La política monetaria del Banco Popular de China

La política monetaria del Banco Popular de China

La estrategia de política monetaria conocida como ‘metas de inflación’ prevalece alrededor del mundo. La práctica implica que los bancos centrales intentan alcanzar una meta para la inflación anual de los precios internos (4% en el caso de la República Dominicana) y emplean como instrumento una tasa de interés de referencia. Pero muchas autoridades monetarias, particularmente en países en vías de desarrollo, diseñan e implementan sus políticas en base a otros esquemas.

La política monetaria del Banco Popular de China (banco central) ilustra las complicaciones analizadas por modelos teóricos y estudios empíricos en el campo de la macroeconomía internacional. Por ejemplo, mantener un régimen de cambio fijo y la independencia de la política monetaria implica restringir la movilidad de capitales. Y esa es precisamente la opción de política tomada por China.

La comunidad internacional espera que China acoja una política monetaria más predecible y sostenible. La transición es imprescindible para que China logre convertir su moneda en una de las principales del mundo. Clic para tuitear

¿Cómo China reconcilia esa postura con la dependencia del comercio internacional para lograr sus objetivos de crecimiento económico? El factor crucial es  controlar rigurosamente el flujo de capitales. Además, el alto nivel de reservas internacionales acumulado por China como resultado del éxito en el comercio global –en parte invertidas en bonos del Tesoro de los Estados Unidos- permite ejecutar intervenciones en los mercados con la finalidad de alcanzar las metas para el renminbi. El resultado de la estrategia es evidente, y la gráfica muestra el tipo de cambio fijo perseguido por China durante la década 1995-2005.

La política sirvió para respaldar las exportaciones con precios competitivos y por lo tanto es fundamental en la transformación estructural de la economía de China. Sin embargo, la política del Banco Popular de China no es sostenible en vista de los desbalances macroeconómicos y, notablemente, el impacto de la ‘devaluación competitiva’ sobre los ganadores y perdedores en el comercio mundial. Y el escenario actual es complicado por las disputas sobre comercio internacional entre China y los Estados Unidos.

En ese sentido, la gráfica muestra la depreciación del renmimbi durante 2018, luego de un largo período de apreciación. El movimiento sirve para ilustrar la complejidad de tratar de balancear la economía (estimulando el consumo de los hogares), y paralelamente suavizar el impacto de la transición a una menor tasa de crecimiento del producto agregado (evitando, por ejemplo, que las exportaciones disminuyan más de lo previsto). Para el caso de China, el consumo privado se beneficia de una moneda más fuerte (apreciada). En cambio, las exportaciones demandan una moneda más débil (depreciada), lo cual en el contexto actual podría contribuir a debilitar el efecto de los aranceles impuestos por los Estados Unidos.

El renminbi es parte de la canasta de monedas que el Fondo Monetario Internacional utiliza para calcular el valor de los derechos especiales de giro -las otras monedas son el dólar, el yen, el euro y la libra esterlina. La inclusión de la moneda en el cálculo desde 2016 implica que la comunidad internacional espera que China progrese a la implementación de una política monetaria más predecible y sostenible en el tiempo. La transición es imprescindible para las aspiraciones de China de convertir su moneda en una de las principales del mundo.


Foto principal: Renminbi, billetes. Por José R. Sánchez-Fung

José R. Sánchez-Fung

José R. Sánchez-Fung

José R. Sánchez-Fung es profesor de economía en la Universidad de Nottingham en China. Anteriormente, durante más de una década, impartió docencia en Kingston University (Londres). Es PhD y magíster en economía por la Universidad de Kent en Inglaterra, y licenciado en economía por la PUCMM (Santo Domingo).


Artículos relacionados

Crisis de comunicación desde el laberinto de Yolanda

Martínez no perdió tiempo, pero fue para incrementar las llamas. A mi juicio, ahora se coloca en un estadio sin

La seguridad del dinero plástico: de la banda magnética al Contactless

Las tarjetas de crédito, desde sus inicios en la década de 1940 hasta hoy, se han convertido en uno de

¿Qué hacer cuando querer cambiar un hábito en nuestras finanzas no es suficiente?

Nuestras vidas se caracterizan por la repetición; todos los días, mientras llevamos a cabo nuestras tareas en el trabajo o

Volver Arriba