IMPORTANTE: Conoce las medidas tomadas por las entidades bancarias por COVID-19

Guía Financiera Infantil (2/5): Ahorrando mi dinero

Guía Financiera Infantil (2/5): Ahorrando mi dinero

¿Por qué y para qué ahorrar?

Ahorrar es dejar de disfrutar algo ahora para poder disfrutar algo más grande o más importante después. Por ejemplo, podrías utilizar el semanal de RD$100 que te dan tus padres para comprar dulces en el colegio. O, lo podrías guardar (ahorrar), comer solamente la merienda que te dan tus padres y en menos de tres meses ya tendrías RD$1,000 con lo que podrías comprar algo mucho más importante y valioso para ti que los dulces del colegio.

Es verdad: ¡es difícil dejar de disfrutar algo que puedes tener AHORA para poder obtener otra cosa, quizás más valiosa y más grande, un tiempo después! Pero vale la pena…

¿Recuerdas la última vez que fuiste al cine? Para poder disfrutar la película, primero tuviste que hacer una fila y… ¡Esperar! Igual ocurre con el Día de los Reyes, las Navidades o nuestros cumpleaños… Nos encantan y quisiéramos que fueran todos los días, pero también sabemos que no puede ser así y que tenemos que aprender a ser pacientes y a… ¡Esperar!

Los dominicanos decimos: “Hambre que espera hartura no es hambre…” Si aprendemos a esperar y a ahorrar, cuando llegue el momento de disfrutar el nuevo juego, la nueva actividad o aquello para lo que ahorramos, lo disfrutaremos muchísimo más ya que fue gracias a nuestro propio esfuerzo y sacrificio.

¿Cómo puedo yo ahorrar?

¡Excelente! Te decidiste a ahorrar. Ese es un gran primer paso. El más importante. Luego viene el segundo paso y es una pregunta: ¿Para qué quieres ahorrar? ¿Realmente lo sabes? Te invito a que hagas:

lista de deseos

Perfecto. Ahora que tienes en tu lista aquellas cosas para las que quieres ahorrar, quiero compartir contigo algunos consejos adicionales que puedes ir cumpliendo desde ahora.

En primer lugar, ¿ya tienes algún dinero ahorrado? Si lo tienes, ¿cuánto es? Ese es tu ahorro inicial y será como la base sobre la cual irás construyendo el castillo de tu plan de ahorro. Eso sí, si no lo tienes, ¡no te preocupes! Lo más importante es dar el primer paso para ahorrar a partir de este momento.

Tu segunda tarea es revisar tu lista de aquellas cosas para las que quieres ahorrar y priorizarlas. ¿Por qué? Primero, para cuestionarte si eso que deseas realmente es importante. Y segundo, para que así vayas trazando tu meta… Claro, puedes ahorrar para todo al mismo tiempo, o quizás prefieras ahorrar para lo más importante primero.

Tercero: investiga el precio de las metas para las que te has propuesto ahorrar. Pídeles a tus padres que te ayuden, buscándolo en el periódico o visitando la tienda o preguntándole a otras personas. Junto a ellos, compara y busca la oferta más barata o económica. Cuando tengas esta información, apúntalo al lado de cada meta en tu lista de proyectos. Por ejemplo, “un libro de muñequitos o un video juego cuesta RD$1,000”.

La cuarta tarea es pensar cuánto puedes acumular todas las semanas y de eso saber cuánto podrás “ahorrar” o dejar de gastar. Por ejemplo, en el caso de arriba vimos que un padre o madre le da un semanal al niño de RD$100. Si es tu caso, ¿cuánto puedes ahorrar? ¿Los RD$100? ¿O quizás sólo RD$10? Eso dependerá de ti y de qué tan rápido quieres ahorrar para poder comprar aquellas cosas que estén en tu lista de deseos.

Con toda esta información, podrás hacer la quinta y más interesante tarea:

¿Cuánto tiempo tendré que ahorrar para conseguir uno de mis deseos?

Sobre el ahorro, veamos

1  Digamos que Eduardo ya tiene ahorrados RD$200.

2  En su lista hay un libro de dinosaurios que su mamá le dijo costaba RD$1,000 en la librería.

3  Además de la merienda en su lonchera diaria para el colegio, Eduardo recibe un semanal de RD$100 de sus padres por ayudar a apagar luces y limpiar la mesa en su casa. Eduardo se ha propuesto ahorrar su semanal completo.

¿Cuánto tiempo tendrá Eduardo que ahorrar para comprar su libro de dinosaurios? Fácil: ya que el costo del libro es de RD$1,000 y él tiene RD$200 ahorrado, sólo le están faltando RD$800. Como él está dispuesto a sacrificarse a comer sólo de su lonchera, ¡en ocho semanas Eduardo habrá ahorrado lo que le falta para hacer realidad su primer deseo! ¡Y él solito!

¿Cómo me pueden ayudar mis padres a ahorrar?

Como todavía eres un niño o una niña, necesitarás de la ayuda de tus padres para acumular el dinero que luego puedes usar para ahorrar y así lograr tu lista de sueños o deseos.

Habla con ellos, para ver cuáles de estas tareas puedes hacer en el hogar para comenzar a ganarte tu semanal o, quizás, para ganarte algo más de lo que ahora te asignan.

Puedes pedir ayuda a tus padres o tutores para hacer tu “contabilidad” y calcular cómo vas en tu plan, cómo vas adelantando con él y estimando la fecha de cuándo lograrás tu primer objetivo visualizándolo en un calendario.

Finalmente, diles que digo yo, tu asesor financiero personal, que te den un premio de un semanal “extra” si además de cumplir con todas tus tareas y oficios también llevas tu plan de ahorro exitosamente para motivarte a seguir ahorrando para tu próximo proyecto en la lista de deseos.

¿Por qué es importante ahorrar?

Digamos que Ignacio tiene ahora 14 años. Si ahorra RD$100 todas las semanas, ¡cuando él tenga 65 años será millonario! Tendrá en su cuenta RD$1,125,000. Sólo ahorrando esos RD$100… ¡todas las semanas, eso sí! En cambio, si espera hasta los 35 años, cuando llegue a su edad de retiro, solo tendrá RD$335,000.

Por eso es que es importante no solamente ahorrar, sino ahorrar lo que más puedas desde pequeño… ¡Mejor futuro te esperará!



Audiencias
Jóvenes

Volver Arriba