Cambio Climático: Más que un problema ambiental, un gran reto económico (2/3)

Cambio Climático: Más que un problema ambiental, un gran reto económico (2/3)

Cuando hablamos de cambio climático nos referimos a la variación de los patrones meteorológicos con respecto a su comportamiento histórico durante un periodo prolongado de tiempo. Estas variaciones se manifiestan en los fenómenos meteorológicos y climáticos que hemos vivido en los últimos años, incluyendo las sequías severas, las lluvias torrenciales que han provocado sendas inundaciones, las poderosas tormentas, entre otros. El consenso científico establece que estas alteraciones han sido provocadas, tanto por procesos naturales como por las emisiones de los llamados gases de efecto invernadero (GEI, dióxido de carbono, metano y óxido de nitrógeno) de las actividades económicas humanas que son responsables del calentamiento global.

Cabe señalar que si bien los GEI que se alojan en la atmósfera de la tierra y perturban la salida del calor que produce la radiación solar (efecto invernadero) ocurren por un proceso natural, las distintas industrias que producen bienes y servicios para satisfacer las necesidades las actividades económicas humanas han acelerado este proceso con su contaminación.

El cambio climático obliga a una variación en la función de producción de la economía en prácticamente todos los países del mundo. Esto es así porque sus efectos están impactando varias actividades económicas vinculadas a distintas cadenas de producción. De este modo, tanto la producción de bienes como las de servicios deberá adaptarse a las nuevas circunstancias del clima a

Los efectos del cambio climático van más allá de los cambios obligados en la forma en que producimos bienes y servicios para satisfacer nuestras necesidades y los mecanismos de acumulación de capital en el sector privado, puesto que que habría implicaciones sociales de envergadura. Estos efectos sociales implicarán presiones adicionales sobre los presupuestos públicos, incluyendo los de salud pública, así como las políticas de redistribución de la renta.

La buena noticia es que la movilización internacional a favor de reducir las emisiones de GEI, incluyendo las innovaciones tecnológicas en el campo de la energía y la transportación, han creado sendas oportunidades de negocios para el sector privado que cada vez más inversionistas desean aprovechar. Es responsabilidad de las políticas públicas crear y mejorar el ambiente empresarial adecuado para que el crecimiento económico de largo plazo se sostenga minimizando sus efectos sobre el cambio climático.

Odalis F. Marte

Odalis F. Marte

Odalis F. Marte es economista. Está en Twitter: @ofmarte.


Artículos relacionados

¿Debe administrarse el Gobierno como se gestiona una empresa privada?

La noción de que la administración pública debería manejarse con criterios de optimizar el valor de cada peso gastado o

Tres indicadores que debemos medir para analizar nuestra situación financiera

En esta columna le hemos dedicado un buen tiempo a la psicología que hay detrás de las finanzas personales; en

Bextro: La prevención de crisis de comunicación es la clave

Conduciendo de Quebec a Nueva York aproveché para revisar mi WhatsApp mientras descansaba en una de esas áreas de acceso

Volver Arriba