IMPORTANTE: Conoce las medidas tomadas por las entidades bancarias por COVID-19

¿Por qué un banco revisa mi ‘score’ crediticio si no soy su cliente?

¿Por qué un banco revisa mi ‘score’ crediticio si no soy su cliente?

El ‘score’ o calificación crediticia es una puntuación que les indica a las entidades financieras qué tan responsable has sido con tus créditos en el pasado. Lo toman en cuenta para aprobarte tarjetas de crédito o préstamos. Además, otras empresas como las telefónicas, también lo consultan antes de aprobarte el financiamiento de sus productos y servicios.


De vez en cuando las entidades financieras revisan tu ‘score’ o calificación crediticia. Por ejemplo, antes de darte un préstamo, para averiguar cómo ha sido tu comportamiento en esa u otra organización en el pasado.

También, si tienes o tuviste algún producto con un banco (dígase tarjeta de crédito, préstamo hipotecario o de consumo). En estos casos es legal que, durante dos años, revisen tu histórico en un buró de crédito, simplemente para continuar evaluando tu conducta financiera.

Pero, ¿por qué una entidad bancaria con la que no tienes ninguna relación te investiga en Data Crédito o TransUnion? ¿Cuándo es legal?

Legalidad respaldada por la Ley 172-13

Se trata de una prerrogativa de ley creada para que las instituciones bancarias puedan recopilar datos de quienes podrían ser sus clientes. Así, conociendo tu calificación crediticia, que les dice si eres “buenapaga” o “malapaga”, deciden si te llaman o no para ofrecerte un préstamo o tarjeta.

En este caso, las entidades financieras no están obligadas a pedirte permiso para indagar sobre tu score crediticio (ojo, solo el score, no tu historial). Textualmente, la Ley sobre la Protección de Datos de Carácter Personal (172-13), en su artículo 27, manifiesta que es lícito y no se necesita autorización del cliente potencial cuando “se trate de listas para fines mercadológicos, cuyos datos se limiten a nombre, cédula de identidad y electoral, pasaporte, identificación tributaria y demás informaciones biográficas”.

Una revisión de portafolio o “revisión suave”

Esta indagatoria que hacen algunas entidades financieras para averiguar si podrías ser su cliente es considerada una revisión de portafolio o de forma “suave”. También entra en esta categoría la investigación que tú, como cliente interesado en conocer tu historial, puedes realizar periódicamente y de forma gratuita, cuatro veces al año, a través de un buró de crédito. De hecho, esta indagatoria ni siquiera sale registrada.

Este tipo de revisión no perjudica tu score, como sí sucede cuando solicitas tarjetas o préstamos en distintos bancos al mismo tiempo y, cada entidad, tiene que consultar tu historial en el buró.

Este último tipo de revisión se considera “dura” y baja tu calificación crediticia, pues podría interpretarse como que te estás endeudando o tratando de hacerlo en varias entidades financieras simultáneamente, por lo que tendrías menor capacidad de pago en el futuro.

¿Quién más puede revisar mi historial sin mi autorización?

Existen otras circunstancias previstas en la Ley sobre la Protección de Datos de Carácter Personal (172-13) en las cuales pueden revisar tu información crediticia sin pedirte permiso.

En su artículo 51, acápite 1,  esta norma establece que es lícito consultar tus datos si la información solicitada por la Superintendencia de Bancos y otras entidades públicas es necesaria en una investigación oficial de algún crimen o delito, o bien, si es requerida por las autoridades recaudadoras de impuestos para fines fiscales.

Además es legal cuando se trate de reportes de información pública para fines de cobros, puntajes de crédito y el reporte de seguros, y si eres parte de una lista para fines mercadológicos, lo sepas o no.

Finalmente, también es lícito cuando “se trate de acceder a las informaciones de crédito relativas a una persona jurídica definida y contemplada en el Código de Comercio”, establece la ley.

¿Cómo puedes saber quién revisa tu historial crediticio?

TransUnion, uno de los dos burós de crédito que operan en el país, identifica al final de tu historial de crédito a las entidades financieras que investigan tu score y clasifica esta indagatoria como una “revisión de portafolio”. Aquellas en las que has solicitado un préstamo saldrán como “solicitud de crédito”.

Data Crédito, el otro proveedor de información crediticia, vende esa información como un producto separado de tu informe de crédito. Accediendo a uno de estos burós puedes enterarte de quién revisa tu historial crediticio.

 


Volver Arriba