Sabiduría popular: 30 refranes que debemos aplicar para mejorar nuestras finanzas (2/2)

Sabiduría popular: 30 refranes que debemos aplicar para mejorar nuestras finanzas (2/2)

Es de sabios escuchar a los que han vivido más tiempo que nosotros. La experiencia no se improvisa, en eso estamos claros, y esta regla mantiene vigencia en el tiempo sin importar qué tanto cambien las generaciones.

En finanzas, heredamos muchas enseñanzas de nuestros antepasados, algunas de ellas plasmadas en refranes o dichos populares, como los citados en la primera entrega de esta serie.

En este segunda entrega, compartimos 15 refranes más que, desde una perspectiva educativa, nos brindarán orientaciones para la administración óptima de nuestras finanzas.

Sabiduría popular: 30 refranes que debemos aplicar para mejorar nuestras finanzas (1/2)

1- La avaricia rompe el saco.

Si te ofrecen una inversión en algún negocio o algún instrumento que genera tres o cuatro veces lo que genera un instrumento promedio en el mercado, asegúrate de que es realmente una inversión que te están vendiendo y no algún tipo de fraude.

2- Guarda pan para mayo y harina para abril.

No solamente ahorra lo que te puede servir sino los insumos que necesitarás para construir o desarrollar aquello que valoras. Recuerda que el mundo no se acaba mañana y tienes que planificar los próximos años.

3- Grano a grano se llena la gallina el buche.

El esfuerzo, el sacrificio y el trabajo sostenido en el tiempo producirán una riqueza mucho mayor que aquello que consigues de la noche a la mañana y que podrías terminar vomitando.

4- El que mucho fía se queda con la bolsa vacía.

La prudencia debe ser aplicada incluso con la gente en quien confiamos, sea amigo, familiar o quien sea. Así se garantiza la sosteniblidad del negocio.

5- No hay deuda que no se pague ni plazo que no se cumpla.

El que debe tiene que pagar. Si tienes algún problema financiero lo mejor es enfrentarlo de manera frontal y reconocer la realidad.

6- Lo fiao es pariente de lo dao. 

Nuevamente se hace referencia a la prudencia que se requiere para administrar negocios. Debes valorar en su justa dimensión tu trabajo. Si no se te paga por el servicio o el bien que prestas, difícilmente podrás mantener tu empresa en el tiempo.

 7- El que reparte y parte se queda con la mayor parte.

Asegúrate de que las reglas que se vayan a aplicar al momento de alguna repartición sean lo más claras, transparentes y justas posible. No lo asumas como algo dado.

8- Dios aprieta, pero no ahorca.

Nunca pierdas las esperanzas. Lo que realmente para ti luce imposible tiene solución. Siempre habrá una salida, es un asunto de paciencia y poner de tu parte.

9- En la confianza está el peligro.

Modera el optimismo. Pregúntate ¿si las cosas no fueran como quisieras, cual seria tu plan B? Contempla un escenario distinto al que aspiras y piensa en cómo lo enfrentarías.

10- Al mal tiempo, buena cara.

Nada más poderoso que el optimismo y la esperanza bien llevados. No te dejes caer en el círculo vicioso de negatividad,  apunta al éxito y trabaja por ello.

11- Soñar no cuesta nada.

Trabaja y aspira a ser realidad tus sueños. Pero recuerda que hacerlos posibles puede costarte mayor esfuerzo que simplemente soñar.

12- Sin oficio no hay beneficio.

Para obtener ganancias hay que ocuparse. Todo tiene su precio. Posiblemente muchas de las cosas que más valoraras fueron de las que más esfuerzo y sacrificio te costaron.

 13- Al camarón que se duerme se lo lleva la corriente.

No te quedes estancado en nada. Sea tu vida profesional, empresarial o en tus finanzas. Siempre aspira a innovar o mejorar lo que ya tienes.

14- El que guarda siempre tiene.

No solamente se trata de ganar mucho, sino de que esto sirva para agenciarte un futuro tranquilo. Existen personas que ganan RD$20 mil y ahorran, a diferencia de otras que ganan RD$200 mil y están copados de deudas.

 15- El que debe, paga o ruega.

La deuda no es mala pero si la puede evitar, evítalas. Y si asumes un compromiso financiero asegúrate de que lo vas a poder pagar, no solo en el escenario ideal, sino en momentos imprevistos, como el desempleo.


Artículos relacionados

¿Cómo enfrentar la resaca financiera de enero?

Ha pasado la Navidad. Fue un tiempo de profuso gasto y fiesta. Muchas personas pudieron haberse excedido en las compras

¿Qué considerar al elegir un fondo de inversión?

Cada vez hay en el mercado dominicano más opciones. ¿Cómo elegir un fondo de inversión que se adapte a mi?

¿Cómo tomar decisiones de consumo?

Elegir un bien o servicio siempre supone enfrentarnos alguna disyuntiva. Luis Veras, en su sección Mercados Globales, cita los factores

Volver Arriba