El rol de la banca dominicana en la reducción de emisiones de carbono

El rol de la banca dominicana en la reducción de emisiones de carbono

Varios bancos en la República Dominicana están contribuyendo a los esfuerzos nacionales de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero mientras amplían sus carteras de préstamos. Contribuyen mediante dos vías: financiando proyectos de eficiencia energética y de generación de energías limpias, y mediante la adopción de acciones de negocio amigables al medioambiente.

La cartera de préstamos “verdes” crece moderadamente, pero tiene un gran potencial. Muchas empresas de distintos tamaños y actividades económicas están accediendo a préstamos bancarios para financiar la adquisición de equipos de generación de energías limpias in situ o de algún otro tipo de bien de capital de ahorro energético, entre otros.

La cartera de préstamos “verdes” crece moderadamente, pero tiene un gran potencial. Clic para tuitear

Dentro de las acciones implementadas, se pueden destacar las instalaciones de paneles fotovoltaicos para la generación y uso de energía solar en varias sucursales, la reducción del uso de papel incluyendo el envío por correo electrónico de los estados bancarios de sus clientes, el creciente uso de la banca en línea para distintas transacciones bancarias incluyendo pagos de tarjetas de crédito y préstamos, así como pago de servicios de agua, electricidad, telecomunicaciones, entre otros. Con ello, reducen sus costos al tiempo que aumentan sus prácticas de responsabilidad social corporativa.

Los clientes personales y corporativos de la banca tienden a utilizar menos dinero en efectivo, lo cual contribuye a reducir la necesidad de traslado a las oficinas bancarias y, potencialmente, el uso de medios de transporte que podrían ser contaminantes. No obstante, si bien se está avanzando, hay un gran camino por recorrer en tanto los agentes económicos reduzcan su alta preferencia por la liquidez de manera más acelerada.

La reciente decisión de dos importantes bancos de unificar sus cajeros automáticos (ATM) bajo una sola red sería un paso trascendental si bajo esa acción se combina una ampliación de su cobertura conjuntamente con una reducción de unidades de ATM*. Si se toma en consideración que estos aparatos, dependiendo de su tipo, marca y año de fabricación, pueden consumir diariamente 5.52kWh; sin incluir que muchos son instalados en sitios climatizados para una temperatura adecuada para el equipo. Además, los ATM suelen ser utilizados por menos de una cuarta parte de las 24 horas/7 días en que se mantienen encendidos**.


*Ver: BHD León y Banreservas lanzan primera red interbancaria de cajeros automáticos 

**ATMs, Vending Machines Waste Loads of Energy https://www.energymanagertoday.com/atms-vending-machines-waste-loads-of-energy-097280/

Odalis F. Marte

Odalis F. Marte

Odalis F. Marte es economista. Está en Twitter: @ofmarte.


Artículos relacionados

De la intención a la acción: una herramienta para empezar a actuar en nuestras finanzas

En 2005, Cliff Arnall aseguró haber encontrado una ecuación cuyo resultado era el día más triste del año –como parte

¿Debe administrarse el Gobierno como se gestiona una empresa privada?

La noción de que la administración pública debería manejarse con criterios de optimizar el valor de cada peso gastado o

¿Qué es la nube y por qué es tan importante para las empresas?

En la actualidad gran parte de los productos, servicios e información que recibimos proviene de una interacción directa con recursos

Volver Arriba