Tendencias demográficas y macroeconomía 

Tendencias demográficas y macroeconomía 

Foto: José Sánchez-Fung

Diversos factores pueden complicar el diseño y la implementación de las políticas económica y social. Un ejemplo importante ocupando la atención de los economistas es la trayectoria de las estructuras demográficas alrededor del mundo. Indudablemente, la evolución de la población juega un rol importante en el progreso económico. Pero la historia del pensamiento económico recuenta que intelectuales influyentes, como el inglés Thomas Robert Malthus, plantearon argumentos pesimistas respecto a la dinámica entre las variables. 

La postura de Malthus refleja la complejidad de la asociación entre elementos demográficos y económicos. Por esa razón hoy día existe una vasta literatura académica aportando modelos teóricos y estimaciones empíricas que examinan la relación minuciosamente. Los resultados de los análisis pueden depender de múltiples factores, incluyendo el nivel de desarrollo económico de una economía. El problema actual y para el futuro involucra el cambio en la estructura de la población -especialmente el aumento de la proporción en edad avanzada; en ese sentido, Japón y Europa son casos emblemáticos. 

Los resultados concernientes a la relación entre las tendencias demográficas y variables macroeconómicas son relevantes para economías desarrolladas y en vías de desarrollo, incluyendo la República Dominicana. Clic para tuitear

Los canales precisos conectando el cambio en la estructura demográfica de una sociedad con la macroeconomía incluyen, entre otros, las decisiones de las personas respecto a su oferta de trabajo y ahorro. Como ilustración de variables que invitan al estudio de la relación, la gráfica muestra la tasa de interés ‘efectiva’ de los fondos federales en los Estados Unidos. La trayectoria de la variable es decreciente durante las casi cuatro décadas transcurridas desde principios de los 1980; la situación es similar en otras economías avanzadas. 

Yunus Aksoy (Universidad de Londres) y coautores analizan el impacto de cambios en las estructuras demográficas sobre variables macroeconómicas. Los investigadores estudian un grupo de países de la OCDE usando técnicas econométricas y datos para el período comprendido entre 1970 y 2014. El estudio revela que los cambios en las estructuras demográficas, implicando envejecimiento y baja fertilidad, tendrán un efecto negativo sobre el crecimiento del producto agregado, la tasa de interés real y la innovación. 

Paralelamente, es importante notar que Lawrence Summers (Universidad de Harvard) trabaja activamente sobre la hipótesis de ‘estancamiento secular’. Esa línea de investigación considera otros factores importantes además de las transiciones demográficas -por ejemplo, las propensiones al ahorro y la inversión en países avanzados- que pueden estar contribuyendo a tendencias como la exhibida en la gráfica. Los resultados de la agenda de investigación de Summers apuntan hacia la importancia de reconsiderar el rol de la política fiscal.

Los resultados concernientes a la relación entre las tendencias demográficas y variables macroeconómicas -aunque sujetos a extensiones, revisiones, y debates- son relevantes para economías desarrolladas y en vías de desarrollo, incluyendo la República Dominicana. El problema afecta, entre otros, la viabilidad de los objetivos de los fondos de pensiones, la efectividad de la política monetaria, y las perspectivas de largo plazo para proyectos de inversión. La magnitud y ramificaciones del problema implican que continuará en un lugar importante dentro de las agendas de los hacedores de política económica.

Fuente: elaborada por el autor usando datos del Banco de la Reserva Federal de San Luis.


Foto: José Sánchez-Fung

José R. Sánchez-Fung

José R. Sánchez-Fung

José R. Sánchez-Fung es profesor de economía en la Universidad de Nottingham en China. Anteriormente, durante más de una década, impartió docencia en Kingston University (Londres). Es PhD y magíster en economía por la Universidad de Kent en Inglaterra, y licenciado en economía por la PUCMM (Santo Domingo).


Volver Arriba