Ocho señales de adicción a las compras

Ocho señales de adicción a las compras

La adicción a las compras es un desorden de la conducta poco estudiado (relativamente) todavía. Sin embargo, ya se documenta que puede estar afectando alrededor del 7% de la población mundial.

De acuerdo con varios centros que han investigado el tema, afecta principalmente a personas de mediana edad, pudiendo aparecer incluso desde los 16 años.

Algunos especialistas dan cuenta de que el trastorno se presenta con igual prevalencia en hombres y mujeres, aunque se observan diferencias en cuanto al tipo de artículos que suelen comprar: ellas se inclinan por los artículos de vestir, ellos por los de tecnología. Otros estudiosos, en cambio, han documentado que las mujeres son más propensas a sufrir este desorden.

La adicción a las compras es un desorden de la conducta poco estudiado, relativamente. Sin embargo, puede estar afectando al 7% de la población mundial. Clic para tuitear

En lo que hay consenso es en la seriedad del trastorno como un problema de salud, con severas implicaciones en la economía y las relaciones familiares y laborales de quienes lo padecen. De ahí la importancia de identificar a tiempo la presencia del trastorno y de actuar en consecuencia.

Pero ¡que no cunda el pánico! La cosa no es para correr al psicólogo por haber sobrepasado un presupuesto de gastos o perdido el control en Navidad. Estos excesos de temporada no son, necesariamente, expresiones de un desorden conductual. Para que lo sean, de acuerdo con varias opiniones expertas, deben estar acompañados de otros rasgos. Citamos los principales[1] a continuación:

1- Sufre de ansiedad, depresión o estrés y siente que ir de compras le ayuda a combatirlo o a mitigar el sentimiento de malestar, al menos temporalmente.

2- Se obsesiona con la idea de que necesita tal o cual objeto, pero pierde el interés en él tan pronto lo adquiere.

3- Siente el deseo de hacer compras como un impulso que no puede frenar. Generalmente no son planificadas.

4- Es asiduo comprador o compradora durante las temporadas de descuentos o promociones, pero también durante todo el resto del año.

5- Sufre, se autorecrimina constantemente, luego de hacer compras que reflejan que no tiene autocontrol.

6- Cotidianamente hace consumos por sumas que superan sus posibilidades, desajustando su presupuesto y desmejorando sus finanzas de manera sostenida.

7- Tal vez no gasta mucho dinero, pero es desproporcionado el tiempo que le dedica a ver cosas que le gustaría adquirir. ¿Un ejemplo? En el trabajo, pasa la mañana en el computador, pero no trabajando, sino viendo artículos que no comprará. En tanto, en su escritorio se acumula el trabajo pendiente.

8- Es habitual que compre artículos sin haber levantado información suficiente sobre su funcionamiento, su practicidad y modo de uso. Al haberlos adquirido, de inmediato se da cuenta de que no son lo que necesitaba.

Estas señales afloran con más frecuencia en personas con “estilos de vida caóticos”, poca tolerancia a los sentimientos de pena o dolor, alta dependencia de la aprobación de los demás y cuadros de depresión o ansiedad, de modo que la adicción a las compras a veces es solo la punta de un iceberg.

Sin embargo, también los estados de ánimo positivos pueden ser desencadenantes del trastorno, según algunos registros.

La investigadora Susana Jiménez, del Hospital Universitario de Bellvitge, en Barcelona, sustentó en 2016 que este desorden es equiparable, además de a otros obsesivos-compulsivos, a las adicciones al uso de sustancias.

Esto reafirma la importancia de procurar apoyo profesional en caso de identificar algunos de los “síntomas” referidos antes.

El trastorno de las compras compulsivas no es nuevo (fue descrito hace más de un siglo por el psiquiatra alemán Emil Kraepelin), pero llama cada vez más la atención de los investigadores. Algunos especialistas piensan que el auge del consumismo, asociado a los avances del marketing y la publicidad, está motivando el aumento de su incidencia.


[1] Tras leer entrevistas a varios expertos sobre la materia, señalamos los rasgos de addicción a las compras que parecen más habituales.


Artículos relacionados

¿Qué novedades hay del sector financiero en los medios?

En esta entrega de Finanzas en los medios, Víctor Bautista comenta sobre el impacto del sector financiero en los medios

¿Cómo se determina el perfil de riesgo del inversionista?

¿Qué es y cómo se determina el perfil de riesgo de un inversionista? Luis Veras lo explica en esta entrega

¿Las deudas se eliminan de tu historial de crédito después de un tiempo?

En este Del Bolsillo, el analista financiero Alejandro Fernández W. responde una pregunta muy frecuente sobre las deudas registradas en

Volver Arriba