Por Miguelina Terrero/ Periódico El Nacional

El nuevo año muchas veces trae consigo frustraciones y desencantos cuando de la parte económica se trata. Queremos lograr cosas, comprar algunas, invertir en otras, pero no basta con el deseo de hacerlo si no le ponemos voluntad y organización.

No son pocos los amigos y personas cercanas que han dicho una y otra vez frases como “el año próximo, si Dios quiere, voy a comprar mi propia casa” o “voy a cambiar mi carrito”. Y estas no son metas imposibles, si además de decirlo cada uno se dispone a planear paso a paso qué va a hacer para lograrlo y definitivamente lo ejecuta dentro de sus posibilidades.

Alejandro Fernández W., analista financiero y director del portal Argentarium.com nos aporta estas preguntas que considera básicas para poder alcanzar tus metas financieras que te has planteado para este nuevo año. Te invitamos a leerlas y aplicarlas:

1. ¿Qué es lo verdaderamente importante para ti? ¿Qué es lo que deseas para ti y los tuyos en tu vida? ¿Estás construyendo en la actualidad para, eventualmente, así sea poco a poco, llegar a esa meta que te has propuesto?

2. ¿Si le preguntaras a tu pareja o los integrantes de tu familia cuáles son sus metas, sabrías qué responderían? ¿Conocen ellos tus propias metas? ¿Las metas de la familia en conjunto? Para hacerlas realidad, se necesitarán los unos y los otros, para apoyarse, para responsabilizarte y entusiasmarte en el cumplimiento de los metas.

3. ¿Estás priorizando tus gastos, tus inversiones y tus finanzas en función de las metas que se han propuesto? Si no lo estás haciendo, ¿te das cuenta de lo contradictorio que es, el estar gastando o invirtiendo en cosas que no son parte de tus metas o tus prioridades? Trata de hacer conciencia en torno a esto, para ir cambiando poco a poco.

4. ¿Cuál es tu relación con las deudas? ¿Con las tarjetas de crédito? ¿Sabes por qué has acumulado esos préstamos? ¿Valió la pena tener que hipotecar tus ingresos futuros para hacerle frente a esos gastos? ¿De verdad? Si entiendes que no valió la pena, significa que no tienes una relación sana con la deuda. ¿Qué estás haciendo para no volver a gastar por encima de tus ingresos?

5. Para lograr tus metas, sean cuales sean, necesitarás de un capital. ¿Tienes un plan de ahorro para respaldar cada una de tus metas? Si lo tienes ¡te felicito! Ahora bien, ¿tus ahorros tienen el nombre y apellido de cada una de las metas que están respaldando? Si no tienes el hábito del ahorro, ¿qué tal si comienzas? Aunque sea con un monto pequeño, pero fijo y periódico. Por ejemplo, proponte ahorrar el 1% de tu ingreso mensual. Verás que lo puedes lograr. Y luego de unos meses puedes irlo aumentando paulatinamente. ¡Inténtalo, que el primer paso es el más importante!


Publicado originalmente en el periódico El Nacional, el día 02 de enero de 2017.

Conoce y comapara las cuentas de ahorro que te ofrece el mercado financiero dominicano en Rexi Finanzas.

También te puede interesar:

¿Por qué fallamos en el cumplimiento de nuestras metas financieras?