Muchos motivadores abordan las finanzas personales desde el famoso concepto del termostato financiero. Pero, ¿qué es esto? ¿Hay evidencias científicas de su existencia?