Consideraciones sobre la política macroeconómica

Consideraciones sobre la política macroeconómica

Foto: José Sánchez-Fung

La política macroeconómica -mezclando las políticas fiscal y monetaria- es una herramienta fundamental para las autoridades encargadas de preservar la estabilidad de la economía. La consistencia entre las políticas es un objetivo importante en los modelos teóricos, pero la práctica es más compleja. Una complicación radica en que la política fiscal depende del presupuesto gubernamental –aunque la misma también opera mediante los ‘estabilizadores automáticos’- y por lo tanto es relativamente menos flexible que la política monetaria. Además, existe estigma en contra de la política fiscal como resultado de los múltiples experimentos fallidos –ver, por ejemplo, los casos estudiados por Sebastián Edwards (Universidad de California, LA) para América Latina.

Pero el contexto global presente, afectando el potencial de las herramientas de la política monetaria, amerita reconsiderar la política fiscal. Existen numerosos argumentos respaldando el activismo fiscal en las economías avanzadas. En particular, actualmente los gobiernos en Alemania, Estados Unidos y Japón pueden emitir deuda prácticamente gratis.

En vista de la postura expansiva de la política monetaria causando una tasa de política real bordeando cero, ¿es factible complementar el estímulo a la economía de la República Dominicana mediante la política fiscal? Clic para tuitear

La regla, desde el punto de vista económico, es favorecer proyectos que generen un retorno mayor que el costo de la deuda emitida para financiarlos. Ese factor explica que Lawrence Summers (Universidad de Harvard y anteriormente Secretario del Tesoro de los Estados Unidos), entre otros economistas, abogue por utilizar la política fiscal para complementar la monetaria. Un potencial riesgo de ignorar esa opción es que el desenvolvimiento económico en los Estados Unidos y Europa languidezca como en Japón desde hace casi tres décadas –en ese caso a pesar de los continuos experimentos con la política macroeconómica.

¿Cuál es la situación en la República Dominicana? La política monetaria del Banco Central es expansiva. La gráfica muestra la tendencia decreciente durante 2019 de la tasa de interés real de referencia para la política monetaria–la variable es aproximada (no observada) mediante la tasa de política menos la inflación esperada. El cálculo asume que los agentes económicos anticipan que el Banco Central alcanzará la meta de inflación anual de 4%. Nótese que la tasa de política es un instrumento mediante el cual las autoridades del Banco Central envían señales al público respecto a sus expectativas sobre la evolución futura de la macroeconomía.

En vista de la postura expansiva de la política monetaria causando una tasa de política real bordeando cero, ¿es factible complementar el estímulo a la economía de la República Dominicana mediante la política fiscal? La respuesta para el mediano plazo implica analizar detalladamente el Presupuesto de Ingresos y Ley de Gastos Públicos para 2020. Y también incorporar elementos como el impacto hipotético del ciclo económico de origen político, en vista de las elecciones que avecinan. Ambas piezas son importantes para alimentar un análisis práctico sobre la sostenibilidad de la política fiscal –condición sine qua non para decidir si ese instrumento es conveniente para reforzar la política macroeconómica en el escenario actual.

Fuente: elaborada por el autor usando datos del Banco Central de la República Dominicana.

José R. Sánchez-Fung

José R. Sánchez-Fung

José R. Sánchez-Fung es profesor de economía en la Universidad de Nottingham en China. Anteriormente, durante más de una década, impartió docencia en Kingston University (Londres). Es PhD y magíster en economía por la Universidad de Kent en Inglaterra, y licenciado en economía por la PUCMM (Santo Domingo).


Volver Arriba