Las tarjetas ‘contactless’ y la seguridad

Las tarjetas ‘contactless’ y la seguridad

Las tarjetas contactless (sin contacto) ya son una realidad en el mercado financiero dominicano. Estos plásticos de crédito son fácilmente identificables por el símbolo de una antena de radiofrecuencia en la parte superior derecha del plástico y es muy probable que si no tienes una, tu próximo plástico tenga esta funcionalidad. Las mismas están provistas de una pequeña antena integrada de tipo NFC (Near-Field Communication, por sus siglas en inglés) que envía información de autenticación de forma inalámbrica al momento de realizar una transacción.

Símbolo de radiofrecuencia.

Estos nuevos plásticos proponen brindar mayor rapidez y facilidad a la hora de realizar pagos en los establecimientos comerciales. Intentan mantener un nivel de seguridad similar al provisto por el esquema de chips EMV (del cual pudimos hablar en nuestra pasada reseña sobre las tecnologías de seguridad de nuestras tarjetas), pero agilizando de forma significativa el proceso.

Dicho proceso se efectúa mediante el envío de un criptograma que identifica nuestra tarjeta y solo puede ser decodificado por nuestro banco para validar la transacción.

Como casi siempre ocurre, con la introducción de nuevas tecnologías tendemos a hacernos la pregunta de si, en efecto, son igual o menos seguras. Clic para tuitear

Esto tiene una duración de aproximadamente 300 milisegundos y ocurre con solo acercar nuestro plástico a una distancia de menos de 2 centímetros a los puntos de pago “sin contacto”, los cuales están siendo introducidos en cada vez más comercios en el país, y que son identificables por el símbolo inalámbrico con un ligero giro en diagonal.

Como casi siempre ocurre, con la introducción de nuevas tecnologías que parecen ser de uso más fácil, tendemos a hacernos la pregunta de si, en efecto, son igual o menos seguras. En este caso, la realidad es que estas nuevas tarjetas ofrecen un nivel de seguridad adecuado y si bien no son infalibles, la incidencia de transacciones fraudulentas tiende a disminuir.

De todos modos, para los más desconfiados podemos recomendar el uso de billeteras con protección RFID, las cuales permiten agregar esa capa adicional de seguridad frente al hipotético caso de que alguien se encuentre lo suficientemente cerca de nosotros como para intentar obtener la información de nuestra tarjeta.

En conclusión, estamos ante una tecnología que viene a brindarnos simplicidad, rapidez y seguridad en nuestras transacciones.

Héctor Díaz

Héctor Díaz

El autor es asesor en seguridad de la información, con más de 10 años de experiencia en el área Tecnología de la Información. Twitter: @Hectordi4z


Artículos relacionados

Instrumentos para el control financiero de la República Dominicana por los Estados Unidos (1904-1907) (1 de 4)

En 1888, el gobierno de Ulises Heureaux concertó con la casa holandesa Westendorp y Compañía un empréstito de 770,000 libras

Cambio Climático: Más que un problema ambiental, un gran reto económico (1/3)

Existe mayor conciencia de que el cambio climático no es simplemente un problema ambiental sino un gran reto económico. Los

Raciones, convoyes y acémilas en la guerra restauradora

La anexión a España en 1861 comenzó con una dificultad que resultaría permanente para las tropas ocupantes: el abasto, en

Volver Arriba