Punto de partida

Punto de partida

En sus múltiples expresiones, la comunicación como ciencia y práctica profesional me trae adherido a ella irremediablemente desde hace más de dos décadas.

Desde reportero radiofónico con una especie de ‘walkie talkie’ cubriendo protestas, hasta ‘paliteador’ de cables en el teletipo, redactor de Olympia u Olivetti y –ya más contemporáneo- narrador digitalizado de historias en Unisys.

Con ínfulas de columnista entregué colaboraciones a diarios vespertinos tipeadas en mi Underwood portátil cuando la laptop era un sueño y el Ipad un elemento futurista propio de narrativas paridas por la máquina del tiempo.

Aunque llegué a la redacción cuando ya morían el ‘paste up’ y la plancha, disfruté seleccionando la foto impactante en los rollos y pude ver cómo mis escritos eran digitados en una impresionante máquina “correcaminos”.

No tengo claro cómo migré del territorio análogo al digital. Creo que un día cerré los ojos y amanecí con internet, teléfono inteligente, tableta y redes sociales. Todo fue muy rápido para que pudiera percatarme.

Esta disquisición es una excusa para decir que muchos años han pasado y que, en el trayecto, el periodismo –que es mi profesión de fe fundamental- me ha dado la oportunidad de gratas experiencias como editor, gerente, armador y fundador.

…Esto formó la pasta que me sostiene como un consultor y estratega de comunicación que vivió con intensidad en los medios y ha asumido desafíos relevantes a nivel corporativo, trabajando sobre todo como carpintero de la reputación.

Esto, finalmente, formó la pasta que me sostiene como un consultor y estratega de comunicación que vivió con intensidad a lo interno de los medios y que ha asumido desafíos relevantes a nivel corporativo, trabajando sobre todo como carpintero de la reputación.

La tarea de columnista que me había tocado hasta ahora se había circunscrito a temas políticos, económicos y sociales, con algunas pinceladas esporádicas relacionadas con la comunicación.

Ahora he decidido compartir reflexiones a partir de la vivencia de la comunicación en sus distintos campos (periódicos, revistas, televisión, radio, internet, nuevos medios), incluyendo la visión estratégica desde el punto de vista corporativo e institucional.

Este ejercicio se inaugura en el portal financiero Argentarium, por el que siento una especie de amor filial, y esto me hace suponer que el trayecto será largo e ininterrumpido.


*El autor es especialista en estrategias de comunicación

Víctor Bautista

Víctor Bautista

Víctor Bautista es consultor en comunicación. Encuéntralo en Twitter (@ViktorBautista y @MediaticosRD) o visitando www.mediaticos.com.do.


Artículos relacionados

¿Son redimibles la imagen y la reputación de Odebrecht?

No cabe duda que la poderosa transnacional Odebrecht valoraba la comunicación como un ejercicio fundamental para resguardar sus activos intangibles,

Vida offline y online: la trampa de una dicotomía

Es bastante tenue y porosa la frontera entre lo público y lo privado en las redes sociales. La mejor opción

Hablar con edición

Un buen portavoz diseña mensajes clave de quince segundos o menos con las palabras precisas, el ritmo, la coherencia, la

Volver Arriba