Tres formas en que la tecnología puede afectar negativamente tu salud y productividad

Tres formas en que la tecnología puede afectar negativamente tu salud y productividad

Generalmente aceptamos con buen ánimo y naturalidad el rol que juega la tecnología en diferentes aspectos de nuestras vidas. Escribir este artículo en un procesador de palabras y que usted como lector tenga acceso a él desde un práctico dispositivo portátil nos resulta algo cotidiano.  Pero en esa misma medida, mantener el enfoque y ser productivo en la era digital se ha convertido en un arte cada vez más difícil de aprender.

Constantemente somos bombardeados con información de todo tipo, nos exponemos a distracciones diversas e incluso hay quienes aseguran que podríamos estar siendo afectados, paulatinamente, por la pérdida de la habilidad cognitiva debido a la falta de ejercicio de nuestras neuronas, que estarían siendo desplazadas por algunas herramientas tecnológicas.

¿Te has sentido identificado con todos o algunos de estos tres cuadros? Es importante entender que prácticamente todos estamos expuestos a sufrir en mayor o menor medida estos efectos de la era digital. Clic para tuitear

Fruto de esta adopción (o dependencia) tecnológica se derivan tres fenómenos que conforman retos importantes para la generación actual:

Sobrecarga

El acceso instantáneo a la información provee increíbles experiencias y oportunidades, así como también nos brinda comodidad a la hora de realizar tareas de la vida diaria, pero al mismo tiempo el exceso de información y conectividad constante traen consigo consecuencias indeseadas. El estrés producto de la sobreexposición a información, relevante o no, es un ejemplo claro. El propio hecho de estar constantemente conectados tiene otros riesgos colaterales, principalmente en personas con algún trastorno compulsivo o predisposición a desarrollarlo. Son notorios los casos en que la sobrecarga digital y el trastorno de compras compulsivas están proporcionalmente relacionados, ya que recibimos una inmensa cantidad de publicidad a través de múltiples canales. Además hacer compras se hace más fácil, puesto que todo está al alcance de un par de clics, con cargos directos a nuestra tarjeta de crédito.

Distracción

En el mundo digital existe toda una gama de cosas que podemos hacer para distraernos, y que con moderación nos hacen bien, pero en otros casos podrían convertirse en hábitos que impacten negativamente nuestra productividad. Las redes sociales y los juegos online son de los ejemplos más inmediatos. Sus efectos potenciales variarán entre una persona y otra, sin embargo es indudable que alguien propenso a procrastinar puede ocupar en esto gran parte del tiempo que debería estar dedicado al trabajo u otros deberes. En estos casos estas distracciones tienen un elevado costo en tiempo y dinero, pues pueden llegar a impedir avances importantes en materia educativa o laboral, por ejemplo, y consecuentemente, en el aspecto financiero.

Demencia digital

Aunque suene exagerado, la demencia digital es un término acuñado por el neurocientífico Manfred Spitzer y es definido como la afección a nuestras habilidades cognitivas por el uso excesivo de la tecnología, sobre todo en tareas que no estimulan el conocimiento. Esto se ve evidenciado en nuestra incapacidad de calcular rápidamente el porcentaje de propina que debemos agregar a una factura en un restaurante o entender las tasas de interés que asumimos en préstamos o tarjetas de crédito. Esta condición es bastante preocupante, pues constantemente estamos integrando a nuestra vida nuevos avances tecnológicos esperando aumentar nuestras capacidades, no reducirlas.

¿Te has sentido identificado con todos o algunos de estos tres cuadros?  Es importante entender que prácticamente todos estamos expuestos a sufrir en mayor o menor medida estos efectos de la era digital. Como individuos y como sociedad, debemos preguntarnos cómo podemos reducir sus potenciales consecuencias negativas y actuar en esa vía.

Héctor Díaz

Héctor Díaz

El autor es asesor en seguridad de la información, con más de 10 años de experiencia en el área Tecnología de la Información. Twitter: @Hectordi4z


Volver Arriba