En RD, ¿quiénes ganan y quiénes pierden con la guerra comercial entre países industrializados?

En RD, ¿quiénes ganan y quiénes pierden con la guerra comercial entre países industrializados?

Los dominicanos que siguen el acontecer económico mundial se preguntan cuáles serían los costos y beneficios para los consumidores y productores locales de la anunciada “guerra comercial” de los Estados Unidos de América (EUA) contra la Unión Europea (UE), Canadá, México y China. Es preciso, primero, hacer algunas aclaraciones. La respuesta, en el caso de los consumidores, es simple. Estos se beneficiarán de los menores precios para los bienes importados de la Unión Europea, China, Canadá y México. En lo referente a los productores, los efectos son ambiguos. Por un lado, se beneficiarán de menores precios de los insumos importados usados en el campo y, por el otro, tendrán que enfrentar fuerte competencia de precio de los productos.

1- Los precios de los productos importados por la República Dominicana se reducirán, por la caída de la demanda mundial causada por la imposición de aranceles de parte de los Estados Unidos a las exportaciones de la Unión Europea, China, México, y Canadá y por los aranceles retaliatorios de estos países a las exportaciones de los Estados Unidos. Los aranceles son impuestos a las importaciones y, por tanto, aumentan los costos y precios de los productos afectados. Cuando una economía pequeña como la dominicana aumenta los aranceles, el impacto sobre los precios internacionales de esos productos es nulo debido a que su participación en la demanda mundial es insignificante. Sin embargo, cuando son elevados los aranceles de productos importados por las grandes economías, se produce un aumento de los precios y la reducción de la demanda, factores que por el tamaño de estos mercados, impactan los precios mundiales de los artículos afectados. Por ejemplo, América del Norte, Unión Europea, China, Japón y Corea del Sur representan el 63.0% de las exportaciones y 63.4% de las importaciones mundiales.

Con los autos, podría haber reducciones de precios y condiciones de financiamiento similares las de la crisis de 2008-2009. ¿Recuerdan las ofertas de Hyundai? En este caso ocurrirá con los Audi, Mercedes, Toyota, Lexus, Peugeot, etc. Clic para tuitear

2- Los aranceles estadounidenses al acero y al aluminio importados y los gravámenes retaliatorios de parte de la UE, México y Canadá a esos mismos productos cuando proceden de los EU deprimirán aún más sus precios internacionales, que ya eran bajos por la existencia de exceso de capacidad productiva. Sin embargo, el impacto sobre los costos no será el mismo para las industrias de estos países por una simple razón: Los EU sujetó a aranceles o cuotas todas las importación de acero y aluminio, mientras que la UE, Canadá y México solamente las importaciones procedentes de los Estados Unidos. Esto significa que estos países tendrán acceso a suministros alternos de acero y aluminio a precios competivos. Por tanto, los precios de los productos que usan aluminio y acero aumentará en los EU y se reducirá en otros países. El costo de un vehículo, una Harley-Davidson, o una lata de cerveza, refresco o sopa fabricada en México o la UE será menor que las de fabricación estadounidense. Este impuesto a bienes intermedios podría resultar en el desplazamiento de las exportaciones norteamericanas de bienes manufacturados que usan acero y aluminio como insumos en otros mercados, además de los de los países involucrados en la guerra comercial. Esto así por el aumento en los costos de producción en comparación a la de productos fabricados en China, la UE, México, Canadá, Japón y Corea del Sur. Los dominicanos podemos esperar menores precios de los vehículos de motor y enlatados, si estos son traspasados a los consumidores por sus suplidores locales.

3- Los productores dominicanos se benficiarán sustancialmente de los aranceles retaliatorios que China, México, Canadá y la UE imponen sobre insumos tales como soya y maíz utilizados en la alimentación del ganado vacuno, porcino y avícola. Dichos aranceles aumentarán los precios y disminuirá la demanda en esos países por la soya, maíz y otros productos agrícolas de origen norteamericano. La caída de los costos de los insumos aumentará la competitividad de la producción avícola, porcina y vacuna de los productores dominicanos, quienes podrán exportar a menores precios a Haití y el Caribe, principal destino de sus exportaciones, aumentar sus márgenes de beneficio o pasar parte de esa reducción de costos a los consumidores nacionales.

Las frutas frescas procedentes de los Estados Unidos estarán entre los bienes que los dominicanos podrán disfrutar a menores precios. ...Ganador: consumidor. Perdedor: productor local. Clic para tuitear

4- Sin embargo, la reducción de la demanda internacional por productos lácteos procedentes de los Estados Unidos, como el queso y la leche, así como la carne de res, aves de corral y pescados, pondrá una presión hacia la baja a bienes similares producidos localmente, aún sí los mismos están sujetos a cuota. Productos lácteos y cárnicos de producción doméstica se verán afectados negativamente debido a la caída de los precios de la leche, quesos y carnes en el mercado norteamericano, aún si estan bajo régimen de cuotas. Los consumidores dominicanos podrán disfrutar de una gran cantidad de productos norteamericanos importados a menores precios. Ganadores: consumidores dominicanos. Perdedores: productores locales.

5- Las frutas frescas procedentes de los Estados Unidos estarán entre los bienes que los dominicanos podrán disfrutar a menores precios. La razón es que México es el mayor importador de manzanas y frutas norteamericanas. Los aranceles retaliatorios reducirán demanda en México por esos productos, lo que obligará a los productores norteamericanos a descargar su producción a menores precios en otros mercados. Ahora bien, la caiída en los precios de las frutas frescas y trigo también pondrá presión sobre los precios internos de los sustitutos locales en la medida que los consumidores desplacen sus preferencias hacia bienes importados con mejores precios. Ganador: consumidor. Perdedor: productor local.

6- En caso de que Estados Unidos imponga un arancel del 25% a las importaciones de autos europeos, coreanos, y japoneses y/o acuerde un mayor porcentaje de fabricación estadounidense en las partes de autos que se fabrican en Canadá y México, el precio de los autos procedentes de estos países aumentará en el mercado de los Estados Unidos. También aumentará el costo y precio de los autos fabricados por compañías norteamericana dentro del área de NAFTA (Tratado de Libre Comercio de América del Norte, por sus siglas en inglés), debido al mayor costo de la mano de obra estadounidense. A mayores precios y costos, menor será la demanda de autos en el mercado norteamericano.

7- El aumento de los aranceles a los autos importados fuera de NAFTA incrementará sus precios y reducirá la demanda de auto en los EUA, el mercado de mayor importancia para los autos alemanes, japoneses y coreanos. La menor demanda norteamericana creará un exceso de capacidad que obligará a los productores extranjeros a reducir los precios para deshacerse de sus inventarios de autos a menores precios en otros mercados. Los dominicanos pueden esperar reducciones de precios y condiciones de financiamiento similares a las experimentadas durante la crisis financiera internacional del 2008-2009. ¿Recuerdan las ofertas de Hyundai? En este caso ocurrirá con los Audi, Mercedes, Toyota, Lexus, Peugeot, etc. Para mantenerse competitivos en los mercados internacionales, las compañías de autos norteamericanas establecidas en México tendrán que sustituir sus compras de partes fabricadas en los Estados Unidos por partes procedentes de países con menores costos de producción.

8- Las exportaciones de automóviles fabricados en los EUA para otros mercados se reducirá por aumentos en los costos. Dos factores inciden estas alzas: uno inmediato y otro que se producirá en caso de que cambien las Reglas de Origen para los autos dentro de NAFTA. Primero, el aumento en el precio del aluminio y el acero por los aranceles de 10% y 25%, respectivamente, estimulará el incremento del costo de producción de los autos norteamericanos. En segundo lugar, el cambio en las reglas de origen para que un mayor porcentaje de las partes de autos sean fabricadas en los Estados Unidos resultará en un mayor costo para los automóviles procedentes de ese país y, por tanto, en una reducción en la demanda externa de esos productos. En este caso, el consumidor dominicano se beneficiará de menores precios en los autos importados de Asia, Europa y China.

9- Si inversionistas extranjeros perciben que la guerra comercial será prolongada, podrían desviar sus inversiones hacia RD y Centroamérica para accesar el mercado norteamericano a través de DR-CAFTA, Por lo menos para ciertos productos y partes que demanda la industria norteamericana. Este desplazamiento de las inversiones contribuiría a aumentar el empleo en el país, en caso de resultar más atractivo que América Central.

10- El déficit comercial de RD con los EUA se reduciría y podría hasta convertirse en un superávit por varias razones: 1) La reducción de precios de las importaciones de insumos y bienes de consumo agrícola de demanda inelástica impactará negativamente el valor de las exportaciones procedentes de los Estados Unidos; 2) La caída de la demanda en la RD por bienes manufacturados procedentes de EU por su mayor costo y su sustitución por bienes procedentes de UE, China, Canadá y México.

11- Estos efectos se reproducirán a lo largo y ancho del hemisferio occidental, tanto en los países con tratado de libre comercio con los EUA como en aquellos que no tienen. Es decir que esperamos una reducción del déficit comercial de la región con EUA y hasta un superávit debido al deterioro de la competitividad de las exportaciones norteamericanas.

Golpe por golpe

1- El escarceo se inicia en enero 22, 2018, cuando los Estados Unidos imponen aranceles de 30% y 20% a las importaciones de paneles solares y lavadoras de ropas por valores de US$8.5 billones y US$1.8 billones, respectivamente. En marzo 8, 2018, los Estados Unidos anunciaron aranceles de 25% y 10% a las importaciones de insumos como el acero y aluminio procedentes de varios países.

2- Las partes afectadas responden golpe por golpe. China anuncia aranceles a importaciones procedentes de EUA por un valor de US$3 billones. En marzo 24, el Ministerio de Comercio de China publicó la lista de productos sujetos a aranceles retaliatorios de 15% y 25%. La lista de productos sujetos al arancel de 15% incluye frutas frescas y secas, nueces, etanol modificado y tubos de acero sin costuras por un valor de US$977 millones. Los productos sujetos al arancel del 25% son puerco y sus derivados, aluminio reciclado y otros productos, que suponen exportaciones norteamericanas hacia China por un valor de US$1,992 millones.

3- En respuesta a un subsecuente anuncio estadounidense de imponer aranceles a 1,300 productos importados de China por un valor de US$50 billones (televisores, equipos médicos, partes de aviones y baterías, centrífugas, etc.), esta nación replica con aranceles retaliatorios a US$50 billones de productos importados procedentes de los EUA. La lista incluye soya, maíz, trigo, algodón, sorgo, carne de res, aves de corral, pescado, productos lácteos, nueces y verduras por un valor de US$34 billones. Tan solo las importaciones de soya tienen un valor de US$14 billones. China también abrió un caso en contra de los aranceles norteamericanos a las importaciones al acero y aluminio en la Organización Mundial del Comercio (OMC).

4- México, Canadá y la UE también responden con aranceles retaliatorios a una lista de productos importados de los Estados Unidos. Canadá y México publican aranceles retaliatorios de 25% y 10% a las importaciones de acero y aluminio procedentes de los Estados Unidos. Canadá también sujeta a aranceles retaliatorios de 10% a importaciones de alimentos y bebidas (yogurt, ketchup, mostaza, mayonesa, pepinos, whisky, etc.), artículos del hogar (papel sanitario, utensilios de cocina,, colchones, lavadoras de ropas, refrigeradores, etc.) e ítems tales como plywood, lapiceros, barriles de cerveza, cortacéspedes, etc.

En el caso de México el valor de las importaciones a ser gravadas asciende a US$3.0 billones e incluye carne de puerco y subproductos (20%), quesos (20-25%), bourbon (25%), frutas tales como manzanas, arándanos, etc. (25%). La lista de la Unión Europea afecta artículos importados de los Estados Unidos por un valor de US$3.4 billones. Además del acero, la lista europea incluye artículos agrícolas, bourbon, mantequilla de maní (manbá), jugo de naranja y arándanos entre otros. Muchos de estos bienes se producen en estados de la Unión que votaron a favor de la elección de Donald Trump.



Artículos relacionados

Conducta de pago en los condominios debería reportarse en burós de crédito

Los cambios en la dinámica de crecimiento económico desde la segunda mitad de los 90 contribuyeron a la aceleración del

¿Qué cambia con la actualización del catálogo de prestaciones del Seguro Familiar de Salud?

El pasado 19 de octubre del 2017, cumpliendo un mandato de la Ley 87-01 (Párrafo II del artículo 129) que

Memo al Presidente: Competitividad e ITBIS

A: Danilo Medina, presidente de la República De: Héctor Guiliani Cury Asunto: Competitividad e ITBIS Aunque la intención declarada de

Volver Arriba