‘Compromiso versus flexibilidad’ y las pensiones en la República Dominicana

by José R. Sánchez-Fung | May 8, 2020 7:12 pm

Richard H. Thaler (Universidad de Chicago) ganó el premio Nobel de Economía 2017 por sus contribuciones a la economía del comportamiento. El examen de la psicología de los agentes económicos revela que la gente toma decisiones irracionales que pueden producir resultados ineficientes para la sociedad. Un ejemplo es la insuficiencia de ahorro para solventar la subsistencia de un trabajador luego de retirarse de la actividad económica formal.

Dado que el ‘compromiso’ con el ahorro contribuye a resolver el problema resultante de la ‘flexibilidad’, ¿cómo puede estimularse el compromiso? El análisis del ‘compromiso versus la flexibilidad’ es importante en la literatura económica. El economista Manuel Amador (Universidad de Minnesota y Banco de la Reserva Federal de Minneapolis) y sus coautores estudian el problema desde el punto de vista teórico.

Esas corrientes de análisis pueden ser relevantes en debates actuales. Particularmente, el brote de enfermedad por coronavirus (COVID-19) que azota al mundo es motivo de preocupación e incubación de ideas para atenuar el impacto económico. Y en ese contexto la posibilidad de usar parte del dinero acumulado en los fondos de pensiones en la República Dominicana está ganando adeptos en la opinión pública.

La República Dominicana puede refinar su sistema de pensiones y el tema amerita discusión en el Congreso Nacional. Pero no en la coyuntura actual. Clic para tuitear

Varios economistas expresan su oposición al uso de los fondos. Los argumentos incluyen el posible impacto adverso sobre la estabilidad macroeconómica en el corto plazo y la sostenibilidad del sistema de pensiones en el largo plazo. Pero también existen opiniones a favor incluyendo las externadas por gremios laborales.

Posiblemente el argumento más categórico concierne al efecto desfavorable sobre el compromiso de la sociedad con el bienestar de los trabajadores, formalizado por la Ley 87-01 y salvaguardado por la Superintendencia de Pensiones. Arriesgar la credibilidad del compromiso por razones transitorias parece insensato. El triunfo que representa para la sociedad optar por el compromiso y no por la flexibilidad es fuente de motivación para enfrentar otros obstáculos al desarrollo económico sostenible; por ejemplo, pagar impuestos, preservar el medio ambiente natural y respetar las instituciones para proteger el estado de derecho.

La República Dominicana puede refinar su sistema de pensiones y el tema amerita discusión en el Congreso Nacional. Pero no en la coyuntura actual. Los estabilizadores automáticos de la política fiscal, junto con otras medidas de política macroeconómica y social, deben ser las herramientas para enfrentar las secuelas de la pandemia.

Source URL: https://www.argentarium.com/debate/53953-compromiso-versus-flexibilidad-y-las-pensiones-en-la-republica-dominicana/


Cobertura de riesgo contra la volatilidad de los precios del petróleo

by Héctor Guiliani Cury | Abr 26, 2020 4:25 pm

En el  informe Plan de Acción para Modernizar el Sector Eléctrico en la República Dominicana (2009) el Banco Mundial (BM) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) recomendaron a las autoridades gubernamentales y del sector eléctrico adoptar medidas para mitigar el riesgo que supone la alta volatilidad de los precios de los combustibles sobre los costos de generación de energía.

Las alzas en los precios del petróleo se reflejan en crisis financieras y de suministro de energía debido a que los precios a los consumidores finales de electricidad se mantienen fijos mientras los precios de los insumos aumentan. En ausencia de financiamiento suficiente proveniente del gobierno para cubrir el déficit resultante entre el precio y el costo de la energía y las pérdidas técnicas y no técnicas, las autoridades del sector eléctrico tienen que recurrir al expediente de limitar la producción de electricidad e incurrir en atrasos de pagos a los generadores.

Existen varios instrumentos de cobertura de riesgos que pueden utilizarse para proteger las finanzas gubernamentales, del sector eléctrico y de empresas como REFIDOMSA, de la alta volatilidad de precios de bienes como los combustibles. A continuación presentaré una visión general de los principales instrumentos disponibles en el mercado, sus características más importantes, como también algunas de las condiciones institucionales y políticas que se requieren para su funcionamiento, así como la experiencia de Panamá con instrumentos de cobertura de riesgos.

Cobertura de riesgo contra la volatilidad de los precios del petróleo

El mayor problema que enfrentan el gobierno dominicano y las compañías distribuidoras de electricidad es que están expuestas al impacto que tienen las grandes fluctuaciones en los precios del petróleo sobre el precio final de los combustibles y de la energía generada con sus derivados. Para atenuar el riesgo de la alta volatilidad de los precios del petróleo, tanto el gobierno como las compañías distribuidoras  podrían recurrir a mecanismos de seguros para protegerse, aunque sea parcialmente, de las fluctuaciones en los precios de estos insumos.

La cobertura de riesgo o hedging, al igual que las pólizas de seguros, se utiliza para protegerse, total o parcialmente, de la ocurrencia y de las pérdidas que se originan por fluctuaciones adversas en los precios. Por ejemplo, una empresa de generación de energía podría estabilizar sus costos variables utilizando mecanismos de cobertura de riesgos, mientras que el Gobierno y/o las compañías distribuidoras  podrían, a través de una exitosa estrategia de cobertura de riesgo, obtener ingresos adicionales para atenuar los aumentos en los precios que se producen como resultado de las alzas en los precios internacionales de los combustibles.

Los instrumentos de cobertura de riesgo más utilizados son:

Permutas financieras: Las permutas o swaps son contratos que le permiten a las empresas o los gobiernos pagar un precio fijo por una cantidad específica de combustible durante la vida del contrato, sin necesidad de hacer un pago por adelantado. En este caso el gobierno a través de REFIDOMSA  y la contraparte acuerdan un precio fijo para el combustible, la cantidad de combustible a ser adquirida y el período de tiempo que abarca el contrato. La compañía o gobierno entonces compra el combustible a precios de mercado a lo largo de la vida del contrato, pero al final del mismo calcula el precio promedio que pagó por el combustible usando un precio de referencia imparcial como Platt’s o NYMEX. Si el precio promedio que pagó por el combustible es mayor que el precio fijo acordado, la contraparte le paga al gobierno o la compañía la diferencia entre el precio pagado y el precio fijo acordado multiplicado por la cantidad de combustible adquirida y especificada en el contrato. En caso de que el precio pagado por la compañía o gobierno sea menor que el precio fijo acordado, la compañía paga a la contraparte. Las partes aceptan este riesgo, pagar por la diferencia, a cambio de asegurar una absoluta estabilidad de precios.

Las permutas financieras no se negocian en mercados organizados, sino directamente entre las partes, normalmente un banco de inversión y su cliente. Los contratos no son estandarizados.

Contratos futuros y anticipados: Al igual que las permutas los contratos a futuro y anticipados son instrumentos de precios fijos. Los contratos a futuros le permiten a una compañía o gobierno adquirir combustible a un precio fijo y en una fecha futura específica establecida en el contrato. Se negocian en mercados organizados y los términos del contrato son estandarizados y garantizados.

Los contratos anticipados o forward se diferencian de los contratos futuros en que su diseño es personalizado, para satisfacer las necesidades específicas de los clientes en lo que se refiere a precio, cantidades y período de vigencia del contrato. Estos contratos no se negocian en mercados organizados.

La volatilidad del precio del petróleo es un importante factor de incertidumbre para las finanzas públicas. ¿Cuáles son los instrumentos de cobertura de riesgos más utilizados actualmente y cómo ayudan a estabilizar las finanzas… Clic para tuitear

Aunque las permutas, los contratos futuros y anticipados permiten fijar el precio de los combustibles, la estructura de los contratos es diferente. En el caso de las permutas, la compañía o gobierno compra el combustible a precios de mercado y concilia la diferencia al final del contrato. Los contratos futuros prometen la entrega de una mercancía en el futuro, los mismos generalmente se cierran en efectivo y solo en raras ocasiones concluyen con su entrega física.  La compañía o gobierno puede vender el contrato futuro antes de su vencimiento para realizar la ganancia o minimizar la pérdida, ya que  son valorados a precios de mercado diariamente. Los contratos anticipados, a diferencia de los futuros, se cierran con la entrega física de la mercancía, en lugar de cerrarse por efectivo al expirar, y son frecuentemente usados por los operadores en los mercados de combustibles y de productos agrícolas para cobertura de riesgos de precios.  Los tres instrumentos aseguran estabilidad en los precios de los combustibles y protección contra aumentos repentinos de los mismos.

Opciones de compra (call options): Las opciones de compra (caps  o techos) limitan el precio de las compras futuras de combustibles y al mismo tiempo permiten beneficiarse de las reducciones de precios que ocurran en el mercado. Una opción de compra le da al propietario el derecho, pero no la obligación, de adquirir combustible a un precio específico (strike price o precio de ejercicio) hasta la fecha de vencimiento (opción americana) de la opción de compra, a cambio del pago de una prima.

Bajo este mecanismo, el importador del combustible negocia un precio máximo al cual puede adquirir el combustible. A ese precio máximo se le llama techo. Si el precio del combustible aumenta por encima del precio de ejercicio, el banco o la organización que vendió la cobertura tiene que pagar a la compañía o gobierno la diferencia entre el precio de mercado y precio de ejercicio multiplicado por la cantidad de combustible especificada en el contrato. Si el precio del combustible cae por debajo del precio de ejercicio o techo, el importador puede comprar el combustible en el mercado.

Las opciones de compra de combustibles son intensivas en costos debido a la alta volatilidad de los precios del crudo y sus derivados.

El valor de esta prima depende del producto, la volatilidad del precio y la fecha de vencimiento del contrato. Mientras mayor sea la volatilidad de precios y el tiempo sobre el cual se pueda ejercer la opción de compra, mayor será la prima a pagar.

Las opciones de compra de combustibles son intensivas en costos debido a la alta volatilidad de los precios del crudo y sus derivados. Por ejemplo, si una compañía o gobierno adquiere una opción de compra de 479,500 barriles de Fuel Oil No. 6.3% USGC por mes a un precio de ejercicio de US$70 por barril y paga una prima de US$4.07 por mes, el precio del barril tendría que ser mayor de US$74.07 para alcanzar el equilibrio y mayor que ese precio para ganar dinero. De manera similar, para no incurrir en pérdidas el precio del fuel oil tendría que ser menor o igual a US$65.93. En este ejemplo, si el precio de los combustibles no alcanza el nivel de US$70.0, la compañía o gobierno dejaría que la opción expire y asumiría el costo de US$1,951,565 por mes.

En el mercado existen infinidad de opciones de cobertura de riesgo. Algunas de estas son las opciones de tres vías, el collar, los contratos de precios fijos, etc. Por razones de espacio las mismas no serán consideradas en este artículo.

Con los mecanismos de cobertura de riesgo disponibles, todavía ocurrirían fluctuaciones en los costos y en los precios de los combustibles, pero el gobierno podría recibir ingresos adicionales para cubrir el aumento en el subsidio que resulta de los mayores precios o beneficiarse de bajos precios. En caso de que los precios finales al consumidor sean aumentados, el gobierno tendría recursos adicionales para focalizar subsidio a los sectores más afectados.

Capacidad institucional y cobertura de riesgo

En la actualidad las instituciones del Estado no cuentan con el personal y la estructura organizacional para ejecutar y monitorear las operaciones de cobertura de riesgo. Las actividades de gestión de riesgo exigen de profesionales que tenga un conocimiento sustancial de los instrumentos financieros utilizados para llevar a cabo este tipo de operaciones, así como de la estructura de riesgo de las compañías del sector o del gobierno y de los instrumentos apropiados de gestión y supervisión de riesgo.

También se requiere de un marco organizacional que asegure un adecuado sistema de reportes, registro, monitoreo, evaluación de la gestión de riesgo, y mecanismos de control interno que protejan de errores de ejecución y transacciones especulativas. Los instrumentos de gestión de riesgo son complejos, y sin una estructura organizacional adecuada y personal capacitado, pueden llevar a cuantiosas pérdidas para el Estado.

Varios países han realizado operaciones de cobertura de riesgos. Panamá, por ejemplo, ejecutó una operación de cobertura de riesgo para el Fuel Oil No.6 USGC en noviembre del año 2009. La decisión de cubrir el riesgo de alzas en los precios del Fuel Oil y no de WTI, a pesar de la mayor liquidez del WTI, se debió a que éste último tiene una mayor volatilidad y a que la generación termoeléctrica en ese país se realiza con Fuel Oil.

Los instrumentos de gestión de riesgo son complejos, y sin una estructura organizacional adecuada y personal capacitado, pueden llevar a cuantiosas pérdidas para el Estado.

A esto se le añadiría que el uso del WTI como proxy del Fuel Oil introduce el riesgo de decoupling. El decoupling es una situación que se presenta cuando el retorno o los precios de dos activos que generalmente se mueven en tándem se desplazan en direcciones opuestas. Por ejemplo, los precios del crudo y de la gasolina generalmente se mueven en la misma dirección, cuando uno sube el otro también sube y cuando uno baja el otro también baja. El decoupling ocurre cuando el crudo aumenta y la gasolina baja o viceversa.

En el año 2009, Panamá aseguró el 100% del Fuel Oil usado en generación, pero en 2010 sólo habría asegurado el 50% debido a que esperaba que entre nueva capacidad generadora impulsada por carbón e hidroeléctricas. En el caso de la República Dominicana tendría que tomarse en cuenta las diferencias y similitudes en la matriz de generación y en la estructura de consumo de la población  de combustibles tales como la gasolina, diesel y avtur.

En Panamá el gobierno está adoptando la cobertura de riesgo a los combustibles que se usan en la generación de energía como política general del gobierno y desde 2009, los recursos para la cobertura de riesgo son incluidos en el presupuesto general de la nación.

El mecanismo de pago que ha utilizado Panamá es el siguiente: la prima se paga mensualmente.  Los bancos de inversión le pagan a Panamá cuando el precio promedio del mercado durante el mes es mayor que el precio de ejercicio de la opción de compra. Ese pago es liquidado dentro de los seis días siguientes a la fecha de vencimiento de la opción mensual. Los precios de los combustibles durante casi todo el 2009 fueron mayores que el precio de ejercicio, por lo que Morgan Stanley tuvo que pagarle a Panamá todos los meses del año, excepto los primeros tres meses. La prima de riesgo que debía pagar el país por la cobertura de riesgo también era saldada en ese período de seis días.

Panamá exigió a los bancos de inversión un colateral. La razón para la exigencia de este colateral es que para el país la exposición es limitada, es decir, el país sólo tiene que pagar una prima, mientras que para la institución financiera la exposición es ilimitada en el sentido de que los precios pueden subir a altos niveles. Sin embargo, la exigencia de un colateral o algún tipo de seguro podrían elevar el costo de la prima de riesgo. Una opción es solicitar que la casa matriz provea una carta de garantía a favor del país.

Source URL: https://www.argentarium.com/debate/53522-cobertura-de-riesgo-contra-la-volatilidad-de-los-precios-del-petroleo/


La pandemia de 2020 y la economía

by José R. Sánchez-Fung | Abr 17, 2020 3:22 pm

El impacto de la pandemia de 2020 (COVID-19) sobre la economía mundial es difícil de calcular. Pero indicadores de coyuntura revelan la magnitud potencial del problema: la gráfica muestra el índice VIX sobre expectativas de volatilidad alcanzando niveles cercanos a los registrados durante la crisis financiera de 2008-2009. Y el FMI pronostica descenso de -3% en el PIB global durante 2020 versus 3% de crecimiento esperado a finales de 2019, mientras que la economía de China decreció alrededor de 6.5% en los primeros tres meses de 2020, de acuerdo con cifras oficiales.

En vista de la complejidad del choque, es importante evaluar la situación de la economía y las prescripciones de política mezclando teoría y medición ajustadas a las circunstancias. Probablemente, éstas evolucionarán en los meses venideros y complicarán los análisis. ¿Cuáles ideas pueden ser de utilidad en ese contexto de incertidumbre? 

Paul Krugman, ganador del premio Nobel de Economía y columnista del New York Times, considera la estructura de la economía durante la pandemia. La economía está compuesta por dos sectores como resultado de las medidas de distanciamiento social para limitar el avance del virus: uno restringido y otro que continúa produciendo. Krugman sugiere investigar las necesidades de los diferentes sectores para prescribir estímulos orientados al alivio de la caída del ingreso de los más afectados como sucedería, por ejemplo, luego de un desastre natural.

En un escenario de tanta incertidumbre, ¿cuáles ideas pueden ser de utilidad para evaluar y mitigar el impacto económico de la pandemia? Clic para tuitear

James Bullard (Banco de la Reserva Federal de San Luis) desaconseja clasificar como estímulos las intervenciones del gobierno en el contexto de la pandemia. El economista argumenta que es más apropiado pensar en políticas para preservar condiciones favorables a la operación normal de la economía.  Existen innumerables razones que pueden influir sobre la decisión de postergar consumo o inversión durante la pandemia y que no pueden ser afectadas por la política económica. 

También contribuyendo sobre las reacciones de la política económica, Kenneth Rogoff (Universidad de Harvard y previamente economista jefe del FMI) aboga por esquemas para aliviar la carga de la deuda de los países en vías de desarrollo. Otros economistas enfocan su atención en la oferta de trabajo. La pérdida del empleo durante la crisis puede conducir a la erosión del capital humano de los trabajadores: la evidencia empírica muestra que ese proceso está relacionado con efectos adversos de largo plazo sobre la estima de los afectados.

Los temas pueden servir de referencia para cualquier economía. En el caso de la República Dominicana apremia destacar que los sectores más vulnerables merecen prioridad respecto a los recursos escasos del Estado movilizados para atenuar las consecuencias de la crisis. El impacto de la pandemia sobre la economía es incierto –como referencia, seguimos calculando los costos de la crisis financiera de 2008-2009; por esa razón urge el análisis para minimizar las pifias en el diagnóstico de los escenarios y las decisiones subsecuentes. 

Fuente: gráfica producida por el autor usando FRED del Banco de la Reserva Federal de San Luis (Serie: VIXCLS).

Source URL: https://www.argentarium.com/debate/53314-la-pandemia-de-2020-y-la-economia/


¿Qué cubre el Seguro Familiar de Salud ante emergencia nacional por la pandemia de Covid-19?

by Gianna D'Oleo M. | Abr 14, 2020 11:55 am

Ante la emergencia nacional por la pandemia del coronavirus se ha dispuesto la cobertura correspondiente para los afiliados al Seguro Familiar de Salud del Sistema Dominicano de Seguridad Social, así como para la población no afiliada, mediante las Resoluciones No. 00229-2020 y 00230-2020 de la Superintendencia de Salud y Riesgos Laborales (SISALRIL), la Resolución No. 492-01 del Consejo Nacional de Seguridad Social (CNSS), y el acuerdo suscrito entre las Administradoras de Riesgos de Salud (ARS)  y la Asociación Nacional de Clínicas Privadas (ANDECLIP). 

Al respecto, la Resolución no. 00229-2020 de la SISALRIL dispone la cobertura del 100% de las pruebas de detección del coronavirus RT PCR SARS CoV 2, para los afiliados al Seguro Familiar de Salud, a planes especiales de pensionados y jubilados, a planes voluntarios y para la población no afiliada, esta última vía el Seguro Nacional de Salud (SENASA).

Para el acceso a la cobertura de la pruebas, la normativa establece que el paciente solicitante debe cumplir con al menos uno de los siguientes requisitos: 

a) Presentar dos o más síntomas asociados al Covid-19. 

b) Haber tenido contacto cercano con pacientes confirmados.

c) Haber estado expuesto a lugares de transmisión. 

Igualmente, el paciente debe contar con la prescripción médica correspondiente, solicitar la cita al laboratorio de su preferencia de los que se encuentran debidamente autorizados por el MISPAS, enviar la receta conjuntamente con foto de cédula y carnet de su  ARS. Es importante señalar que no se requiere desplazamiento ni pre autorización de las ARS.

Como hemos indicado, las pruebas son cubiertas al 100% sin pago de diferencia, aun sean realizadas a domicilio o intrahospitalarias, disposición que se mantendrá vigente hasta que dure la emergencia epidemiológica. 

Ante la emergencia nacional se ha dispuesto la cobertura para los afiliados al Seguro Familiar de Salud y la población no afiliada. Gianna D'Oleo explica cuáles servicios están bajo esta sombrilla. Clic para tuitear

La Resolución No 00230-2020 aprueba el reembolso de las pruebas realizadas a partir del 18 de marzo y hasta el 31 de marzo, fecha en la cual fue aprobada la cobertura de las pruebas, e incluso más allá, siempre y cuando no se haya podido autorizar la cobertura por razones operativas. Para tales fines, el paciente deberá remitir una comunicación con la justificación de la solicitud de reembolso, incluyendo sus datos generales, número de cuenta bancaria, copia de la factura de uno de los laboratorios autorizados por el MISPAS, copia de la prescripción, carnet y cédula, y el resultado de la prueba. Debemos precisar que se reembolsará hasta el monto de la tarifa acordado por el MISPAS y los laboratorios privados. 

En adición, para los afiliados al Plan de Servicios de Salud (PDSS), los planes especiales para pensionados y jubilados, así como a planes complementarios voluntarios regulados por la SISALRIL, se ha dispuesto que por un periodo de dos meses a partir del 1ero de abril, las ARS de manera voluntaria cubrirán las cuotas moderadas (pago de diferencia) por concepto de internamiento por Covid-19 en casos debidamente confirmados, hasta los topes previstos en la legislación vigente. 

También estarán cubiertos hasta el monto del tope establecido los medicamentos de alto costo previstos en los protocolos autorizados por MISPAS para pacientes con el virus. 

En cuanto a la resolución del CNSS No. 492-01, la misma establece que todos los trabajadores suspendidos mantendrán prestaciones en especies, esto es, las atenciones médicas y medicamentos, siempre que el empleador se encuentre al día en la factura de febrero de la Tesorería de la Seguridad, y tanto para el afiliado titular como para dependientes directos y adicionales. Sin embargo, durante este periodo no se tendrá disfrute de las prestaciones en dinero del SFS (los subsidios por enfermedad común y por maternidad lactancia). 

Igualmente, se extiende el plazo de cobertura de los recién nacidos a noventa (90) días, sin contar con el Número de la Seguridad Social (NSS). También se mantiene durante un periodo de sesenta (60) días la cobertura a los dependientes que cumplan 18 y 21 años durante el Estado de Emergencia, siempre que sean estudiantes.

Source URL: https://www.argentarium.com/debate/53180-que-cubre-el-seguro-familiar-de-salud-ante-emergencia-nacional-por-la-pandemia-de-covid-19/


La reputación en la fragua

by Víctor Bautista | Abr 2, 2020 5:21 pm

Con el impacto del coronavirus a nivel global -que coloca a las naciones en una suerte de estado de guerra- tendremos una real regresión en indicadores de desarrollo económico y social, especialmente en las economías con fundamentos más vulnerables y menos diversificadas.

Agudización del déficit fiscal, caída de las recaudaciones, aumento de la deuda, desempleo, son factores que en República Dominicana no podremos eludir como secuela de una crisis sanitaria importada, un factor externo de difícil control, que cambiará la trayectoria del crecimiento hacia el declive.

Al margen de esa realidad -que es objeto de abordaje de economistas- quiero tocar un tema colateral con vista al futuro del país y que estará muy vigente en el período posterior a la crisis, asumiendo, por supuesto, que la pandemia será controlada.

Se trata de la reputación-país, un indicador que, seguramente, será materia de análisis y estudios internacionales de entidades especializadas en la materia, como Reputation Institute, y que claramente pudieran generar un ranking de eficiencia en la gestión de la crisis.

No hay dudas de que el tipo de manejo de esta inédita contingencia dejará en los países un sello que condicionará la confianza de los visitantes extranjeros. Clic para tuitear

No hay dudas de que el tipo de manejo de esta inédita contingencia dejará en los países un sello que condicionará la confianza de los visitantes extranjeros, principalmente en si el turismo es un eje fundamental en la economía no solo como motor del consumo, sino también como imán de capitales en forma de inversión extranjera.

Creo que se podrán proyectar como países seguros aquellos que hayan aplicado métodos de pruebas masivas, diagnóstico rápido, aislamientos; los que registren menores tasas de mortalidad y sirvan estadísticas fiables, que muestren la limpieza de un proceso dirigido con idoneidad y credibilidad.

En cambio, una mala reputación-país derivaría de la gestión inadecuada de la respuesta a la pandemia, que deje sombras, dudas, vacíos y preguntas no respondidas. Podría traducirse en pérdida de oportunidades de mercado, que significa contar con menos recursos para afrontar la tarea de la recuperación.

Para las marcas o las empresas la crisis es también desafiante porque su participación en la búsqueda de soluciones para el colectivo, los aportes desprendidos, la protección de sus colaboradores, en términos de salud y de la economía personal, y la ética en la fijación de la estructura de precios, marcarán su perfil y definirán su licencia social.

Tanto para los países como para las marcas, la comunicación estratégica será determinante para fijar percepción compartiendo y haciendo entender las buenas prácticas asumidas. Los hechos no comunicados no existen.

Source URL: https://www.argentarium.com/debate/52883-la-reputacion-en-la-fragua/


Anotaciones selectas sobre las pandemias y la economía 

by José R. Sánchez-Fung | Mar 20, 2020 4:06 pm

La historia documenta múltiples embates de brotes virales con impactos sustanciales alrededor del mundo. Entre las pandemias más graves están la Gran Plaga (peste) de Londres de 1665, la gripe (influenza) española de 1918, y la gripe A (H1N1) que surgió en los EEUU en 2009. Actualmente, un coronavirus (COVID-19) detectado en Wuhan, China, a finales de 2019 está causando estragos sobre los sistemas de salud y las economías tanto en países avanzados como en lo que están vías de desarrollo.

¿Qué sabemos sobre las pandemias y su impacto sobre el desenvolvimiento económico? Nico Voigtländer (Universidad de California, LA) y Hans-Joachim Voth (Universidad de Zúrich) desarrollan un modelo analítico con elementos Malthusianos para investigar el impacto de la Gran Plaga sobre el desarrollo económico en Europa. El resultado de sus análisis indica que las muertes producidas por la pandemia redujeron la cantidad de trabajadores disponibles y propiciaron el aumento de los salarios.

Los autores también reportan que, concomitantemente, la migración promovida por la naciente industrialización condujo a peores condiciones de vida y mayor número de muertes en las ciudades –dado el hacinamiento prevaleciente en esos tiempos. La interacción de ambos factores –las muertes causadas directamente por la pandemia y las derivadas de la migración hacia las ciudades- junto a elementos políticos contribuyeron al incremento del producto per cápita indispensable para el despegue del proceso de crecimiento y desarrollo económico. Por lo tanto, el efecto de la Gran Plaga es un factor importante para entender por qué la Revolución Industrial sucedió en Inglaterra y no en otros países con aparentemente mejores condiciones iniciales para lograr el salto -notablemente China

Enfocando la atención sobre lo sucedido en el siglo pasado, la gripe de 1918 fue una de las pandemias más devastadoras en términos de la proporción de la población infectada y los millones de muertes resultantes. La literatura económica aporta múltiples contribuciones sobre el impacto económico de esa pandemia. Douglas Almond  (Universidad de Columbia) estudia el caso de los EEUU utilizando datos estadísticos recopilados en los censos de la población. El análisis empírico trata de entender las secuelas de la gripe sobre personas expuestas a la enfermedad cuando estaban en el útero de sus madres. Los resultados de la investigación señalan que ese grupo de personas subsecuentemente alcanzó menores ingresos y estatus socioeconómico, y recibió mayores subsidios. 

El efecto de la Gran Plaga es un factor importante para entender por qué la Revolución Industrial sucedió en Inglaterra y no en otros países con aparentemente mejores condiciones iniciales para dar el salto. Clic para tuitear

Stefan Pichler (ETH-KOF, Zúrich) y otros también estudian el impacto de la gripe de 1918 pero con especial atención en la economía de Suecia. Los autores no identifican un impacto estadísticamente significativo del número de muertes sobre el ingreso.  El resultado es opuesto a lo esperado por los modelos económicos y a la evidencia reportada por otros estudios.

¿Cuál será el impacto del COVID-19 sobre la economía de la República Dominicana? Definitivamente, en el corto plazo la economía sufrirá efectos adversos sobre la oferta y la demanda. Por el lado de la demanda mucho dependerá de la economía internacional –por ejemplo, vía el efecto sobre el sector turismo. Y por el lado de la oferta la situación probablemente impactará con mayor fuerza sobre las empresas más frágiles (micro, pequeñas, y medianas) y los trabajadores independientes en el sector informal. 

El choque adverso sobre la economía de la República Dominicana llega en un contexto desfavorable: el Banco Central opera con tasa de interés real (esperada) cercana a cero, mientras que los funcionarios encargados de las finanzas públicas enfrentan un espacio fiscal limitado conjuntamente con preocupaciones respecto a la sostenibilidad de sus cuentas. En esa coyuntura, las autoridades deben calibrar minuciosamente los estímulos que aplicarán como reacción al COVID-19 con la finalidad de salvaguardar la estabilidad macroeconómica.

Source URL: https://www.argentarium.com/debate/52482-anotaciones-selectas-sobre-las-pandemias-y-la-economia/


Consideraciones sobre la sostenibilidad de la política fiscal y el ‘espacio fiscal’ 

by José R. Sánchez-Fung | Feb 26, 2020 1:42 pm

Una política fiscal sostenible implica mantener las finanzas gubernamentales en orden; básicamente, los gastos planificados en el presupuesto de la nación deben ser costeados por los ingresos. Pero en la realidad los gobiernos frecuentemente registran déficits –gastos mayores que los ingresos fiscales- que deben ser financiados emitiendo deuda pública; por ejemplo, bonos del gobierno vendidos en los mercados internacionales. El problema primordial con los déficits fiscales no es su existencia per se sino la posibilidad de financiarlos en un período prudente sin que la credibilidad del gobierno sufra por la deuda pública acumulada (ver la gráfica). Como referencia, países avanzados, incluyendo Japón, mantienen niveles de deuda pública relativamente altos.

Las discusiones sobre la economía de la República Dominicana frecuentemente incluyen argumentos sobre la sostenibilidad de la política fiscal. Las conclusiones de los debates tienden a contribuir pocas ideas prácticas sobre qué hacer respecto al resultado deficitario de las finanzas públicas. Una razón, entre otras, es que la raíz de los déficits puede encontrase en la implementación de programas que el pueblo aprecia, pero resultan difíciles de financiar con el volumen de ingresos existentes. No obstante, hay otros factores que generan preocupación cuando las operaciones fiscales producen déficits, incluso asumiendo que la política fiscal es sostenible en el tiempo.

Incluso asumiendo que la deuda es sostenible, hay razones adicionales para preservar un espacio fiscal prudente, especialmente en el caso de economías en vías de desarrollo, como la dominicana. Clic para tuitear

Por lo tanto, el debate puede enriquecerse contemplando otros factores para respaldar finanzas públicas sólidas. Los economistas Christina D. Romer y David H. Romer (Universidad de California) analizan el impacto de la posición financiera del gobierno sobre la recuperación de una economía luego de sufrir una crisis. El espacio fiscal –definido como la capacidad de utilizar la política fiscal para lidiar con choques adversos- es una de las variables analizadas por Romer y Romer. La investigación reporta que en una muestra de economías de la OCDE aquellas con menores relaciones deuda sobre producto interno bruto reaccionaron ante problemas financieros usando la política fiscal más agresivamente. Y el comportamiento está relacionado con recuperaciones más rápidas, lo cual es evidencia de la importancia del espacio fiscal.

Existen razones adicionales para preservar un espacio fiscal prudente, especialmente en el caso de economías en vías de desarrollo como la República Dominicana. Indudablemente, la existencia de espacio fiscal contribuye a la credibilidad de los hacedores de política con el público. Por ejemplo, la evolución hacia un sistema en el cual variables de importancia para la política macroeconómica (como el tipo de cambio) resultan de las fuerzas de mercado requiere una política fiscal organizada y capaz de respaldar la reacción necesaria ante un choque adverso.

Comprobar la sostenibilidad de la política fiscal es complejo, al igual que las implicaciones de otros conceptos teóricos en economía. Independientemente de esa problemática, la salud de las finanzas públicas puede afectar la capacidad del gobierno de reaccionar ante choques afectando la economía. El debate sobre la política fiscal en la República Dominicana debe considerar los múltiples factores en juego en adición a la sostenibilidad, incluyendo el espacio fiscal.

Fuente: elaborada por el autor usando datos del FMI.

 


Foto: José Sánchez-Fung.

Source URL: https://www.argentarium.com/debate/51904-consideraciones-sobre-la-sostenibilidad-de-la-politica-fiscal-y-el-espacio-fiscal/


Tendencias demográficas y macroeconomía 

by José R. Sánchez-Fung | Feb 4, 2020 10:58 am

Diversos factores pueden complicar el diseño y la implementación de las políticas económica y social. Un ejemplo importante ocupando la atención de los economistas es la trayectoria de las estructuras demográficas alrededor del mundo. Indudablemente, la evolución de la población juega un rol importante en el progreso económico. Pero la historia del pensamiento económico recuenta que intelectuales influyentes, como el inglés Thomas Robert Malthus, plantearon argumentos pesimistas respecto a la dinámica entre las variables. 

La postura de Malthus refleja la complejidad de la asociación entre elementos demográficos y económicos. Por esa razón hoy día existe una vasta literatura académica aportando modelos teóricos y estimaciones empíricas que examinan la relación minuciosamente. Los resultados de los análisis pueden depender de múltiples factores, incluyendo el nivel de desarrollo económico de una economía. El problema actual y para el futuro involucra el cambio en la estructura de la población -especialmente el aumento de la proporción en edad avanzada; en ese sentido, Japón y Europa son casos emblemáticos. 

Los resultados concernientes a la relación entre las tendencias demográficas y variables macroeconómicas son relevantes para economías desarrolladas y en vías de desarrollo, incluyendo la República Dominicana. Clic para tuitear

Los canales precisos conectando el cambio en la estructura demográfica de una sociedad con la macroeconomía incluyen, entre otros, las decisiones de las personas respecto a su oferta de trabajo y ahorro. Como ilustración de variables que invitan al estudio de la relación, la gráfica muestra la tasa de interés ‘efectiva’ de los fondos federales en los Estados Unidos. La trayectoria de la variable es decreciente durante las casi cuatro décadas transcurridas desde principios de los 1980; la situación es similar en otras economías avanzadas. 

Yunus Aksoy (Universidad de Londres) y coautores analizan el impacto de cambios en las estructuras demográficas sobre variables macroeconómicas. Los investigadores estudian un grupo de países de la OCDE usando técnicas econométricas y datos para el período comprendido entre 1970 y 2014. El estudio revela que los cambios en las estructuras demográficas, implicando envejecimiento y baja fertilidad, tendrán un efecto negativo sobre el crecimiento del producto agregado, la tasa de interés real y la innovación. 

Paralelamente, es importante notar que Lawrence Summers (Universidad de Harvard) trabaja activamente sobre la hipótesis de ‘estancamiento secular’. Esa línea de investigación considera otros factores importantes además de las transiciones demográficas -por ejemplo, las propensiones al ahorro y la inversión en países avanzados- que pueden estar contribuyendo a tendencias como la exhibida en la gráfica. Los resultados de la agenda de investigación de Summers apuntan hacia la importancia de reconsiderar el rol de la política fiscal.

Los resultados concernientes a la relación entre las tendencias demográficas y variables macroeconómicas -aunque sujetos a extensiones, revisiones, y debates- son relevantes para economías desarrolladas y en vías de desarrollo, incluyendo la República Dominicana. El problema afecta, entre otros, la viabilidad de los objetivos de los fondos de pensiones, la efectividad de la política monetaria, y las perspectivas de largo plazo para proyectos de inversión. La magnitud y ramificaciones del problema implican que continuará en un lugar importante dentro de las agendas de los hacedores de política económica.

Fuente: elaborada por el autor usando datos del Banco de la Reserva Federal de San Luis.


Foto: José Sánchez-Fung

Source URL: https://www.argentarium.com/debate/51416-tendencias-demograficas-y-macroeconomia/


¿Cómo protegen los comercios la información de nuestras tarjetas de pago?

by Héctor Díaz | Ene 17, 2020 12:05 pm

En los últimos años, la permanente conectividad a internet se ha convertido en la forma principal en la que exponemos nuestra información. Constantemente compartimos información personal en redes sociales, información financiera en portales de comercio electrónico y, en general, dejamos una huella en cada sitio que visitamos.

Esta realidad nos coloca en una nueva superficie de riesgo en la cual debemos afrontar los intentos de robo de esa identidad digital. Hay infinidad de técnicas usadas por los delincuentes para vulnerar nuestra seguridad y sacar provecho monetario con nuestros datos. Es por ello que la privacidad adquiere un valor cada vez mayor para la población. En respuesta a esta situación, sociedades como la europea se han abocado a implementar regulaciones generales de protección de datos (GDPR por sus siglas en inglés) y, en nuestro continente, países como Brasil han puesto en marcha leyes de protección de datos, con el fin de crear un marco a nivel país para establecer controles rigurosos y un régimen de consecuencias para quienes almacenan información y, a la vez, fomentar mejores controles de seguridad para la misma.

Por su parte, las compañías emisoras de tarjetas de pago habían estado impulsando, por separado, múltiples programas en pro de establecer guías hacia las mejores prácticas en materia de seguridad de la información de los tarjetahabientes. Sin embargo, hay que destacar que no fue hasta finales del año 2004 cuando Mastercard, American Express, Discover y JCB decidieron en conjunto la creación de un estándar de seguridad para incrementar los controles alrededor de la información de los clientes y, con ello, contribuir a la reducción de fraudes y garantizar la continuidad de estos medios de pago tan extendidos hoy en día.

¿Cuáles controles de seguridad de datos aplican el comercio y la industria de tarjetas de pago actualmente? Héctor Díaz se refiere al tema en este artículo. Clic para tuitear

Estos esfuerzos quedaron plasmados en un estándar conocido como Payment Card Industry Data Security Standard (PCI DSS), el cual consta de 4 niveles, dependiendo del flujo transaccional de la entidad. Este criterio debe ser cumplido por prácticamente todo el sector comercial y financiero dominicano, y desde su inserción ha traído excelentes beneficios en lo que tiene que ver con las iniciativas para salvaguardar la información de los usuarios.

¿Cómo nos beneficia?

Sin ánimos de entrar en todos los tecnicismos de los que consta este estándar, su aplicación en el sector comercial y bancario local ha traído consigo beneficios que quizás no son tangibles para el usuario promedio pero que, sin lugar a duda, han venido a generar una constante cultura de la seguridad en lo referente a los datos de nuestros productos de de pago digital. Algunos de los beneficios principales que podemos mencionar son:

Genera confianza

El hecho de saber que prácticamente la totalidad del mercado ha estado abocada a la aplicación de mejores prácticas homogéneas en el manejo de nuestra información de tarjetas, en adición a los avances tecnológicos con los plásticos propiamente, constituye un aliciente para el usuario. Sobre todo en un entorno social donde no se incentiva el uso generalizado del dinero en efectivo por motivos de seguridad o por lo práctico que resultan estos medios de pago para transacciones de todo tamaño.

Reduce el riesgo

El conjunto de pasos a implementar a la hora de alcanzar este estándar obligatorio para quienes emiten o reciben transacciones va desde lo que es un estricto control a nivel tecnológico de todos los procesos relativos a las tarjetas, hasta la inspección de aquellos procesos que involucran factores humanos, como el embalaje, entrega, etc. Esto reduce a su mínima expresión el error humano o cualquier tipo de desviación que pueda ocurrir durante todo el proceso de inicio a fin en lo que tiene que ver con la emisión de las tarjetas.

Fomenta una cultura de la seguridad de nuestros datos

La norma en su requerimiento 12.6 prescribe que los comerciantes e instituciones financieras implementen un programa integral de concientización de seguridad, que aborda múltiples aspectos, a fin de enseñar sobre la importancia de la seguridad de los datos de los titulares de tarjetas. Dicho entrenamiento debe llevarse a cabo al momento de contratar a empleados que estarán manejando información de tarjetas y será reforzado al menos una vez cada año. Además, los empleados deben estar sujetos a retomar este material didáctico si su supervisor identifica debilidades en el manejo de información de tarjetas en el marco de sus labores diarias y cada uno de ellos debe, al menos anualmente, proporcionar alguna forma de reconocimiento por escrito de que ha leído y entendido las políticas establecidas en ese sentido.

Presenta un régimen de consecuencias

El no cumplimiento de este estándar puede significar penas de entre 5,000 a 100,000 dólares mensuales (a discreción de la marca de medio de pago). Las mismas no se discuten abiertamente o se diseminan en los medios, pero aparte del costo monetario que representan, pueden significar un incremento en los costos por transacción para el comercio que comete la infracción o inclusive la terminación de su relación con entidades bancarias o procesadoras de pago.

De igual forma, incluso estando en cumplimiento con la normativa, esto no hace infalible al comercio de enfrentar alguna brecha de seguridad, para lo cual también existen consecuencias diversas que van desde montos de penalidad por cada registro comprometido, hasta intangibles como afectar la reputación del comercio y con ello una reducción en su clientela.

En esta entrega hemos querido resumir brevemente algunos de los puntos importantes sobre lo que la aplicación de este estándar representa en pro de la seguridad y confianza del usuario en el llamado dinero plástico. PCI DSS ha evolucionado bastante desde su incepción. Con ello la seguridad ha tomado un papel fundamental que nos ha permitido ir adoptando las tecnologías de tarjetas y sus amplios beneficios.

Source URL: https://www.argentarium.com/debate/51159-como-protegen-los-comercios-la-informacion-de-nuestras-tarjetas-de-pago/


La macroeconomía internacional en 2020

by José R. Sánchez-Fung | Dic 12, 2019 11:41 am

¿Qué podemos vislumbrar en el horizonte respecto al comportamiento de la macroeconomía global? Los pronósticos del FMI indican que el crecimiento del producto real mundial alcanzará 3.4% en 2020. La cifra supera lo esperado para el cierre de 2019 en casi medio punto porcentual, pero continuará por debajo de la tendencia, como muestra la gráfica. La pugna comercial entre China y los Estados Unidos puntea en la lista de factores importantes para el desenvolvimiento económico en el mediano plazo. 

Sin embargo, la economía de los Estados Unidos aparenta consolidar su desenvolvimiento. Un indicador que respalda esa observación es el número de puestos de trabajo creados en noviembre –los cuales superaron las expectativas de los analistas. Esas estadísticas complementan la comunicación sobre la postura de la política monetaria en 2019 contenida en las declaraciones de funcionarios como James Bullard, del Banco de la Reserva Federal de San Luis

En ese contexto, profesionales encuestados por el Banco de la Reserva Federal de Filadelfia pronostican que el producto real de los Estados Unidos crecerá cerca de 2% en 2020. Paralelamente, la inflación convergerá a la meta de 2% y el desempleo permanecerá debajo de 4%. Información adicional recopilada por la encuesta indica una ligera disminución en la probabilidad de observar un trimestre negativo durante 2020.

Las tensiones sociales que en 2019 conmovieron países como Bolivia, Chile y el Líbano pueden continuar siendo un factor importante. Por esa razón muchos observadores anticipan mermas en las economías emergentes y en desarrollo. Clic para tuitear

La economía de los Estados Unidos robustece su desenvolvimiento mientras que la zona euro continúa languideciendo. Por lo tanto, la política monetaria del Banco Central Europeo probablemente extenderá su período de inclinación expansiva. Adicionalmente, la situación del Reino Unido es un factor a monitorear en los próximos meses máxime su posible (¿inminente?) salida de la Unión Europea. Un editorial reciente de la revista The Economist expresa pesimismo sobre el tema, mientras que en el Financial Times Gavyn Davis discute problemas latentes para la libra esterlina. 

La situación de Japón es similar al pasado reciente: el crecimiento del producto real esperado en 2020 no alcanza 1%. Por esa razón el objetivo de las autoridades es, primordialmente, estimular la economía para aliviar las tendencias deflacionarias y la presión derivada del factor demográfico –con una población en proceso de envejecimiento. También con enfoque sobre Asia, el Banco Central de Finlandia (BOFIT) estima que la economía de China crecerá alrededor de 5% en 2020; otras organizaciones producen números un poco más elevados. La cifra es, en parte, consecuencia de políticas para controlar la expansión del crédito y corregir los desbalances macroeconómicos, pero también resulta del conflicto comercial entre China y los Estados Unidos.

Las tensiones sociales que en 2019 conmovieron países como Bolivia, Chile y el Líbano pueden continuar siendo un factor importante –individualmente o motivando otras similares. Y por esa razón muchos observadores anticipan mermas en el desenvolvimiento de las economías emergentes y en desarrollo; el crecimiento esperado en 2020 para el grupo está por debajo de 5%. La pujanza de la tendencia será determinada por el factor político junto con los fundamentos de cada economía, y por los múltiples escenarios discutidos anteriormente para el contexto global. 

Crecimiento del producto real mundial, junto a desviaciones de la tendencia, y proyecciones (2020-2024) para varios grupos de países durante, % anual

 

Elaborada por el autor utilizando datos del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Pronósticos (media) para los Estados Unidos por parte de analistas independientes 

Encuesta conducida por el Banco de la Reserva Federal de Filadelfia 

Elaborada por el autor usando datos del Banco de la Reserva Federal de Filadelfia publicados el 15 de noviembre de 2019.

 

 

Source URL: https://www.argentarium.com/debate/50776-la-macroeconomia-internacional-en-2020/