Y usted, ¿le confía sus finanzas a una superstición?

Y usted, ¿le confía sus finanzas a una superstición?

¿Es posible que sus finanzas mejoren porque conserva un amuleto, tiene un dólar en su cartera o sembró una “matita del dinero”? ¿O puede sufrir pérdidas económicas si, en un momento de descuido, deja su cartera en el piso?

La respuesta, desde nuestro punto de vista, es mil veces NO. Las supersticiones son supersticiones, dígase, creencias contrarias a la razón y hasta a la fe religiosa, de acuerdo con la definición que presenta el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española.

Todas las supersticiones tienen un factor en común: no demandan mayor esfuerzo para conseguir el progreso. Clic para tuitear

Algunas de ellas tienen un origen antiquísimo y todavía se mantienen muy arraigadas y extendidas, formando parte de los rasgos culturales de diversas sociedades. Entre los dominicanos y las dominicanas abundan, tal vez más de lo que muchos imaginan.

Es decir, mucha gente cree que a través de la posesión de amuletos, animales, plantas, rituales con sal, rituales con azúcar y un largo etcétera, el dinero fluirá hacia sus arcas de manera sobrenatural.

Aquí documentamos algunas. Si conoce otra práctica supersticiosa asociada a las finanzas, le invitamos a continuar la lista dejándonos su mensaje en la sección de comentarios.

Picazón en las palmas de las manos

En el mundo de las supersticiones a las palmas de las manos se les atribuye la facultad de predecir nuestro porvenir financiero.

Se piensa que si se tiene comezón en las palmas de las manos, específicamente en la mano derecha, es señal de que pronto se recibirá algún dinero inesperado. Se hace la salvedad de que la persona no debe rascarse, pues de lo contrario se alejará la buena fortuna.

En caso de ser la mano izquierda, indica que perderá dinero o tendrá que hacer algún pago importante.

En realidad, lo más lógico es que la picazón o comezón en las manos, cualquiera de las dos, esté más vinculada a una picadura, a una alergia, a la resequedad en la piel o a la simple necesidad de higienizarse para prevenir o eliminar alguna bacteria.

Guardar un dólar en la billetera o monedero

Si conoce alguna otra superstición practicada en República Dominicana, le invitamos a añadirla a la lista. Escríbanos al respecto abajo, en la sección de comentarios.

Se dice que tener un billete de la moneda norteamericana, especialmente con la figura de George Washington, en el monedero atrae la buena fortuna.

¿Por qué un dólar? Quizás porque tiene mucho más valor que el peso dominicano, porque puede simbolizar el llamado “sueño americano” o, simplemente, como un reflejo del Complejo de Guacanagarix predominante.

Hay variantes de esta superstición en las que se establece, incluso, cómo debe estar doblado el billete.

Planta de la abundancia

Para muchos hay plantas ornamentales que, además de embellecer los espacios, son expertas en producir dinero.

A varias especies se le atribuye el poder de fungir como “imán” para atraer la fortuna. Entre ellas destacan la Plectranthus Verticillatus o “planta del dinero”, común en la jardinería local, y la Portulacaria Afra o “árbol de la abundancia”.

Aseguran los supersticiosos que donde crecen estas plantas nunca hace falta el dinero.

Encontrar dinero en la calle

También hay quienes piensan que encontrarse con una moneda o un billete en la calle es una señal de que te lloverá el dinero. Pero ¡ojo¡, sólo si lo recoges. Si dejas la moneda o el billete en el suelo, la creencia popular indica que puede ocurrir todo lo contrario.

En tiempos remotos, se creía que encontrar algún metal precioso (claro, si no aparecía el dueño) era un regalo de los dioses.

Obsequiar dinero

En algunos países, en especial los católicos, se tiene como tradición regalar o realizar un acto de caridad sobre todo en víspera de año nuevo con el objetivo de que este “generoso gesto” atraiga la dicha y la buena fortuna a quien lo lleva a cabo.

La cartera en el piso

Según esta superstición, los bolsos o carteras que utilizan las mujeres nunca pueden dejarse en el suelo. De hacerlo, esto acarreará mala suerte en las finanzas.

Esta acción es un augurio de que su buena fortuna o estabilidad financiera también estará por el piso, por lo que muchas personas prefieren no arriesgarse.

Derramar sal

Hay quienes creen que “mientras haya sal, el dinero no falta”. La sal era el condimento por excelencia utilizado como medio de intercambio y de pago.

En la antigüedad quien poseía sal era una persona poderosa y adinerada. De ahí que tirarla significara, literalmente, arrojar el dinero a la calle y, por ende, podía ser el principio de una mala racha financiera por derroche.


Artículos relacionados

La apreciación del euro y el dólar y tus inversiones

La apreciación del dólar y del euro en los últimos meses ha permitido que inversionistas pasivos obtengan retornos que para

Indicadores inusuales del comportamiento de los mercados

En Mercados Globales, Luis Veras nos hace un ameno recuento de indicadores más curiosos y “poco usuales” del comportamiento futuro

¿Qué hacer para salir de muchas deudas?

¿Te has preguntado qué pasa si dejo de pagar mis deudas?  Escucha este Consejo Financiero en donde te explicamos qué

Volver Arriba