Primer semestre: un ITBIS modesto con respecto a una meta ambiciosa

Primer semestre: un ITBIS modesto con respecto a una meta ambiciosa

El ITBIS* es uno de los impuestos que refleja más rápidamente los resultados de las medidas de control tributario. Su frecuencia mensual y su respuesta a mecanismos de control de facturas de compra y ventas sustentan esta afirmación.

También es el que muestra inflexiones coyunturales en el comportamiento económico, de ahí que sea clave para la construcción de indicadores de actividad económica mensual, como el IMAE.

De acuerdo con el presupuesto de ingresos del 2017, el 46% del incremento de las recaudaciones previsto para el año se explicarían por los ingresos provenientes del ITBIS.

A junio las informaciones preliminares reflejan que las recaudaciones de este impuesto han estado 8% por debajo de la meta (RD$6,970 millones menos), aunque se esperan las cifras oficiales del Ministerio de Hacienda.

En el caso de la DGII, que recauda más del 70% del total de los ingresos, sus resultados generales muestran un sobrecumplimiento de la meta presupuestada de 2% (RD$4,600 millones más de lo esperado). Se debe, en gran medida, al aporte de sector minero y el Impuesto de Renta de las Empresas pagados como resultados de sus operaciones de 2016. Estos dos conceptos han generado más de 11,000 millones de pesos más que lo presupuestado.

¿Cómo se ha comportado el ITBIS durante este primer semestre del año?

Como se observa en la gráfica siguiente, el ITBIS no ha mostrado un buen desempeño en este semestre. Respecto a la estimación, la DGII alcanzó el 89% de su meta y la DGA un 97%, arrojando un resultado respecto a la estimación del Gobierno de 92% (RD$6,970 millones menos de lo esperado).

En cuanto a su comportamiento respecto al mismo periodo del año anterior, el ITBIS creció un 6%, eso es RD$4,760 millones más que en los seis primeros meses del año 2016.

Vale destacar que 2017, con un 92%, muestra un nivel de cumplimiento menor que el registrado en años anteriores. El cumplimiento de la meta del ITBIS desde 2007 hasta 2016 ha sido casi exacto, dado que en promedio se ha alcanzado un 99% del monto esperado.

¿Cómo se compara con el desempeño de periodos similares anteriores?

Durante el periodo 2007-2012, en el cual la tasa del impuesto se mantuvo en 16% y no se produjo ninguna modificación para ampliar la base de bienes y servicios gravados con este impuesto, el crecimiento promedio del ITBIS durante los primeros semestres fue de 11%. Esto así a pesar de la crisis de 2009, que impactó muy negativamente las recaudaciones en el país (presentando un decrecimiento de 11% de las recaudaciones por este impuesto en ese año).

De 2013 a 2016, periodo en el cual la tasa se aumentó a 18% y se produjo una ampliación de la base que alcanzó varios productos de consumo masivo, como yogurt, mantequilla, café, aceites, azúcar y cacao y chocolate, el crecimiento promedio del semestre fue de 15%.

Sin embargo, en lo que va de año, hemos visto que el ITBIS ha crecido solamente 6%.

En lo que respecta a la parte del ITBIS que recauda la DGII, desde 2007 a 2016 ha crecido 13% promedio anual en el semestre enero-junio; mientras que en ese mismo periodo, del año 2013 al año 2016, creció 16%. Esto se asoscia al impacto del aumento de la tasa de 16% a 18%.

En lo que va de año el ITBIS interno (recaudado por la DGII) solo ha crecido 0.7%, aunque influenciado en parte por el cambio de normativa de PROINDUSTRIA, que dispuso que el 50% del ITBIS de estas empresas se pague en DGA y la otra parte en DGII, afectando el recaudo de ambas instituciones, aunque en direcciones opuestas. Esto es similar a lo ocurrido en 2011, cuando se llevó a cabo el traspaso del 100% del pago a DGA.

De su lado, Aduanas ha mostrado un crecimiento promedio de 14% en los últimos 5 años en los meses enero-junio, ligeramente superior al 12% promedio anual del periodo obtenido en 2007–2012.

¿Cuáles causas podrían explicar estos resultados?

Los resultados respecto a la estimación podrían explicarse por varias razones. Por ejemplo, una meta muy optimista, y ciertamente podría decirse que lo es, dado que supone un recaudo adicional por mes de poco más de RD$2 mil millones (RD$970 millones en DGII y RD$1,046 millones en DGA). Esto, en ausencia de medidas específicas conocidas de variación de normativas o nuevos sistemas de control, es un crecimiento importante.

Por otro lado, hay que recordar que no todos los sectores que explican el crecimiento económico generan aumento de las recaudaciones en la misma proporción (elasticidad o flexibilidad), dado que muchos de ellos no aportan lo que es de esperarse al fisco. Y en más de una ocasión se calcula la meta recaudatoria a partir de las expectativas de crecimiento del PIB, sobreestimando la relación crecimiento del PIB y aumento de las recaudaciones.

Otro elemento que puede incidir en ese nivel de recaudo es la ralentización de la economía (menor crecimiento). Según los datos preliminares, las ventas totales y gravadas declaradas por los contribuyentes correspondientes al periodo, presentan crecimientos interanuales de 5% y 3%, respectivamente. En ese mismo periodo las ventas totales crecieron 3% respecto al año 2016. También se ha reportado un aumento de las importaciones en el semestre de 4% y los resultados del índice de actividad económica (IMAE) elaborado por el Banco Central no reflejan caída de la actividad, creciendo en mayo 5%. Estos datos sugieren que esta no parece ser la causa.

Otro elemento que puede determinar un resultado no esperado en el comportamiento de las recaudaciones es el aumento de evasión. De hecho, debemos recordar que las autoridades fiscales han insistido en la existencia de altas tasas de evasión e incluso se cifraron las esperanzas de un incremento de las recaudaciones exclusivamente producto de las medidas de control de evasión anunciadas. Sobre este dato no se tienen cifras oficiales.

También puede ser el resultado de una combinación de varios de estos factores. Lo que es cierto es que este impuesto no marcha como se esperaba.

En síntesis, el comportamiento de las recaudaciones del ITBIS respecto al año anterior podría considerarse modesto, teniendo en cuenta que ha crecido 6% cuando el IMAE a mayo presenta un incremento del 5%. Sin embargo, respecto al monto estimado, que sirve de referencia para elaborar el Presupuesto de Gastos, el desempeño es deficiente. Teniendo en cuenta que se espera que el recaudo de julio – diciembre 2017 sea 15% mayor que los ingresos efectivos del mismo periodo de 2016, parecería poco probable que haya una recuperación que permita cumplir la menta.


*El ITBIS se cobra al transferir o facturar bienes y servicios gravados en el mercado interno, y al importar bienes terminados e insumos gravados.

Al final, los contribuyentes “obligados” a declarar y pagar este impuesto en la DGII, declaran sus ventas y sus compras (locales e importadas). Su pago efectivo será la diferencia entre el ITBIS cobrado a sus clientes (consumidores) y el pagado a sus proveedores por compras locales de bienes y servicios y por las importaciones. Es una técnica conocida como de valor agregado.

También le puede interesar leer:

DGII: recaudaciones por ITBIS crecieron 0.7% en primer semestre del año

 


Artículos relacionados

Fui a abrir una cuenta y me preguntaron si era un PEP… ¿Qué es eso?

Si usted ha ido al banco u otra entidad financiera (puesto de bolsa, fideicomiso, fondo de inversión, seguro) y hasta

Odebrecht: otro caso de corrupción. ¿Y la ética? Bien, gracias…

“Los 7 pecados capitales del mundo actual: riqueza sin trabajo, disfrute sin conciencia, conocimientos sin carácter, negocios sin ética, ciencia

De la intención a la acción: una herramienta para empezar a actuar en nuestras finanzas

En 2005, Cliff Arnall aseguró haber encontrado una ecuación cuyo resultado era el día más triste del año –como parte

Volver Arriba