Con frecuencia la gente quiere organizar sus finanzas y toma decisiones como cancelar su tarjeta de crédito.

Muchos se preguntan si esto afectaría negativamente su puntuación o score crediticio, una nota que sirve para determinar el nivel de riesgo de una persona–la probabilidad de que deje de pagar o no una deuda–.

La respuesta va a depender de ciertos factores.

Si se tiene una sola tarjeta y se decide cancelarla, se pierde el rastro de que se tuvo acceso al crédito.

De hecho, tras 4 años de haber cancelado esta línea de crédito, esta experiencia con financiamiento plástico se excluye del  historial crediticio.

En ese sentido, cancelar la tarjeta tiene un efecto negativo: la persona se ubicaría al mismo nivel de alguien que nunca ha tenido un crédito a su nombre.

Una situación distinta ocurre si se tienen dos tarjetas.

En caso de que alguien con buen manejo más de un plásticos decida tener una sola tarjeta,  esto no afectará su score.

Por manejo óptimo se entiende, entre otras prácticas, consumir solo el 20% del límite de crédito disponible y pagar a tiempo la totalidad de la tarjeta.  

Pero si se tienen dos tarjetas, se cancelas una y con la que la persona se queda consume el 90% del límite, en ese caso es perjudicial para los fines del score. 

Al consumir casi todo el monto disponible de la tarjeta de crédito o sobregirarse las personas expresan a las instituciones financieras  que cuentan con poca flexibilidad financiera.

En tal situación, mejor hubiese sido quedarse con ambos plásticos.

También te puede interesar:

¿Cuántas tarjetas de crédito debo tener?