¿Se siente estancado/a? Considere estos aspectos para impulsar su desarrollo profesional

¿Se siente estancado/a? Considere estos aspectos para impulsar su desarrollo profesional

Cuatro o cinco años en el mismo empleo. De lunes a viernes, la misma rutina, ningún reto que estimule el apetito por superar trabas y, lo peor, prácticamente el mismo ingreso que al principio.

Si se siente identificado/a, este post es para usted. Y es que esta  situación hipotética es la realidad de muchos profesionales que, tras años de preparación académica, alcanzan una posición en la que se acomodan, pero se sienten estancados.

Pero ¿qué lleva a un profesional a estancarse o a colocarse en una zona de confort laboral? Le hicimos la pregunta a Perla Cuevas, coordinadora de Especialidad y Maestría Gestión del Talento Humano en la Escuela de Economía y Negocios del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC). La especialista citó también otros aspectos que deben ser tomados en cuenta para alcanzar un excelente y fructífero desarrollo profesional.

 A continuación reproducimos lo que nos comentó la especialista.

¿Cuáles factores externos/internos evidencian que mi vida profesional se encuentra estancada?

Lo primero que debemos analizar es qué tan satisfechos nos sentimos en relación a los resultados que estamos logrando ahora y las proyecciones que tengo de cómo eso que hago impacta mi futuro. Y por otro lado escuchar las retroalimentaciones que nos dan a quienes servimos. Si la respuesta es que nos sentimos satisfechos y felices y nuestros clientes están satisfechos, lo más probable es que estemos en buen camino, que estemos agregando valor.

¿Cómo determino si para mi actual nivel laboral necesito más preparación?

Todas las áreas de conocimiento están en continuo cambio. En la medida en que nos vayamos percatando de esos cambios y tomemos acción al respecto, nos vamos quedando estancados o no. Sin embargo, si al comparar nuestros resultados con los de otras personas que hacen trabajos similares nos damos cuenta de que a ellos les resulta más fácil y rápido lograr resultados de excelencia que a nosotros, es hora de analizar qué competencias debemos desarrollar o reforzar.

¿Cómo saber si se está en una zona de confort laboral y qué medidas se debemos tomar para salir de ella?

Cuando nos sentimos demasiados cómodos con lo que estamos haciendo y vemos que durante un período determinado (no puede ser más de un año) no hemos implementado ningún cambio o innovación en nuestro trabajo, o bien no hemos incorporado nuevos conocimientos, es probable que necesitemos de un “remeneón”, debemos proponernos hacer algo diferente, tomar acción.

¿Cuáles cualidades o virtudes hay que fomentar para crecer como profesional?

La primera cualidad es saber qué queremos lograr en la vida, tener metas profesionales y personales claras, luego asegurarnos de que todo lo que hacemos está alineado con el logro de esas metas. Y algo sumamente importante, debemos estar conscientes de nuestras competencias distintivas, que nos hace ser buenos profesionales. Asimismo, saber cuáles son nuestras áreas de mejora.

Y no menos importante: entender cuál es la realidad del mercado laborar en el que estamos y nuestro posicionamiento en ese mercado, pues los profesionales somos un producto, si no tenemos un buen “branding” y posicionamiento, si no somos capaces de demostrar que somos competitivos, probablemente no podamos aprovechar las oportunidades que existen en el mercado.

Aparte del conocimiento intelectual, ¿cuáles otros aspectos (emocionales, asociados a la salud, la alimentación…) nos ayudarían a tener un crecimiento profesional integral?

El ser humanos un ser integral. Está demostrado que el conocimiento en sí mismo no genera valor a menos que lo llevemos a la acción. Nuestro cerebro y nuestro cuerpo deben funcionar al unísono para que logremos excelentes resultados, lo cual requiere que no solo alimentemos el intelecto con conocimientos, necesitamos alimentar nuestro espíritu viviendo experiencias que nos provean paz mental y emocional, pues al final la vida se trata de ser feliz.

¿Es necesario tener una rutina de enriquecimiento intelectual?

La mayor parte de lo que logramos requiere un esfuerzo. El cerebro se puede comparar con un computador que viene con un sistema operativo pero al cual se le debe instalar aplicaciones para que pueda realizar funcionalidades. Como cualquier otro órgano de nuestro sistema humano, si no lo ejercitamos llega un momento en que nos atrofiamos. Tener rutinas específicas para desarrollarnos es vital. Algo tan importante como nuestro desarrollo no lo podemos dejar ‘al azar”.

¿Cómo puedo balancear la vida familiar y la profesión?

El ser humano es capaz de lograr lo que se proponga, así y no haya venido físicamente preparado para ello. Lo importante: que se lo proponga y trabaje para lograrlo. Si queremos tener balance en nuestra familiar, profesional, social y espiritual sólo tenemos que trabajar para lograrlo. El día siempre tendrá 24 horas, la semana 7 días y así sucesivamente, establezca lo que quiere, tenga claras las prioridades y planifique su vida. Recuerde: Si alguien sin brazos aprendió a tocar la guitarra con los pies todos los demás podemos lograr lo que queramos, todo depende de nosotros.

¿Aspectos a considerar para mantener una vida profesional estable?

1. Conózcase a sí mismo, sea consciente de quién es, lo que quiere en la vida y las posibilidades para lograrlo.

2. Planee su vida… no se quede como barco a la deriva… Un destino claro, un buen mapa y una brújula son muy importantes para ir en un viaje.

3. Manténgase en constante movimiento… Infórmese de lo que pasa a su alrededor y en el mundo, incorpore nuevos conocimientos.

4. Vea qué hacen esos profesionales que son exitosos y que les pueden servir de marco de referencia o modelo a seguir. Incorporar buenas prácticas siempre ayuda. No hay que reinventar la rueda.

5. Sea flexible y adaptable. Recuerde que siempre habrá situaciones donde pasen eventos inesperados para las cuales no se está preparado.

6. Apóyese en otros… trabajar en equipo requiere práctica pero funciona. Rodéese de personas que le puedan aportar,  participe en grupos profesionales, pues además de aprender de ellos puede aprovechar sus referencias para encontrar nuevas oportunidades.

7. Nunca se dé por vencido, luche siempre por lo que quiere, aprenda a levantarse y fortalecerse en cada caída.

8. Y lo más importante: disfrute al máximo todo lo que le pasa pues de lo bueno nos alegramos de lo malo aprendemos. ¡Sea feliz, de eso se trata la vida!


Artículos relacionados

¿Y usted, pasaría las pruebas nacionales de matemáticas?

Los exámenes son el cuco de la educación dominicana porque revelan sus debilidades. En las pruebas PISA de 2016 el

¿Cómo sé si estoy siendo víctima de violencia económica? ¿Qué hacer?

Aunque invisibilizada, la violencia económica es una de las formas de agresión más comunes en los hogares. Se produce con

Respuesta aseguradora del Gobierno ante catástrofes

En esta Escuela de Seguros, el profesor Ernesto Santos analiza la respuesta aseguradora a catástrofes, especialmente desde el Gobierno.

Volver Arriba