

La teoría económica plantea que un mercado abierto a la competencia es favorable para el bienestar material de la sociedad. Pero la posibilidad de competir en una industria -en el sentido estudiado por Baumol- no está garantizada en la práctica, y eso es imprescindible para materializar los beneficios esperados por la teoría. Las preocupaciones históricas respecto al poder de mercado (definido como la capacidad de una empresa o grupo de empresas de elevar el precio de un bien o servicio por encima del que sería observado en un ambiente donde la competencia es viable) y su posible impacto sobre la dinámica de la actividad económica condujeron al desarrollo de políticas concernientes a la competencia. Los Estados Unidos fueron pioneros legislando sobre el tema mediante la Sherman Act.

El creciente poder de mercado es un tema de actualidad incluso en las economías avanzadas; ver, por ejemplo, el trabajo reciente del ganador del Premio Nobel de Economía Joseph E. Stiglitz (Universidad de Columbia). En ese aspecto, los mercados en los cuales operan compañías que ofertan plataformas digitales ameritan especial atención. Economistas afiliados al Centro George J. Stigler para el Estudio de la Economía y la Sociedad –basado en la Universidad de Chicago- investigan el problema y formulan propuestas para el futuro. La magnitud de las principales plataformas digitales motiva la premura de afinar las políticas para proteger la posibilidad de competir. 

En RD, es importante que las autoridades correspondientes acumulen la pericia y reputación necesarias para desarrollar e implementar una política de competencia acorde con las mejores prácticas a nivel mundial. Clic para tuitear

Entre las compañías líderes en el sector se encuentran gigantes globales como Amazon, Apple, Facebook y Google. ¿Por qué ese tipo de compañía tiende a desarrollar condiciones que favorecen el incremento en su poder de mercado? La microeconomía identifica elementos básicos asociados al poder de mercado y que son comunes en la industria. Por ejemplo, economías de escala, costo marginal muy bajo, y la facilidad de alcanzar una clientela al nivel global –esto último complica la detección de violaciones a las leyes sobre competencia. 

Las condiciones señaladas tienden a beneficiar participantes cuya eventual magnitud hace prácticamente imposible que otras empresas puedan tratar de superar las barreras de entrada a la industria. Existen medidas que pueden contribuir a lidiar con el problema. Entre las sugerencias planteadas por el Centro Stigler están la reforma de las políticas respecto a las fusiones de empresas y el reforzamiento de la capacidad de implementar las regulaciones dictadas por las autoridades encargadas de proteger la competencia en los mercados.

En la República Dominicana, esa última función recae sobre la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (PRO-COMPETENCIA). La importancia de la meta incrementará en la medida en que la economía avanza y las actividades de producción incrementan en sofisticación. Por lo tanto, es importante que las autoridades correspondientes acumulen la pericia y reputación necesarias para desarrollar e implementar una política de competencia acorde con las mejores prácticas a nivel mundial. El ejemplo histórico provisto por los éxitos y desafíos de las políticas en favor de la competencia en las economías avanzadas revela que el tema es complejo y no debe ser descuidado.

Source URL: https://www.argentarium.com/debate/50482-la-importancia-de-la-competencia-en-los-mercados/


La revolución de 1857 y sus implicaciones económicas (5 de 5)

by Edwin Espinal Hernández | Nov 25, 2019 10:37 am

Si nos atenemos a las versiones de Damián Báez y José Gabriel García, contrario a lo que pudiera pensarse, la rendición de Báez no fue el resultado de un recrudecimiento del cerco impuesto por Santana y los daños causados a comerciantes y vecinos de la ciudad por los cañones y la metralla. Según el testimonio de Damián Báez, lo que decidió la suerte de la revolución a favor de los liberales cibaeños fue el arribo al puerto de Santo Domingo – a pedido del gobierno revolucionario de Santiago –  el 26 de mayo de 1858 de la fragata estadounidense “Colorado”, cuyo comodoro amenazó con “tomar medidas coercitivas” si no se resarcían las ofensas hechas contra el pabellón de su país a propósito de un incidente en el que se habían visto involucradas una goleta norteamericana y un paquebot dominicano. 

Contrariamente, José Gabriel García precisa que la capitulación de Báez fue el resultado de la intervención de los cónsules de España, Francia e Inglaterra. Fue con la intermediación de esos representantes extranjeros y ante la sorpresa e indignación de sus seguidores, de acuerdo a este autor, que Báez capituló el 12 de junio de 1858 y se ausentó del país con numerosos amigos y parientes, refugiándose primeramente en Curazao. 

El acuerdo arribado preveía la renuncia de Báez a la presidencia y su salida inmediata del país; la no persecución de las personas que lucharon a favor del gobierno; la entrega de un pasaporte a todo oficial que deseara abandonar el país después de la rendición; la suspensión inmediata de las hostilidades y la entrega de la plaza de Santo Domingo al general Santana con sus fortalezas, arsenales, armas, pertrechos y buques de guerra. 

Tan pronto Santana y sus tropas entraron a la ciudad capital, a la salida de Báez, el 13 de junio, este se movilizó para restituir el orden de cosas existente antes de su caída. La Constitución de Moca de febrero de 1858 trastornaba la organización política y administrativa existente desde 1844, tan afín a sus intereses, y el traslado de la sede del gobierno a Santiago, con todo lo que ello conllevaba, implicaba despojar de múltiples privilegios a sus partidarios en Santo Domingo y la región sur. Fue así como el 27 de julio de 1858 un manifiesto contrarrevolucionario, alentó la puesta en vigor de la Constitución de diciembre de 1854 y el desconocimiento del gobierno instalado en Santiago y la Constitución de Moca. 

En 1858 Santana logró ocupar el poder por última vez. En su figura se saldó el fracaso de una revolución de un grupo de idealistas que careció del respaldo efectivo del comercio y las masas populares. Clic para tuitear

Santana designó un gabinete provisional el 30 de julio de 1858 e invitó a Valverde a adherirse a “salvar la República”, pero este no aceptó su propuesta. Valverde intentó poner resistencia a la marcha organizada por Santana hacia el Cibao para desconocer su autoridad e incluso encabezó tropas que se dirigirían hacia Santo Domingo. Pero las estratagemas de los oficiales subalternos de Santana sobre las filas cibaeñas determinaron que la deserción las redujera a su mínima expresión y Valverde renunció a la presidencia el 28 de agosto de 1858 para luego tomar el camino del exilio. En la caída de Valverde, Alejandro Angulo Guridi sugiere una presunta participación de los cónsules de Francia e Inglaterra, que “tenían parte en el agio de sus súbditos con el papel moneda de Báez” y que auparon a Santana al ver frustrado su interés en un cambio de 100 pesos nacionales por un peso fuerte en provecho de sus nacionales y rechazado por Valverde. 

Santana consolidó nuevamente su poder con el posicionamiento de comandantes de armas fieles a sus  mandatos en las diferentes provincias en el curso de agosto de 1858. El 27 de septiembre dictó dos decretos restableciendo la Constitución de diciembre de 1854 y todas las leyes y disposiciones que se promulgaron en virtud de la misma durante su anterior gobierno.

Con la liquidación de las pretensiones centralistas del grupo cibaeño, Santana pudo ocupar el poder por última vez. En su figura se saldó el fracaso de una revolución de un grupo de idealistas que careció del respaldo efectivo del comercio y las masas populares, que sostuvo un gobierno incapaz de crear vínculos para el Estado, que prohijó reformas sin arraigo en la conciencia pública y que algunos de cuyos hombres traicionarían después. 

Source URL: https://www.argentarium.com/debate/50367-la-revolucion-de-1857-y-sus-implicaciones-economicas-5-de-5/


Ahorrar no solo nos hace bien, también ayuda a enfrentar el cambio climático

by Odalis F. Marte | Nov 18, 2019 3:30 pm

El ahorro es la parte del ingreso disponible que no se gasta. Sabemos que el ahorro se puede acumular en el tiempo y utilizarse para la inversión, con lo cual se incrementa la riqueza material. No obstante, también, coloquialmente, solemos designar la acción de racionalizar o economizar los recursos como algo que nos ayuda a ahorrar. Por ejemplo, si conduzco mi carro a una velocidad moderada, entonces se consume menos combustibles y alarga la vida útil del vehículo, por lo que eso me ayuda a ahorrar.

¿Qué hacer para ahorrar más dinero y contribuir a tener un mejor ambiente? El economista Odalis Marte se refiere al tema en este artículo. Clic para tuitear

Ese mecanismo de ahorro es esencial para que un ciudadano o ciudadana, cuidando de su salud financiera, aporte con la reducción de la contaminación ambiental que está produciendo el calentamiento de la tierra o cambio climático. Me explico: como consumidores tenemos el poder de ayudar un poco, según nuestras posibilidades, con nuestras decisiones de compra y de ahorro. Solo necesitamos hacer un esfuerzo relativamente pequeño.

Nuestras decisiones de consumo

Como consumidores tenemos el poder de decidir qué compramos y cómo utilizamos los bienes y servicios que adquirimos para satisfacer nuestras necesidades y, a la vez, contribuir con la reducción de las emisiones de gases y basuras contaminantes. Ya pusimos el ejemplo de cómo conduciendo a una velocidad moderada podemos ayudar al clima. Lo mismo podría suceder si tomamos medidas para minimizar nuestro consumo de electricidad, incluyendo el uso de los acondicionadores de aire a temperaturas inferiores a los 22 grados centígrados. También la reducción del uso de bolsas y envases plásticos, la menor generación de basura y la racionalización en el consumo de agua mejoraría la sostenibilidad de nuestros hábitos y nos ayudaría a ahorrar dinero.

El ahorro y bienestar

 Como agentes económicos con cierta racionalidad, tendemos a ahorrar por algún propósito bajo el entendido de que, por postergar el consumo de hoy  obtendremos mañana un mayor beneficio. De este modo, podemos ahorrar para adquirir un bien mueble o inmueble en algunos meses o años, o incluso ahorramos para vivir cómodamente durante nuestra vejez, entre otras motivaciones no menos loables. En ese sentido, se puede afirmar que el ahorro contribuye con nuestro bienestar.

Como el bienestar de una sociedad se puede comprender como la suma del bienestar promedio de los individuos y familias que conforman la sociedad, los esfuerzos que individualmente hacemos para, honradamente, aumentar la calidad de nuestras vidas, hacen bien a nuestra colectividad. Es por eso que los ajustes a nuestro estilo de vida que nos permitirían ahorrar podrían convertirse, además, en contribuciones personales al mejoramiento del medioambiente en el que vivimos y en la reducción de las emisión de gases contaminantes como el dióxido de carbono.

En resumen, ¿qué hacer para ahorrar más dinero y contribuir con un mejor clima?

Muchos habremos escuchado sobre el enfoque de Reducir, Reciclar, Reutilizar, las llamadas Tres Erres de la economía circular. Algo de ese enfoque podemos adaptar a nuestra cultura de ahorro. Como ciudadanos podemos ahorrar dinero al reducir nuestro consumo de combustibles y otras fuentes de energía provenientes del petróleo y otros fósiles. Cuando sea posible, hacer cambios en la dieta para ingerir más alimentos de origen vegetal (por cierto, comer menos y mejor podría ser bueno para ahorrar y tener mejor salud), y reducir el consumo de productos que generan mucha basura.

Podemos hacer un inventario de bienes que podemos reciclar y no solo nos referimos a envases, sino también a prendas de vestir y cachivaches de todo tipo. Y, por último, educarnos sobre qué productos son reutilizables para nosotros o para otras personas. En muchas casos podría ser bueno considerar poseer menos cosas de las que podemos prescindir.

Definitivamente, ahorrar en la proporción que nos sea posible puede ser muy beneficioso para nuestro propio bienestar y para nuestro medioambiente.

Source URL: https://www.argentarium.com/debate/50248-ahorrar-no-solo-nos-hace-bien-tambien-ayuda-a-enfrentar-el-cambio-climatico/


Consideraciones sobre la política macroeconómica

by José R. Sánchez-Fung | Oct 29, 2019 3:04 pm

La política macroeconómica -mezclando las políticas fiscal y monetaria- es una herramienta fundamental para las autoridades encargadas de preservar la estabilidad de la economía. La consistencia entre las políticas es un objetivo importante en los modelos teóricos, pero la práctica es más compleja. Una complicación radica en que la política fiscal depende del presupuesto gubernamental –aunque la misma también opera mediante los ‘estabilizadores automáticos’- y por lo tanto es relativamente menos flexible que la política monetaria. Además, existe estigma en contra de la política fiscal como resultado de los múltiples experimentos fallidos –ver, por ejemplo, los casos estudiados por Sebastián Edwards (Universidad de California, LA) para América Latina.

Pero el contexto global presente, afectando el potencial de las herramientas de la política monetaria, amerita reconsiderar la política fiscal. Existen numerosos argumentos respaldando el activismo fiscal en las economías avanzadas. En particular, actualmente los gobiernos en Alemania, Estados Unidos y Japón pueden emitir deuda prácticamente gratis.

En vista de la postura expansiva de la política monetaria causando una tasa de política real bordeando cero, ¿es factible complementar el estímulo a la economía de la República Dominicana mediante la política fiscal? Clic para tuitear

La regla, desde el punto de vista económico, es favorecer proyectos que generen un retorno mayor que el costo de la deuda emitida para financiarlos. Ese factor explica que Lawrence Summers (Universidad de Harvard y anteriormente Secretario del Tesoro de los Estados Unidos), entre otros economistas, abogue por utilizar la política fiscal para complementar la monetaria. Un potencial riesgo de ignorar esa opción es que el desenvolvimiento económico en los Estados Unidos y Europa languidezca como en Japón desde hace casi tres décadas –en ese caso a pesar de los continuos experimentos con la política macroeconómica.

¿Cuál es la situación en la República Dominicana? La política monetaria del Banco Central es expansiva. La gráfica muestra la tendencia decreciente durante 2019 de la tasa de interés real de referencia para la política monetaria–la variable es aproximada (no observada) mediante la tasa de política menos la inflación esperada. El cálculo asume que los agentes económicos anticipan que el Banco Central alcanzará la meta de inflación anual de 4%. Nótese que la tasa de política es un instrumento mediante el cual las autoridades del Banco Central envían señales al público respecto a sus expectativas sobre la evolución futura de la macroeconomía.

En vista de la postura expansiva de la política monetaria causando una tasa de política real bordeando cero, ¿es factible complementar el estímulo a la economía de la República Dominicana mediante la política fiscal? La respuesta para el mediano plazo implica analizar detalladamente el Presupuesto de Ingresos y Ley de Gastos Públicos para 2020. Y también incorporar elementos como el impacto hipotético del ciclo económico de origen político, en vista de las elecciones que avecinan. Ambas piezas son importantes para alimentar un análisis práctico sobre la sostenibilidad de la política fiscal –condición sine qua non para decidir si ese instrumento es conveniente para reforzar la política macroeconómica en el escenario actual.

Fuente: elaborada por el autor usando datos del Banco Central de la República Dominicana.

Source URL: https://www.argentarium.com/debate/49814-consideraciones-sobre-la-politica-macroeconomica/