«Utilizaba las tarjetas de crédito como si fueran una extensión de mi sueldo»

«Utilizaba las tarjetas de crédito como si fueran una extensión de mi sueldo»

Estimado Alejandro,

Te escribo con mucha alegría para compartir cómo ha mejorado mi salud financiera desde que participé en tu Taller de Finanzas Personales, en 2013.

Para ese entonces estaba teniendo serios problemas con mi crédito, ya que presentaba atrasos con las dos tarjetas de crédito que tenía.Lo peor era que desconocía su funcionamiento, no sabía cuáles eran las fechas de corte, ni las fechas límite de pago, por lo que usualmente me financiaba hasta sin darme cuenta.

Utilizaba las tarjetas como si fueran una extensión de mi sueldo, sin conciencia de que me estaba endeudando, y hasta llegué al punto de tener que hacer un acuerdo de pago para liquidar la deuda.

Luego de participar en tu taller y de seguir todos tus consejos, decidí que era tiempo de mejorar mi historial de crédito. Aunque mis ingresos habían mejorado considerablemente, los bancos no me querían dar otra tarjeta de crédito debido a mi historial.

Hasta que salió al mercado el producto Recomienza, de un banco reconocido, por lo que aproveché la oportunidad y me dieron una tarjeta de crédito garantizada.

Actualmente tengo tres tarjetas de crédito. Utilizo una de ellas para mis gastos fijos y servicios, otra para mis gastos discrecionales y de recreación y, la última, es solamente para combustible.

Utilizaba las tarjetas como si fueran una extensión de mi sueldo, sin conciencia de que me estaba endeudando… Ahora conozco toda la información necesaria de mis productos financieros.

También tengo dos préstamos, uno de tienda y otro de vehículo, el primero lo tomé para ayudar mi historial, ya que nunca había tomado un préstamo como tal, y porque tenía en planes solicitar un préstamo de vehículo.

Ahora conozco toda la información necesaria de mis productos financieros, me mantengo revisando mi historial de crédito constantemente. Definitivamente, ya no me financio con la tarjeta, siempre la saldo completa.

El hecho de tener mis gastos separados por tarjeta me ha ayudado a disminuirlos y controlarlos, ya que los puedo identificar mejor.

Tengo muy claro que las tarjetas de crédito son un préstamo que tengo que pagar, y no que parte de mi sueldo.

Con todo esto, aunque mejoró mi historial de crédito, mi score seguía por debajo de 500, hasta que tomé en cuenta tu consejo de usar solo hasta el 50% del límite de nuestras tarjetas. Aproveché que me aumentaron los límites y siempre trato de mantener el consumo por debajo del 50%. Para mi sorpresa, ya mi score aumentó a 661.

Por la experiencia que he tenido, siempre exhorto a mis amigos a que utilicen correctamente los instrumentos financieros y a que revisen su historial de crédito.

He logrado mejorar mi crédito por una fuerte determinación y convicción, pero definitivamente tus consejos y enseñanzas han sido un gran aporte. Estoy inmensamente agradecida y estoy segura de que, así como yo, hay muchísimas personas más que aprovechan todo lo que aportas a la sociedad.

Un millón de gracias.

Trinibel Azisi Ortiz


Volver Arriba