La revolución de 1857 y sus implicaciones económicas (4 de 5)

by Edwin Espinal Hernández | Sep 13, 2019 3:20 pm

El desmedro a las riquezas de los comerciantes que trajo aquella operación motivó que estos, en la noche del 7 de julio de 1857, en confabulación con militares, propietarios e intelectuales de Santiago, se reunieran en la fortaleza San Luis de esa ciudad, rebelándose públicamente y expresando su desacato a la autoridad del presidente Báez con la proclamación de un gobierno provisional. En el “Manifiesto de los pueblos del Cibao y de las causas que los han impulsado a reasumir sus derechos”, los insurrectos declararon su propósito de “sacudir el yugo del Gobierno del señor Báez al cual desconocen desde ahora y se declaran gobernados (hasta que un Congreso, elegido por el voto directo, constituya nuevos poderes) por un Gobierno Provisional, con su asiento en la ciudad de Santiago de los Caballeros”.

Después de enumerar los agravios a que habían sido sometidos los habitantes del Cibao desde 1844 y catalogar las constituciones de 1844 y 1854 como “báculos del despotismo y la rapiña”, este documento se centra en la crítica a las emisiones de papel moneda realizadas por la administración baecista.

El gobierno provisional revolucionario, así declarado por decreto del 22 de julio de 1857, fue encabezado por el general José Desiderio Valverde y el abogado Benigno Filomeno de Rojas.

Santiago, Moca y San José de Las Matas fueron proclamadas prontamente a favor del nuevo gobierno, lo mismo que Puerto Plata y La Vega, no obstante la resistencia inicial que opusieron sus autoridades. En Samaná, el pronunciamiento fue abortado y quedó como plaza inexpugnable, lo mismo que Higuey, Barahona y Azua, localidades marcadamente baecistas.

Durante el curso de la guerra, los gobiernos siguieron emitiendo papel moneda para financiar sus gastos. En total, 59,700 millones de pesos nacionales fueron puestos a circular. Clic para tuitear

Las tropas cibaeñas fueron comandadas por el general Juan Luis Franco Bidó y se enfrentaron a fuerzas leales a la administración de Báez en La Vega, Santiago, Hato Mayor, Azua, Samaná – aquí incluso en alta mar – Higuey y Santo Domingo, última esta que cercaron durante once meses a partir del 31 de julio de 1857 con desgastantes ataques y combates en los que tomaron parte la infantería y la artillería, que no pudieron romper la defensa que le antepuso Báez sobre la base de las armas y municiones que importó desde Curazao y Saint Thomas.

Francisco del Rosario Sánchez y José María Cabral encabezaron la defensa de la plaza junto al general Merced Marcano y los coroneles Juan Erazo y Gabino Simonó. Entre los que componían las filas baecistas se encontraban veteranos de Neyba, Barahona, Azua, Maniel, Baní, San Cristóbal, San Carlos, Higuey y Samaná, así como integrantes de “la juventud más escojida [sic] de la Capital”. El apoyo naval lo ofrecía una flotilla de once buques, armada gracias a empréstitos de la casa J.A. Jesurun & Zoon, de Curazao, la cual llegó a bloquear la ciudad de Puerto Plata. De su lado, los revolucionarios establecieron su cuartel en El Caimito, cerca de San Carlos.

Conociendo la imposibilidad de tomar esa plaza “por su propia impotencia” y la deserción de sus hombres, como subraya Damián Báez, el gobierno provisional dictó el 11 de julio de 1857 un decreto de amnistía que permitió el regreso del general Santana desde Saint Thomas, quien asumió la dirección del sitio.

Cassá dice que la incorporación de Santana a la contienda fue un elemento decisivo en el aislamiento del baecismo y convirtió a la revolución en una alianza entre el grupo cibaeño y el grupo sureño que este encabezaba; para Bosch significó sencillamente su fracaso y Landolfi la califica de ingenuidad.

La decisión del gobierno cibaeño es criticada por la doctrina histórica nacional, toda vez que la resistencia de los baecistas se redobló, temerosos de las seguras represalias de Santana, al tiempo que este logró integrar sus propias fuerzas, desplazando del mando al general Franco Bidó, por la fidelidad de sus hombres y la desmoralización de las tropas cibaeñas, causada por la distancia que separaba a sus integrantes de sus hogares y la necesidad de retomar el ciclo agrícola de la cosecha de tabaco.

Durante el curso de la guerra, ambos gobiernos siguieron emitiendo papel moneda para financiar sus gastos: en septiembre y diciembre de 1857, Báez produjo dos emisiones por dos millones y un millón de pesos nacionales, respectivamente, completando 27 millones en el año; el gobierno provisorio hubo de realizar emisiones para sustituir billetes en circulación de gobiernos anteriores, así como los de las emisiones de Báez, y sufragar los gastos del sitio de la ciudad de Santo Domingo y que contribuyeron a destruir el valor de la moneda y la ruina de los productores agrícolas cibaeños, en palabras de Báez Guerrero.  En total, 59,700 millones de pesos nacionales fueron puestos a circular.

Source URL: https://www.argentarium.com/debate/48923-la-revolucion-de-1857-y-sus-implicaciones-economicas-4-de-5/


Ideas versus promesas

by José R. Sánchez-Fung | Ago 14, 2019 11:45 am

Los avances logrados por la economía, como ciencia social, son importantes pero difíciles de incorporar en planes concretos para mejorar el bienestar de la sociedad. El problema envuelve la interacción entre economistas (con ideas derivadas de la investigación teórica y empírica) y políticos (con promesas formuladas en las campañas electorales). La dificultad de alcanzar un objetivo específico, por ejemplo, mejorar la distribución del ingreso, es evidente en la anécdota del presidente que solicita un economista con una mano para eliminar la disyuntiva causada por la expresión “en una mano tenemos que…, y en la otra…”.

¿Qué podemos aprender de la experiencia reciente respecto a la relación entre economistas y políticos? Alan Blinder, profesor de economía en la Universidad de Princeton, discute elementos que complican la relación entre los grupos. Las causas incluyen diferentes horizontes temporales, notablemente la miopía -sesgo hacia resultados de corto plazo- de los políticos. Además, la diferencia entre los incentivos, unos profesionales y otros marcados por objetivos electorales. Y, crucialmente, los fundamentos de las diferentes perspectivas analíticas que complican las discusiones sobre cuestiones ‘positivas’ y ‘normativas’.

¿Qué podemos aprender de la experiencia reciente respecto a la relación entre economistas y políticos? El economista José Sánchez Fung se refiere al tema en este artículo. Clic para tuitear

¿Qué sugiere Blinder para mejorar los resultados de la colaboración entre economistas y políticos? El principal consejo es delegar tecnócratas para conducir las políticas económicas. La independencia con la cual opera la Reserva Federal de los Estados Unidos alecciona sobre la delegación de la política monetaria. Y otros bancos centrales, como el Banco (central) de Inglaterra y el Banco Central Europeo, también son dirigidos por tecnócratas, con prácticamente ninguna intervención por parte de los políticos.

La delegación es importante, aunque también es necesario que la profesión sea competente y organizada. Pero esas características son difíciles de lograr, particularmente en países menos desarrollados. Sin embargo, las discusiones y sugerencias de Jean Tirole, ganador del Premio Nobel de Economía, y sus coautores, reflejan la magnitud del reto para los economistas, incluso en países avanzados como Francia.

Esa realidad sirve de referencia para sopesar el caso de la República Dominicana. Por ejemplo, los cambios en la política fiscal son fuente de controversias en vista de la cantidad y frecuencia de las reformas implementadas. Las deficiencias en las reformas fiscales reflejan (1) las sugerencias de los economistas, (2) las decisiones de los políticos al momento de aprobar las reformas, o, razonablemente, una mezcla de (1) y (2).  Esos puntos también aplican en el análisis de otros problemas de interés público, incluyendo la regulación de los servicios de salud.

La relación entre economistas y políticos es complicada alrededor del mundo, incluyendo en la República Dominicana. Pero la colaboración es indispensable para mejorar el bienestar de la sociedad. Aunque no existe una receta para resolver el problema la literatura económica plantea ideas y analiza casos concretos que pueden servir de referencia.


Nota: Artículo basado en el artículo del autor publicado en la revista Ciencia, Economía y Negocios (INTEC, Santo Domingo).

Source URL: https://www.argentarium.com/debate/48375-ideas-versus-promesas/


Coyuntura económica en los Estados Unidos y la política monetaria de la Reserva Federal

by José R. Sánchez-Fung | Jul 29, 2019 11:15 am

Las secuelas de la crisis financiera de 2008 en los Estados Unidos, incluyendo la caída en la economía real -la Gran Recesión-, condujeron a la implementación de políticas fiscal y monetaria expansivas. Los estímulos mediante la política de estabilización tardaron en producir los efectos esperados; pero en la actualidad la economía de los Estados Unidos muestra un desenvolvimiento satisfactorio.

La evolución del producto real agregado es moderada y para 2019 el FMI pronostica que el crecimiento será 2.6%. Sin embargo, existen escollos significativos, incluyendo la guerra comercial con China y la continua fragilidad de la economía en la zona euro. Esos y otros factores contribuyen a que la proyección del FMI para el crecimiento del producto real de los Estados Unidos en 2020 sea 1.9%.

Enfocando la atención en otras variables de interés para la política monetaria, la evolución de los precios muestra una tendencia decreciente: el indicador de inflación subyacente -el cual además de precios incluye otras variables macroeconómicas y financieras- del Banco de la Reserva Federal de Nueva York pasó de 2.71% en mayo a 2.64% en junio de 2019. Concomitantemente, el desempleo persiste debajo de 4%. La combinación de tendencias deflacionarias y desempleo bajo complica el escenario para las decisiones por parte de las autoridades monetarias. La gráfica muestra el rango de las proyecciones por parte de los Miembros del Comité Federal de Mercado Abierto para la inflación y el desempleo durante 2019-2022.

La combinación de tendencias deflacionarias y desempleo bajo complica el escenario para las decisiones por parte de las autoridades monetarias en los Estados Unidos. Clic para tuitear

¿Cuáles son las implicaciones para la política monetaria de la Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed)? Las expectativas indican que el objetivo para la tasa de interés sobre los fondos federales -la principal referencia en la conducción de la política monetaria- será reducido en 25 puntos base (0.25%) durante la próxima reunión del Comité los días 30 y 31 de julio. Pero, según reporta el Financial Times (20/21 de julio, 2019), declaraciones recientes de John Williams, presidente del Fed de Nueva York, elevaron la probabilidad, hasta casi 60% según algunos analistas, de que el próximo movimiento en la política monetaria reduzca el objetivo para la tasa de referencia en 50 puntos base (0.50%) –dos veces lo esperado.

Los comentarios de Williams, y su impacto sobre las expectativas del público (inusual pero transitorio luego de aclaraciones por parte de la Fed), indican el gran nivel de incertidumbre respecto al desenvolvimiento de la economía de los Estados Unidos.  Y la situación afecta la formación de las perspectivas sobre la dinámica económica alrededor del mundo: la última proyección del FMI para el crecimiento de la economía global en 2019 es 3.2% -la cifra era 3.5% antes de empezar el año. Además de los factores económicos, elementos como las elecciones de 2020 en los Estados Unidos pueden generar mayor volatilidad en los próximos meses.

Gráfica

Inflación (panel superior) y desempleo (panel inferior) en los Estados Unidos (%) (2014-2018), y proyecciones de los miembros del Comité Federal de Mercado Abierto del Fed (2019-2022). Las proyecciones para la inflación y el desempleo son presentadas para un rango que abarca 5 escenarios.

Fuente: Elaborada por el autor usando datos de la Junta de Gobernadores del Sistema de la Reserva Federal de los Estados Unidos.


Foto por José R. Sánchez-Fung

Source URL: https://www.argentarium.com/debate/48015-coyuntura-economica-en-los-estados-unidos-y-la-politica-monetaria-de-la-reserva-federal/


La revolución de 1857 y sus implicaciones económicas (3 de 5)

by Edwin Espinal Hernández | Jul 26, 2019 5:10 pm

De las tres emisiones por un total de 24 millones de pesos, dos millones de la primera emisión “se destinaron a reemplazar el papel deteriorado y a cubrir los gastos incurridos en la confección de los primeros seis millones de pesos en billetes. Los cuatro millones restantes se cambiarían por monedas de oro extranjeras”, las cuales eran depositadas en un banco en Saint Thomas a una tasa de interés anual oscilante entre el tres y el seis por ciento.  Las restantes emisiones de cuatro y catorce millones, amparadas en la libertad que dio el Senado Consultor al gobierno de emitir las sumas que considerarse necesarias para amortizar los billetes de la primera emisión inmediatamente se constatara una disminución en su valor adquisitivo, generaron, dicen Estrella y Rudman, una avalancha de papel moneda tan grande “que su valor se depreció hasta llegar a 4,750 pesos nacionales por uno fuerte”.

José Gabriel García explica que “el aumento repentino de esta especie funesta y perjudicial vino a destruir el equilibrio mercantil, porque la desconfianza alejó por de pronto el metálico de todos los mercados y echó a rodar el papel moneda por la pendiente resbaladiza del desmérito”. Las emisiones de cuatro y catorce millones, precisa este autor, “acabaron de precipitar la bancarrota, pues se vieron inundados del funesto agente todos los mercados, con grave perjuicio del gremio agricultor, que era al que se fingía proteger al impedir el estanco periódico con que traficaban los agiotistas, porque habiendo principiado a vender por papel su cosecha de tabaco, cuando el cambio estaba a cincuenta por uno, vino a deshacerse de ese papel cuando ya circulaba a más de 68 ¾, experimentando la pérdida consiguiente a la fluctuación del ruinoso agiotaje”.

Tres emisiones por un total de 24 millones de pesos generaron una avalancha de papel moneda tan grande que la depreciación llegó a 4,750 pesos nacionales por uno fuerte. Clic para tuitear

Lluberes sugiere que gran parte de las onzas de oro o pesos fuertes fueron cambiadas a los comerciantes, pues “el campesino cibaeño no tendría tal cantidad de oro o pesos fuertes ahorrados para cambiar 18 millones de papeletas, ni creo que tendría interés de cambiar sus onzas pues en este momento iba a vender tabaco, no a comprar”. El “cambio libre” – dice Lluberes – “estaba a 720 nacionales por onza, pero (…) Báez negoció “bajo cuerda varias sumas a $800 mucho después de haber suscrito una disposición que mantenía en reserva, y por la cual se fijaba el cambio a razón de $1,100”. Con esa baja en el cambio, los comerciantes que percibían 80 pesos nacionales por onza, perdían casi el 45% de sus ganancias.

El cambio de los billetes fue dirigido por una comisión gubernamental integrada por los señores Antonio Abad Alfau, Pedro Valverde y Damián Báez, quienes, de acuerdo con Franco, ofrecían por la compra de tabaco precios muy superiores a los que ofertaba el comercio tradicional y se dedicaron a comprar, con una cotización muy superior a la oficial, toda la moneda fuerte que le fue posible.  El tabaco y el dinero en oro y plata, dice Ramón Marrero Aristy, quedarían en manos de Báez y su camarilla.

Juan Bosch, citado por Báez Guerrero, resalta, sin embargo, que la operación de cambio de las monedas de oro y plata, que recibían los comerciantes cibaeños para que compraran tabaco que debían despachar al Viejo Mundo, por los billetes o papeletas dominicanas que hacía el gobierno”, aunque perjudicó a unos pocos comerciantes y  agentes de compradores europeos de tabaco, benefició a los productores y “a los cosecheros, que para entonces eran sobre todo pequeños propietarios campesinos”.

Fue así, anota el citado Báez Guerrero, que “los agentes comerciales perjudicados al frustrase su habitual manipulación monetaria se empeñaron en cobrarle al gobierno su atrevimiento de haber dispuesto la defensa de los productores agrícolas”. En apoyo de Báez Guerrero cabe pensar que si Báez y sus hombres se hubiesen quedado con el tabaco para su venta, debieron haber contado con grandes espacios para su almacenamiento y posterior traslado a lomo de animales a Puerto Plata para su exportación; almacenes y recuas que solo hubiesen podido habérselos suministrado justamente los comerciantes afectados. Algo ilógico.

También recomendamos leer:

La revolución de 1857 y sus implicaciones económicas (1 de 5)

La revolución de 1857 y sus implicaciones económicas (2 de 5)

Source URL: https://www.argentarium.com/debate/47989-la-revolucion-de-1857-y-sus-implicaciones-economicas-3-de-5/


Experimentos en el laboratorio y lecciones para la política del banco central

by José R. Sánchez-Fung | Jun 25, 2019 5:14 pm

Los economistas crean modelos para facilitar el entendimiento de la realidad. Pero verificar las implicaciones prácticas de los modelos implica confrontar obstáculos, principalmente dada la escasez de datos -en cantidad y calidad- necesarios para analizar una hipótesis. El campo de la economía experimental tantea soluciones al problema.

Una ilustración de cómo podemos aprender sobre problemas difíciles de verificar deriva del estudio de la política del banco central. El conocido modelo teórico Barro-Gordon analiza las complicaciones que pueden surgir como resultado de la interacción entre el banco central y el público. El análisis en Barro-Gordon concluye que las autoridades monetarias están inclinadas a crear inflación (tratando de colocar la actividad económica real sobre su nivel potencial) y que la actitud perturbará la estabilidad del sistema. Una posible solución al problema es eliminar la vocación inflacionaria del banco central, por ejemplo, mediante el anuncio formal del compromiso con una estrategia de política monetaria creíble.

¿Cuáles son las implicaciones de los resultados obtenidos en el laboratorio sobre la política monetaria en la realidad? Clic para tuitear

El problema es tema de análisis en la literatura económica. Como ilustración, el economista John Duffy (Universidad de California) reproduce las acciones del público y del banco central mediante un juego usando personas en el laboratorio. La versión básica del juego implica que la autoridad monetaria utiliza los pronósticos de la inflación producidos por el público para alimentar sus análisis y subsecuentemente tomar decisiones sobre la postura de la política monetaria. El experimento en el laboratorio muestra que el compromiso por parte del banco central es la opción que produce menor inflación y mayor bienestar en la economía.

¿Cuáles son las implicaciones de los resultados obtenidos en el laboratorio sobre la política monetaria en la realidad? Utilicemos como referencia el caso del Banco Central de la República Dominicana (BCRD). Desde 2012 el BCRD diseña e implementa la política monetaria usando como base la estrategia de metas de inflación. La estrategia implica comunicar una cifra para la inflación esperada (actualmente 4% anual), lo cual puede contribuir a la formación de las expectativas del público respecto a la variación de los precios en el futuro.

El panel A de la gráfica muestra la inflación en la República Dominicana desde 1984 (alrededor del comienzo del período de mayor flexibilidad en el mercado cambiario) hasta previo a la adopción de la estrategia de metas de inflación (2011); el panel B exhibe el período reciente con la estrategia en operación (2012-2019). En el panel A la inflación promedia 16% anual mientras que en el panel B la cifra no sobrepasa 3% anual. Los resultados para los dos períodos no son comparables, pero definitivamente en la actualidad el BCRD opera de acuerdo con lo sugerido por la literatura: optando por el compromiso, y no por la discreción.

Pero las tácticas para obtener la meta de inflación también son cruciales. Por lo tanto, es importante entender cómo se toman las decisiones dentro del BCRD. La credibilidad con el público incrementará junto a la combinación de compromiso y transparencia en la gestión de la política monetaria. Un indicador útil para monitorear el progreso en esa dirección es la brecha entre la inflación esperada por el público y la meta anunciada por el BCRD.


Foto: ‘Abstracto’ por José R. Sánchez-Fung

Source URL: https://www.argentarium.com/debate/47311-experimentos-en-el-laboratorio-y-lecciones-para-la-politica-del-banco-central/


Tarjeta de Turista: ¿quiénes ganan y quiénes pierden con la nueva modalidad de cobro?

by Germania Montás | Jun 14, 2019 5:39 pm

La Tarjeta de Turista es una tasa que cobra el país a sus visitantes, establecida por la Ley No. 199, del 9 de mayo de 1966. En su artículo 1 la legislación dice que la adquisición de esta tarjeta es un requisito para el ingreso al territorio nacional, con fines turísticos, sin necesidad de una visa consular. De esta forma se encuentran exentos los ciudadanos y residentes dominicanos, las personas que ingresan con visado, funcionarios diplomáticos y consulares extranjeros acreditados en el país, mientras duren sus funciones e ingresen en misión oficial, y pasajeros de aviación privada no comercial bajo el cumplimiento de ciertos requisitos.

A pesar de que en su inicio se cobraba en pesos (en 1966 inicia con RD$2.00), mediante el Decreto 289 de 1991 se establece el cobro de 10 dólares, monto que se mantiene en la actualidad.

Muchos ciudadanos dominicanos residentes en el exterior, sea por falta de conocimiento o por dificultades en el proceso de solicitud del reembolso, terminan pagando un gravamen que no les corresponde. Clic para tuitear

En 2001 se emite el decreto 99-01, que establece que el 50% del recaudo por este concepto sea dirigido a “a engrosar el Fondo Mixto Administrado por el Estado Dominicano, a través de la Secretaría de Estado de Turismo”, con fines de promoción de la República Dominicana como destino turístico.

Desde 1991 hasta abril de 2019 se han recaudado RD$27 mil millones por este concepto, representando el 12% del total de los Ingresos No Tributarios (o por Contraprestación) del mismo periodo.

 

La forma de cobro de la Tarjeta de Turismo siempre fue objeto de críticas por parte de sectores relacionados con el turismo, dado que había que depurar a cada pasajero al momento de su ingreso al país para que confirmar si tenía la Tarjeta, generando molestas filas y horas de espera. Para solucionar esta situación y agilizar el proceso de entrada de los turistas, a través del Decreto 430-17 y la Norma General 08-18, se estableció que los US$10.00 por concepto de la Tarjeta de Turista se incluyan en todos los boletos aéreos y marítimos emitidos fuera de República Dominicana.

No todos ganan

La nueva modalidad de cobro se está aplicando. La propia normativa estableció los mecanismos para que las personas exentas de su pago, como los ciudadanos y residentes dominicanos, puedan solicitar el reembolso por el cobro indebido. Es decir, que se ha solucionado el tema de procedimiento, eliminado la revisión previa que permitía aplicar la exención establecida en la ley.

Según cifras de la DGII, 8,419 personas han solicitado el reembolso por el cobro indebido de la Tarjeta desde finales de abril de 2018, cuando empezó a implementarse la medida, hasta abril de 2019. La devolución de los US$10.00 fue aprobada en el 60% de los casos.

De las solicitudes negadas, el 53% se debió a que los contribuyentes no aportaron los soportes correctos o excedieron los 30 días que establece la normativa para realizar el trámite.

A 12 meses de aplicación de la nueva modalidad de cobro, han sido reembolsados RD$2.4 millones (RD$1.2 millones en el primer cuatrimestre de 2019).  La cifra resulta insignificante frente al total recaudado mediante esta tasa, que exhibe un incremento de 78% en enero – abril 2019 respecto al mismo periodo de 2018, cuando aún no se aplicaba la nueva forma de cobro.

De todas formas, resulta muy reducida la cantidad de personas que se animan a solicitar el reembolso. Según cifras del Banco Central, entre abril de 2018 y abril 2019 ingresaron al país por vía aérea 1,050,268 dominicanos no residentes, quienes en su mayoría previsiblemente adquirieron su boleto aéreo fuera del país y que, por tanto, pagaron la tarjeta de turismo como parte del costo del boleto. En estos casos por la condición de ciudadano dominicano correspondería la exención. La cantidad de solicitudes de reembolso representa apenas un 0.8% del total de ciudadanos dominicanos que nos visitaron.

Resumiendo, tenemos que la medida ha beneficiado al turista, que ya no debe hacer gestiones adicionales para pagar la tasa, impactando positivamente la importante actividad turística. También, ha beneficiado a los aeropuertos, que han simplificado el procedimiento de recepción de pasajeros; y todo ello sin ningún costo para el Estado, porque ha obtenido un importante incremento en el recaudo neto de esta tasa.

Pero está la otra cara de la moneda: el perjuicio causado a los ciudadanos dominicanos residentes en el exterior, que sea por falta de conocimiento o por dificultades en el proceso de solicitud del reembolso, terminan pagando un gravamen que no les corresponde.

Source URL: https://www.argentarium.com/debate/47091-tarjeta-de-turista-quienes-ganan-y-quienes-pierden-con-la-nueva-modalidad-de-cobro/


La revolución de 1857 y sus implicaciones económicas (2 de 5)

by Edwin Espinal Hernández | May 29, 2019 11:25 am

Buenaventura Báez reasumió la presidencia de la República el 8 octubre de 1856, después de la dimisión del general Manuel de Regla Mota, vicepresidente del gobierno de Pedro Santana, quien había renunciado el 26 de mayo de 1856, debilitado políticamente por las presiones de los baecistas y del cónsul español Antonio María Segovia y luego deportado.

Ciriaco Landolfi plantea que con la salida de Santana del poder el eje político sureño quedó descabezado por su parte oriental: el montero fue excluido de la receta segoviana al ser desterrado Santana del país”. Para el momento del ascenso de Báez, Santana había dejado tan depreciada la moneda que una onza de oro costaba mil cien pesos nacionales, mientras que en la década anterior, durante la primera presidencia de Báez, la onza de oro solo valía cuarenta pesos nacionales. La república contaba ya con unas 23 emisiones monetarias que habían colocado el valor del peso muy por debajo del peso fuerte español o del dólar norteamericano.

Báez Guerrero explica que, con las reservas monetarias desechas, Báez se empeñó en la búsqueda de un equilibrio económico para estimular la competencia y el crecimiento económico y beneficiar a las mayorías, por lo que comenzó a recoger buena parte de la moneda extranjera que llegó al país en 1856 para pagar la cosecha de tabaco de 1857, sustituyéndola con nuevas emisiones de papel moneda que evitarían la escasez de dinero y el agio de los comerciantes. Jaime de Jesús Domínguez plantea, sin embargo, que el objetivo de tales emisiones, ordenadas bajo el pretexto de que en la época de la venta del tabaco escaseaba el papel moneda, era canjear por pesos nacionales las onzas de oro pagadas a los comerciantes por la venta del tabaco de aquella cosecha, cuyos precios fueron los mejores del siglo XIX hasta ese momento –  doscientos pesos fuertes por un quintal – , aunque reconoce que “el sector mercantil cibaeño especulaba haciendo fluctuar la relación de los pesos nacionales con respecto a las onzas de oro” durante la época de la recogida de la hoja, generando pérdidas para la población, en particular los cosecheros. Lo cierto es que, como apunta Franklin Franco Pichardo, el cultivo del tabaco en la zona norte había aumentado. De un lado, como producto de la reactivación del comercio con Inglaterra y Francia luego del cese de la guerra de Crimea con la firma del tratado de París el año anterior, y por otro, gracias a la paz convenida con Haití en febrero de 1857, producto de las presiones ejercidas por esas dos potencias, lo que permitió la dedicación a la agricultura de miles de hombres que antes se encontraban en campaña.

Para el momento del ascenso de Báez, Santana había dejado tan depreciada la moneda que una onza de oro costaba 1,100 pesos nacionales, mientras que en la década anterior solo valía 40 pesos nacionales. Clic para tuitear

El crecimiento en su producción auguraba para 1857 una gran actividad comercial. Las expectativas preveían un nivel de operaciones que no podría ser cubierto por la cantidad de moneda nacional en circulación y el gran flujo de numerario extranjero en oro y plata.

Franco dice que para evitar la especulación del comercio y favorecer a los cultivadores Báez obtuvo autorización del Senado Consultor para emitir millones de pesos en papel moneda. La primera de las emisiones, ascendente a seis millones de pesos, fue autorizada en abril de 1857; otras dos, por valor de cuatro y catorce millones de pesos, fueron aprobadas en el mes de mayo siguiente.

Cassá plantea que Báez ideó con tales emisiones un “método extraordinario” para obtener una cantidad de recursos considerable para constituir una camarilla político-militar sustentada en un poder económico relativamente importante a costa del  comercio cibaeño, cuyos integrantes tenían menos capacidad de influencia política que los del sur, y los sectores intermedios y la pequeña burguesía de la región, que junto a los comerciantes habían manifestado su favoritismo para con el partido santanista.

Báez Guerrero matiza estos planteamientos y pone de relieve que, en realidad,  los sectores mercantiles de Santiago y Puerto Plata, enriquecidos enormemente en medio de la miseria que oprimió a los dominicanos durante el gobierno de Santana con la especulación de los pesos nacionales y el oro en perjuicio de los cosecheros de tabaco,  resentían, junto a “agentes comerciales extranjeros de casas importadoras de los Estados Unidos, Alemania, Dinamarca, Holanda y otros países europeos” (…) que Báez contase con el apoyo del recién llegado cónsul de España [Antonio María Segovia, EEH] y de los representantes de Francia y del Reino Unido”.“El agio, o sea el beneficio que se obtiene del cambio de la moneda o de descontar letras, pagarés y similares papeles comerciales y la especulación sobre el alza y la baja de los fondos públicos (…) fue lo que Báez combatió en una lucha sin precedentes en la joven república y que le costó la animosidad de los comerciantes”.

Source URL: https://www.argentarium.com/debate/46680-la-revolucion-de-1857-y-sus-implicaciones-economicas-2-de-5/


Retos para el avance de la inclusión financiera

by José R. Sánchez-Fung | May 17, 2019 10:51 am

Los servicios derivados de la operación del sistema financiero impactan positivamente sobre el crecimiento económico y el desarrollo sostenible. Diversos modelos teóricos analizan el tema y la evidencia empírica confirma la relación. No obstante, actualmente más de mil millones de personas están excluidas de acceso a servicios financieros.

Por esa razón la inclusión financiera es un tema primordial en la agenda de organismos internacionales y gobiernos alrededor del mundo. El Banco Mundial conduce encuestas que reporta en el Global Findex. La versión para 2017 revela la persistencia de desigualdades entre el acceso a los servicios financieros en economías avanzadas y las que se encuentran en vías de desarrollo. Por ejemplo, 20% de la población mayor de 15 años en Guinea posee cuenta bancaria, mientras que la cifra es 99% para Noruega.

¿Cómo el progreso de la inclusión financiera beneficiaría a los agentes económicos en países en vías de desarrollo? Los servicios financieros son importantes para fines de ahorro, acceso a préstamos, pagos, y el manejo de riesgo –por ejemplo, ante la posibilidad de la pérdida física del dinero. Una pregunta importante es cómo facilitar el acceso a los servicios financieros. La respuesta dependerá, en parte, de las particularidades de cada economía, lo cual puede complicar el diseño de políticas efectivas.

Promover la inclusión financiera es importante, pero los canales de operación y los efectos esperados son múltiples y presentan obstáculos serios para los hacedores de política en todo el mundo. Clic para tuitear

La literatura económica arroja luz sobre la materia. Como ilustración, Pascaline Dupas y sus coautores contribuyen al entendimiento del tema en un artículo publicado en el American Economic Journal: Applied Microeconomics (2018). El acceso a servicios financieros puede generar múltiples beneficios, pero la investigación examina la función de salvaguardia –la razón fundamental que originó la banca que conocemos hoy. El estudio utiliza datos colectados para Chile, Malawi y Uganda. El experimento facilitó la apertura de una cuenta bancaria básica, especialmente mediante la eliminación de los costos iniciales y de mantenimiento, y ayuda para completar el papeleo correspondiente. El análisis no encuentra evidencia señalando que los favorecidos con el proyecto subsecuentemente utilizaron la cuenta bancaria en una magnitud significativa.

Existen otras preguntas que derivan del intento de fomentar la inclusión financiera. Por ejemplo, ¿cuáles incentivos tiene la banca tradicional para facilitar que la población actualmente excluida tenga acceso a sus servicios? Además, ¿cómo la inclusión financiera podría afectar la estabilidad financiera macroeconómica en vista de que, probablemente, las finanzas de los clientes potenciales son relativamente más vulnerables?

Promover la inclusión financiera es importante, pero los canales de operación y los efectos esperados son múltiples y presentan obstáculos serios para los hacedores de política en todo el mundo. El tema es relevante para países como la República Dominicana, donde, de acuerdo con cifras del Banco Mundial, aproximadamente uno de cada dos ciudadanos -mayores de 15 años- posee cuenta bancaria. La gráfica refleja progreso en la dirección esperada, pero apremian políticas que promuevan la apertura de las puertas de los servicios financieros al público actualmente excluido.


Foto principal: Llaves, por José R. Sؘánchez-Fung.

Otros artículos del autor:

La fragilidad de la zona del euro y posibles remedios

Apuntes sobre la economía de Suiza

Japón y sus continuos experimentos con la política macroeconómica

Source URL: https://www.argentarium.com/debate/46374-retos-para-el-avance-de-la-inclusion-financiera/


Impuestos: facilidades de pago para contribuyentes con deudas morosas

by Germania Montás | May 7, 2019 11:55 am

La Dirección General de Impuestos Internos (DGII) emitió la circular No. 02, del 30 de abril de 2019, la cual establece algunas facilidades de pago aplicables a las deudas de impuestos correspondientes a periodos anteriores al 2015 inclusive. Las mismas consisten en la eliminación de una proporción de las penalidades (exclusivamente de los recargos, en ningún caso aplica para intereses) aplicables a las deudas morosas, sin importar el tipo de impuesto ni el proceso que las generó.

Conforme al documento, estas facilidades solo no podrán ser aplicadas a deudas producto del uso de NCF presuntamente fraudulento.

Adicionalmente el documento refiere un protocolo de autorización de las facilidades, atendiendo al monto de la deuda al que será aplicado:

-Deudas hasta RD$ 2 millones: la aplicación de las facilidades podrán ser autorizadas por el administrador local correspondiente.

-Deudas de RD$ 2 millones hasta RD$ 10 millones: la aplicación de las facilidades deberán ser autorizadas por el subdirector de recaudación.

-Deudas de más de RD$10 millones: la aplicación de las facilidades deberán ser autorizadas por el Director General o la persona designada por él para esos fines.

En todos los casos el contribuyente deberá solicitar por escrito la modalidad de facilidad a la que desea aplicar.

¿Tiene deudas pendientes con la DGII? Le gustará saber que puede acogerse a facilidades de pago aplicables a las deudas correspondientes a 2015 y años previos. Clic para tuitear

A pesar de que de la redacción de la circular se puede inferir que se trata de un documento institucional de manejo interno, de manera informal se convierte en un documento de dominio público, quizás con la intención de que los contribuyentes conozcan que pueden solicitar estas facilidades en caso de que tengan la intensión de saldar deudas con esta entidad.

La Circular secciona las facilidades atendiendo a los periodos de las deudas, siendo las más beneficiadas las deudas pertenecientes a periodos anteriores al 2012 inclusive, en las cuales es posible aplicar la eliminación del 100% de los recargos acumulados a la fecha del pago. Esto únicamente  en los casos en que la intención sea saldar la deuda mediante pago único. En los casos en que el contribuyente opte por acuerdos de pago de 6 y 12 cuotas la gracia disminuye, pues se contempla la eliminación de 70% y 50% de los recargos, respectivamente.

En el caso de las deudas pertenecientes a periodos desde el 2013 hasta el 2015 inclusive, las facilidades consisten en la eliminación de un 70% de los recargos acumulados a la fecha del pago si se hace un pago único. En cambio, solo se aplicará la eliminación de 50% y 40% de los recargos en los casos en que el contribuyente decida optar por acuerdos de pago de 6 y 12 cuotas respectivamente.

Una aspecto a considerar es que en su artículo 3 señala que estas disposiciones aplican para los contribuyentes que se presenten voluntariamente a declarar, o sea, que estén omisos.


También le interesará escuchar la entrevista en que Germania Montás se refiere al tema, en
Argentarium Radio:

 

Source URL: https://www.argentarium.com/escuelas/tus-finanzas-y-los-impuestos/46126-impuestos-facilidades-de-pago-para-contribuyentes-con-deudas-morosas/


La revolución de 1857 y sus implicaciones económicas (1 de 5)

by Edwin Espinal Hernández | Abr 23, 2019 4:42 pm

La revolución de 1857 fue un movimiento armado iniciado por comerciantes cibaeños y luego asumido por el general Pedro Santana contra el segundo gobierno de Buenaventura Báez.

El significado de este acontecimiento ha sido aquilatado por varios autores. Manuel Arturo Peña Batlle afirma que esa revolución fue “un momento excepcional dentro de la vida política y económica de la República”, al tiempo que Antonio Lluberes la califica como “la primera lucha armada interna de nuestra historia”, con “más características de revolución social que de guerra civil”, en tanto que Julio Genaro Campillo Pérez la erige como “la primera revolución de principios que ocurre en nuestro país”. Revolución con “profundas motivaciones económicas y regionalistas, como ninguna otra en el siglo XIX en Santo Domingo”, en palabras de Wenceslao Vega, resultó, como explica Roberto Cassá, “una reivindicación de carácter regionalista cuyas bases estaban dadas en las formas de articulación de los sectores económicos del país, en las formas de constitución de la clase dominante y en los mecanismos de dominio estatal”.

Consecuentemente, fue una expresión del grupo político cibaeño representado en ella y un antecedente fundamental de la guerra restauradora, que devino en su prolongación, “al materializar duraderamente nuevas opciones en torno a la conformación del poder del Estado y de los conflictos socio políticos”. Finalmente, Michiel Baud la conceptualiza como “una lucha de los intereses tabacaleros del Cibao contra los hateros del Sur”, que comprobó “la importancia que tenía para la economía regional la inyección financiera anual que producía el tabaco y también el desastre económico que podría ocasionar cualquier obstáculo en la comercialización del tabaco”.

En esta serie esbozaremos una visión general de la política económica del gobierno de Báez frente al Cibao y el enfrentamiento que esta produjo con los comerciantes de esa región. Clic para tuitear

La instalación del gobierno en Santiago y la promulgación de la Constitución de Moca, en tanto hechos consecuentes de la misma, resultaron, en palabras de Cassá, “la primera manifestación de independencia de sectores políticos influyentes en relación al monopolio que ejercían sobre las opciones políticas los anexionistas conservadores tanto santanistas como baecistas”.

Contrario a la corriente historiográfica de la que son exponentes los autores antes citados, José Báez Guerrero plantea que se trata de un mito el que “los productores de tabaco del Cibao fueron llevados a la quiebra mediante maniobras de agio realizadas por agentes del gobierno” de Báez y que “la interpretación de que la revuelta de 1857 fue ocasionada por un supuesto repudio generalizado de los campesinos del Cibao contra Báez ha tomado tal carta de ciudadanía que forma de la sabiduría convencional de muchos reputados historiadores dominicanos”, al punto de que la califica como “la gran mentira de 1857”.

En esta serie esbozaremos una visión general (I) de la política económica del gobierno de Báez frente al Cibao y (II) el enfrentamiento que esta produjo con los comerciantes de esa región, caracterizado en esta revolución, que fue, en palabras de José Gabriel García, la “más popular que registran las páginas de la historia dominicana”, pero que para Báez Guerrero fue “una simple reacción de comerciantes afectados por una justa medida gubernamental a favor de las masas mayoritarias”, “un golpe de estado motivado por espurios intereses mercantiles”.


En la foto principal: Pedro Santana y Buenaventura Báez.

Source URL: https://www.argentarium.com/debate/45796-la-revolucion-de-1857-y-sus-implicaciones-economicas-1-de-5/