Ronnie, el veinteañero que nos cuenta cómo adquirió carro y casa propia en año y medio

Ronnie, el veinteañero que nos cuenta cómo adquirió carro y casa propia en año y medio

A sus tempranos veinte (23, para ser exactos) y apenas dos años después de empezar a trabajar, Ronnie tiene un caso de éxito qué contar: ya logró adquirir carro y casa propia. Son bienes modestos, pero que suelen costar muchos más años de ahorro y trabajo. El lanzado joven nos escribió esta crónica narrando cómo lo ha conseguido:

A principios de 2014 era un estudiante joven (21 años), desempleado, con muchas precariedades económicas y viviendo con mis padres.

En junio 2014 empecé a laborar, tenía dos empleos (casi no dormía) y mis ingresos mensuales promediaban los RD$37,000. Ahorraba entre RD$20,000 y RD$25,000 al mes.

En diciembre de 2014 había ahorrado unos RD$150,000 y me iba a comprar un carro (un modelo viejo, de antes del 2000, ya saben, la fiebre de montarse); pero tomé la mejor decisión de mi vida: en vez de comprar un carro decidí sacar un apartamento; en este caso, de bajo costo (RD$925,000).

Separé el inmueble con 10,000 en diciembre y el inicial (RD$185,000) lo pagué en 8 cuotas de RD$23,125.

En junio 2014 empecé a laborar, tenía dos empleos (casi no dormía) y mis ingresos mensuales promediaban los RD$37,000. Ahorraba entre RD$20,000 y RD$25,000 al mes.

Que conste que nunca gasté los RD$150,000, sino que los puse en certificado financiero y a los ocho meses tenía RD$155,000 y un menudo. Seguí pagando el inicial de mis salarios.

Saqué el apartamento con el plan de alquilarlo, para incursionar en el mundo de los bienes raíces, con la idea de ponerlo a “pagarse solo”. Estaba preparado para una tasa de aproximadamente 12% durante tres años, de modo que la cuota mensual sería similar al precio de alquiler del apartamento (entre RD$6,000 y 7,000).

Inicialmente, pensaba financiar RD$587,000, lo que implicaba dar RD$153,000 más de abono aparte del inicial; pero encontré el maravilloso préstamo de 8×20 (tasa fija de 8% por 20 años), y así financié RD$687,000.

Con solo RD$53,000 de abono además del inicial, me quedé con un ahorro de poco mas de RD$100,000. La mensualidad de pago del préstamo sería similar al precio de alquiler del apartamento y estoy gestionando el bono de fideicomiso, que equivale a RD$87,000 (para esto, la Guía de la primera vivienda de Argentarium me fue muy útil, gracias).

Ahora el apartamento está listo y ya me dispongo a alquilarlo.

Al final, con el dinero que me sobró y algo más, en octubre de 2015 compré un carro similar al que me quería comprar 10 meses antes, y tengo carro y apartamento, obtenidos en 1 año y 5 meses de arduo trabajo.

Cuando alquile el apartamento venderé mi viejo carro y, con otros ahorros que tengo (nunca he dejado de ahorrar) y tal vez un pequeño préstamo, compraré uno más nuevo; pero sin dejar de ahorrar nunca, teniendo como meta saldar el préstamo hipotecario en 5 años, en base a abonos al capital.

Si hubiera comprado el carro en diciembre de 2014 tal vez no tuviera el apartamento.

Quise compartir mi caso porque ha inspirado a muchos compañeros de trabajo y estudio a hacer lo mismo, y tal vez a ti también.

Gracias.

Ronnie Mancebo


Volver Arriba