¿Qué es la nube y por qué es tan importante para las empresas?

¿Qué es la nube y por qué es tan importante para las empresas?

En la actualidad gran parte de los productos, servicios e información que recibimos proviene de una interacción directa con recursos almacenados y servidos desde la nube. Sin embargo, para muchos este es todavía un concepto “nuboso”.  La intención de esta entrega es aclarar en qué consiste y por qué es importante para quienes han optado por emprender alguna iniciativa de negocio.

Es común la utilización de la imagen de una nube para describir de forma gráfica la red de Internet en diagramas e infográficos. De hecho, cuando hablamos de la nube nos referimos, de manera metafórica, a un un conjunto de recursos computacionales estructurados y mantenidos por  proveedores de servicios a los cuales accedemos a través de una conexión a la internet.

Proveen un abanico interminable de aplicaciones y servicios, pasando desde el simple almacenamiento de páginas web hasta la evolución de clubes de video o tiendas por departamentos.

El desarrollo de la computación en la nube ha permitido que empresas establecidas y emprendedores ejecuten sus ideas y maximicen las oportunidades de interacción con el público. Click Para Twittear

Sobre el alojamiento físico podríamos decir que la nube es “omnipresente”, puesto que los grandes proveedores, como Google o Amazon, tienen plataformas instaladas en diversos países. En estos casos (no así en los casos de los proveedores pequeños) usted, como usuario, puede pedir que su información sea alojada en países específicos, en caso de que tenga que cumplir con alguna regulación o normativa, o por cualquier razón que lo motive a tener determinada preferencia.

Oportunidad para las empresas

El franco desarrollo de la computación en la nube ha abaratado de manera exponencial su costo y, con ello, ha hecho posible que empresas establecidas y emprendedores ejecuten sus ideas y maximicen las oportunidades de interacción con el público y aprovechen la información generada de esos intercambios.

Ya es común tener acceso a información en tiempo real de una gran variedad de aspectos de nuestra vida diaria, tenemos asistentes personales digitales, información constante sobre el estado del tiempo, podemos transportarnos, acceder a entretenimiento, finanzas personales y virtualmente todo tipo de contenido gracias a la nube.

Los emprendedores pueden sacar beneficio de la nube a través de sus diferentes presentaciones: infraestructura como servicio (IaaS), plataforma como servicio (PaaS) o el más utilizado por todos nosotros en la cotidianidad, software como servicio ó (SaaS, por sus siglas en inglés), el cual es un formato de suscripción en el que se nos entrega un servicio prácticamente listo para ser utilizado. Podemos citar como ejemplos los servicios de correo, de videoconferencia para interacción con socios y clientes, sistemas computacionales diversos como contabilidad, facturación, relacionamiento con clientes, etc.

Algunos de los beneficios que representa este modelo son:

Permitir que podamos reducir el tiempo en el que entramos a producción, al optar por servicios “listos para usar”.

-Obtener una garantía de “uptime” de nuestra presencia en la web y de los servicios a los cuales nos suscribimos.

-Ahorrar costos y complejidades típicas de los centros de datos, como refrigeración, mantenimiento, software de apoyo y personal calificado en calidad de empleados que muchas veces al iniciar una empresa no podemos costear.

-La posibilidad de manejar todo el tema tecnológico como gasto operacional (OPEX) y no como gasto capital (CAPEX), permitiendo a la vez que ahorremos tiempo y recursos que típicamente se destinan a todo el proceso de adquisición (cotizaciones, órdenes de compra, evaluaciones exhaustivas en sitio, etc)

Todos podemos tener acceso a estos beneficios siempre y cuando tomemos el tiempo y cuidado para evaluar los siguientes componentes a la hora de elegir un proveedor de servicios en la nube:

  • Seguridad
  • Niveles de servicio
  • Flexibilidad de administración
  • Modelos de suscripción y sus limitaciones
  • Reconocimiento en la industria
  • Cumplimiento con normativas
  • Costos

La nube es el modelo computacional que ha venido a democratizar el acceso de todos a la computación de cara a esta era de conectividad permanente. Tomando decisiones educadas al respecto podremos, sin lugar a dudas, concentrarnos en aportar valor a través de lo que pretendemos ofrecer al mercado, sin la preocupación por asuntos tecnológicos y con la garantía de estar en una buena posición para utilizar y ofrecer casi cualquier tipo de servicio útil para nuestras interacciones con el mercado.

Héctor Díaz

Héctor Díaz

El autor es asesor en seguridad de la información, con más de 10 años de experiencia en el área Tecnología de la Información. Twitter: @Hectordi4z


Artículos relacionados

Subsidios por maternidad y lactancia: ¿en qué consisten y cómo se solicitan?

Dentro de los beneficios del Seguro Familiar Salud, las afiliadas cotizantes tienen derecho a dos prestaciones económicas: el subsidio por

Conducta de pago en los condominios debería reportarse en burós de crédito

Los cambios en la dinámica de crecimiento económico desde la segunda mitad de los 90 contribuyeron a la aceleración del

Buen contenido, el elíxir para para ganar presencia mediática

Si bien el contexto en que se producen los hechos constituye el marco de la noticia, la calidad del contenido,

Volver Arriba