¿Cómo sé si soy un comprador compulsivo?

¿Cómo sé si soy un comprador compulsivo?

“Aproveche una rebaja de hasta un 70% en todos los departamentos”, decía un cartel de un centro comercial. El vibrante rojo* de las letras captaba, inevitablemente, la atención de los clientes que acudían al lugar.

Los pasillos estaban abarrotados de diferentes mercancías: ropas, calzados, carteras, artículos deportivos y un largo etcétera.

En este escenario se encontraba Carlos, quien se había trasladado a la plaza comercial con la intención de realizar el pago de su tarjeta de crédito en una sucursal bancaria.

De repente observa sobre una mesa, en las afueras de uno de los locales, varios teléfonos celulares, y uno en particular llamó su atención. A pesar de que el nuevo aparato no estaba presupuestado (ni era una necesidad) decidió adquirirlo, considerando que era una buena “oferta”. De paso aprovechó para comprar los accesorios para el celular: cover, audífonos, protector de pantalla… y otro cover, idéntico al primero pero con una ligera diferencia en la tonalidad del color.

Quienes padecen más este trastorno, según la experiencia clínica, son las mujeres. Ellas son más estimuladas a las compras en la sociedad de consumo. Click Para Twittear

Más adelante, celular en mano, vio un kit de productos para barbería a mitad de precio. Se acercó, y sin pensarlo dos veces, lo compró, aunque no era una necesidad.

Y así, el dinero destinado para pagar la tarjeta de crédito se esfumó.

Pocos días después, comenzó a recibir mensajes y llamadas del banco por el retraso en el pago. Paradójicamente, las contestaba usando su antiguo celular, ya que el recién adquirido lo tenía “guardado” en una gaveta.

Las conductas adictivas se caracterizan por la capacidad que tienen de producir gratificación inmediata.

Si esta historia le recuerda una acción o un comportamiento de usted mismo, podría ser un comprador compulsivo, es decir, una persona que adquiere bienes por un impulso irracional en lugar de hacerlo solo cuando se trata de una necesidad. 

Conversamos sobre el tema con el psicólogo clínico y economista Joaquín Disla, quien nos ayuda a identificar los rasgos que caracterizan el trastorno.

 ¿Qué es el trastorno de compras compulsivas?

En la actualidad las tiendas online representan un reto para quienes padecen de este trastorno.

El trastorno de compras compulsivas, también denominado Trastorno de Adquisición Anormal, consiste en un impulso irresistible de adquirir de forma repetida objetos innecesarios, incluso a precio elevado.

Cabe resaltar que este no es un fenómeno exclusivo de fechas especiales. Es decir, que este tipo de conducta provoca que la persona en cualquier momento recurra a las compras para satisfacer una necesidad.

En la mayor parte de los casos los objetos adquiridos mediante la compra patológica son destinados a: regalos, coleccionar o guardar, y en el peor de los casos, terminan en zafacón.

Es importante saber que no debe confundirse el trastorno de compras compulsivas con el exceso de compras inapropiadas, que puede presentarse en un afectado de trastorno bipolar en el curso de la fase maníaca.

¿Cuáles son las características del comprador compulsivo?

Los compradores compulsivos son personas que, por lo general, tienen grandes sentimientos de carencia, soledad, vacíos interiores y depresión que solo encuentran alivio o liberación cuando se compran algo “bonito”.

En ocasiones, tienen estilos de vida caóticos, lo cual se refleja en su uso y administración del dinero, así como también en otros aspectos de su vida.

El comprador compulsivo pierde por completo la capacidad de autocontrol, no tiene dominio de su voluntad.

A veces, hacen y utilizan la compras como arma, con la finalidad de castigar a alguien, usualmente, a la pareja.

También tienden a ser impulsivas en su accionar, con poca o pobre capacidad de medir las consecuencias de sus actos (lo cual se refleja en una falta de consideración), denotando conductas irresponsables consigo mismos y con los demás.

¿Hay traumas emocionales específicos que llevan a una persona a convertirse en un compradora compulsivo?

Sí, entre estos se encuentran la baja autoestima, rechazo, depresión, trastornos de personalidad, comportamientos inmaduros y poca tolerancia a la frustración o a los sentimientos dolorosos.

Estos son padecimientos que fomentan la necesidad de calmar o aliviar dicho malestar.

¿Cómo una persona se convierte en compradora compulsiva?

Existe un ciclo que te lleva a realizar compras compulsivas. Este inicia con sentimientos desencadenantes (conscientes o inconscientes), que pueden ser provocado por algún trastorno emocional (déficit de atención, baja autoestima, depresión, etc).

Le sigue el gasto descontrolado, esta persona no tiene dominio propio y, tras quedarse sin dinero, procede a la auto recriminación.

Por último, están las buenas intenciones y esfuerzos inútiles para resarcir el mal hábito.

En referencia al género, se dice que las mujeres padecen más de este trastorno, ¿existe alguna diferencia con los hombres?

Quienes padecen más este trastorno, según la experiencia clínica, son las mujeres. Ellas son más estimuladas a las compras en la sociedad de consumo. Llevándolas a realizar consumos fundamentados en la conformación de necesidades que regularmente no son reales.

Si se identifica con este trastorno, es importante que reconozca su situación y busque ayuda de un profesional de la conducta.


*Según la psicología del color, el rojo es particularmente eficiente para atraer nuestra atención. Por eso es tan habitual verlo en los letreros en que se anuncian las ventas y ofertas.


Artículos relacionados

¿Qué hacer con tu título?

Escucha la Escuela Bursátil con Parval correspondiente al programa de hoy. Paola Subero nos dice cuáles opciones podemos considerar hacer

¡Más formas legítimas de ganar dinero por internet! (2/3) Cómo vender en páginas de anuncios clasificados

En la primera parte de este artículo abordamos algunas de las posibilidades que brinda internet para aquellas personas que quieren

¿Tener casa propia entre las metas de 2016? Entérate de cómo conseguir tu préstamo hipotecario

Tener una casa o un apartamento propio donde disfrutar la vida con la familia es un sueño compartido por muchos.

Volver Arriba